Buscar este blog

sábado, 18 de septiembre de 2010

Vientos de soledad


Montiboli, Villajoyosa, día de viento. Vista desde casa. Foto M. Estrada

Ver pps de Mar:


http://cid-b9547652472c3167.skydrive.live.com/self.aspx/.Documents/Mar%5E_Vientodesoledad%5E_C.pps#resId/B9547652472C3167!450


Vientos de soledad, poema que dio título a un libro

Éste es el poema que le da el título al libro “Vientos de soledad”. Fue Accésit en el Premio de la Poesía Festa D’Elx, en 1984. O sea que debí escribirlo a principios de los 80. Tiene un magnífico pps de Mar, y éste sí es reciente: menos de dos años. Podéis verlo en esta página de Google, donde están por orden alfabético:
http://groups.google.com/group/paisajes-literarios/files

Un abrazo


Vientos de soledad



Me despierta el aire,
me despierta el viento,
todas las mañanas
y a cada momento.

Oigo tus quejidos,
oigo tus lamentos,
oigo que estás sola,
sé que estás sufriendo.

Sin embargo el alma
donde está ese duelo,
se te esconde, muda,
en la voz de adentro.

Ésa no la oigo,
ésa no la siento,
ésa está callada
cuando sopla el viento.

En la sima honda
de tu amargo pecho,
se te muere toda,
se te va muriendo.

Y tus ojos lloran
como llora el viento,
sin saber si es malo,
sin saber si es bueno.

Que de nada vale
vaciar el pecho,
si se saca el agua,
si se deja el cieno.

Porque el aire pasa,
porque pasa el viento,
sin notar siquiera
lo que llevas dentro.

Y tus llantos callan
ese polvo extenso
que te pesa en barro
lo que en carne un muerto.

Si me miras, mira
con mirar entero;
en los ojos, alma,
en el alma, fuego.

Y si son tus labios
los que se hacen verbos,
lléname la boca
de huracán y truenos.

Que me da tristeza
resbalar del sueño
por el aire sólo,
sólo por el viento.

Saca de tu entraña
todo el sufrimiento;
sácalo con vida,
no lo ahogues dentro.

Sácalo a los ojos,
sácalo a los besos,
dámelo en abrazos
cuando me despierto.

Dámelo en temblores,
dámelo en anhelos,
quédate desnuda,
rásgate de velos.

Dame con la carne,
dame con los huesos,
con la voz más honda
de tus sentimientos.

Noches y mañanas
y a cada momento,
cuando sople el aire,
cuando gima el viento.


Accésit en el Premio de la Poesía Festa D’Elx, 1984


Mariano Estrada http://www.mestrada.net/ Paisajes Literarios
Blog http://paisajes.blogcindario.com/
Poemas recreados: http://groups.google.com/group/paisajes-literarios

11 comentarios:

  1. Mariano, Poeta Amigo...Què hermosa poesìa, nos regalas, donde, en un delicioso dicurrir por tu soledad; nos llevas a deleitarnos con bellos paisajes de ese amor que te inspira a sentirlo todo, a vivirlo todo.
    Me encannntò, sentirte, me fasciiinò leerte.
    Graciasss.
    Un beso lindo, del alma, sin tiempo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Celina:
    Qué espontaneidad, la tuya. Expresiva, abierta, sincera, directa, limpia, maravillosa... Y eso que ahora ya no la adornas con admiraciones, jaja Te mando un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola a los posibles lectores:
    Hay personas que me comentan las entradas por correo electrónico. Es algo que queda entre ellas y yo. Hoy he recibido un comentario que voy a dejar aquí sin desvelar el nombre del autor. La razón es que, siendo todo él bonito, tiene un final que me ha gustado mucho.

    El comentario es éste:

    *Me ha fascinado este poema, ya lo habia visto en un pps de Mar.
    Pero ahora al recordarlo, se me ha puesto la carne de gallina, es un lujo.
    Sabes, Mariano? La poesia me hace sentir distinta , me acaricia el alma y el corazón cuando la leo.
    Cuando yo me vaya de este mundo, me gustaria que dijeran: " Era un poema " *

    ¡ERA UN POEMA! ¡Qué bonito epitafio!

    ResponderEliminar
  4. Rodar con el viento
    perderme en él
    soñar en sus brazos
    entregarme a él.

    ------------------

    Este poema es una bocanada de aire fresco cargada de sensualidad. Nunca el viento fue tan placentero, nunca llenó nuestros pulmones con palabras más hondas. El viento que arrulla en su látigo con versos de labios cálidos.

    Curioso el epitafio, realmente bonito, yo prefiero no llegar a pensar en los finales, me gusta la parte vital de todo, prefiero ser poema cada día, y leerte siempre me enriquece y me hace sentir más cerca de ese objetivo. Un abrazo anónimo, que puede que ya los eches de menos. O no.

    ResponderEliminar
  5. Desde luego que te echaba de menos, entre mis vacaciones y las tuyas...Por cierto, estoy indagando. De momento sé que eres mujer, con lo que he rebajado las posibilidades a la mitad, jaja. Sigo rebajando, tienes más de 30 años y menos de 90, aunque puedo ajustar mucho más el abanico. Estás entre las mujeres del primer mundo y de habla española. Y entre las que entran en internet. Y entre las que les gusta la poesía. Ya no quedan tantas, te voy a cazar...Y entre las que leen mis poemas. Ya he limitado mucho el círculo...
    En fin, digamos que los límites de la investigación han quedado fijados, de momento, entre 25 y 50. Dentro de dos años me dices quién eres y la habremos concluido con éxito.
    Gracias por tus siempre amables y generosas palabras.
    La autora del epitafio me ha autorizado a decir quién es: se llama María José Parra Micol, de Murcia. Un poema vivo, como tú, que quiere seguir siéndolo cuando se muera.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Enhorabuena, Mariano, este poema es todo música, armonía y belleza, un deleite para quien lo lee, me encantó.

    ResponderEliminar
  7. Gracias, Alma en verso:
    Siempre es agradable el elogio de los lectores. Porque sin los lectores sería inútil el poema.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Gracias, Cristina:
    Es un adjetivo generoso para un poema sencillo. Un abrazo y feliz Año Nuevo.

    ResponderEliminar
  9. HERMOSO,LA POESÍA NO MORIRÁ JAMÁS MIENTRAS UN POETA MANTENGA VIVA ESA LLAMA QUE TRASMITE SENSACIONES QUE BROTAN DE SU ALMA .ME GUSTÓ MUCHO ESO DEL VIENTO,COMO BOCANADA DE AIRE FRESCO QUE MENCIONA ANÓNIMO.

    ResponderEliminar
  10. Hola, Marisol: cualquiera de los elementos imprescindibles para la vida es también imprescindible para el amor. El viento jugó un papel importante en una época de mi vida, dejando un huela que tiene forma de versos.
    Gracias
    Un abrazo

    ResponderEliminar