Buscar este blog

martes, 29 de noviembre de 2011

Un patio litoral



Patio mediterráneo. Foto tomada de internet sin ánimo de lucro


Visita en Facebook la página “Propósitos adversos”


Un patio litoral

Un patio litoral, mediterráneo.
Trasdós de una masía.
El íntimo envigado de una parra
sujeta con amor a los horcones.
Una avispa varada en el hollejo
de una uva que apunta a la dulzura.
Un envero de luz y transparencias.
Los aromas albares de un futuro arrope.
El hermoso brocal de un viejo aljibe.
Los cántaros de sol o heliolatrías.

Y al fondo el olivar… Y los naranjos…

¡Oh!, sombras, espirales, dudas.
Si todo mi dolor se vuelve gozo.
¿por qué teñir la luz de almendra amarga
o ahogarse en la acidez de un limonero?

Del libro “Desde la flor del almendro”

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

Foto tomade de internet sin ánimo de lucro

domingo, 27 de noviembre de 2011

Días de sueño

Rebaño de ovejas en Muelas de los Caballeros. Foto de Fernando Medrano


Visita en Facebook la página “Propósitos adversos”


Días de sueño

Porque te quise de noche
el día vino con sueño;
muge que muge las vacas,
ladra que ladra los perros.

Como se quejan de ayunos
los alimento con piensos.
son muchas lunas seguidas
las que, de amores, no duermo.

Venga a balar las ovejas,
venga a bramar los terneros.
¡Vengan las noches hermosas
para pasarlas queriendo!

Los días son lontananzas
cuando en las noches hay fuego;
por más que canten los gallos,
por más que cuesten los piensos.

Cuando la noche es caricia,
el día apunta muy lejos.
¿Por qué será que el ganado
no deja amar a su dueño?

Del libro “Tierra conmovida”

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

sábado, 26 de noviembre de 2011

Reflexiones de un cordero blanco

Un lugar de La Carballeda zamorana. Fotografía de Fernando Medrano


Visita en Facebook la página “Propósitos adversos”


Reflexiones de un cordero blanco

Queridos amigos: quiero que caiga sobre mí vuestra ternura, pero no esa sombra de compasión que adivino en el fondo de vuestros ojos. Miradme, pero no con pena. No erréis el tiro de modo tan certero, ya que vuestra congoja es totalmente injustificada. Mi soledad en este hermoso rincón es tan solo aparente. He sido yo el que he elegido el lugar y la postura para estar un rato a solas y resguardarme de los vientos y del frío. Dentro de un momento me meteré en los enfaldos lanudos de mi madre, que es la oveja más buena de este mundo, y allí tendré el cariño que os parece que me falta, además de unas ubres repletas y obsequiosas, de las que brota un alimento que es más blanco que yo y que recibe el nombre de vida. Luego correré con mis hermanos y amigos por las praderas circundantes hasta alcanzar el cansancio y completar un día entero de gozo.

He querido informaros de estas cosas para que nadie se confunda y llore por algo que no debe. Las lágrimas podéis reservarlas para asuntos que de verdad las requieran. Vosotros sabéis perfectamente que las apariencias pueden ser engañosas. Y ésta lo es, sin duda. No estoy triste. La tristeza no tiene esta apacible tranquilidad que siento yo por dentro ni creo que la felicidad requiera de otras poses o de otras apariencias forzadas ni tampoco de otros lugares ni de otros adornos.

Soy consciente de que solo soy un bebé y de que no tengo ninguna autoridad para dirigirme a vosotros, seres inteligentes que me miráis con buenas intenciones, aunque con ojos bastante confundidos y superficiales. Y ya que estáis ahí, embelesados, quiero decirlos que tal vez debáis buscar algún rincón parecido, en el que podáis estar a solas con vuestra intimidad y con vuestros pensamientos. A lo mejor descubrís que una buena parte de las miradas que dirigís a otros aspectos o intereses de la vida, están condicionadas, como ésta, por prejuicios que no se ajustan nada a la realidad. Si reguláis el mecanismo de los ojos, que es por donde ve vuestro cerebro, tal vez consigáis que algunas de las ocupaciones que os absorben y no os dejan vivir, se caigan con todos sus engaños y exigencias de los pedestales en los que ahora están subidas.

Probadlo, no es difícil. A lo mejor concluís que hay que aliviar las alforjas de lo innecesario y de lo superfluo, que la felicidad no está en la enajenación continuada de los sentidos, sino que éstos requieren de algunos espacios de calma y de sosiego, de algún rincón íntimo para reflexionar sobre la vida que queda por vivir en relación con la que ya hemos vivido.

Ya sé que no se comprende fácilmente, y mucho menos se acepta o se tolera, que estas cosas las diga un cordero como yo, de apariencia tan frágil, que está empezando a vivir. Esperaba no tener que aclararos que el mío es un discurso sugerido y que en realidad os he utilizado sin escrúpulos ni contemplaciones. Sois vosotros los que habéis dicho las cosas que acabamos de oír mientras yo he permanecido callado en esta admirable fotografía silenciosa. Un cordero que hablara de este modo sería una amenaza terrible para la sociedad de los borregos, que es la vuestra y la mía, y cualquiera de sus dirigentes me mandaría sacrificar para ofrecerme de plato principal en la cena de Nochebuena.

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

jueves, 24 de noviembre de 2011

Azumbres de la noche: un libro de verso libre


Cuadro de la portada. Autor: José Piqueras

Visita en Facebook la página “Propósitos adversos”


Azumbres de la noche: un libro de verso libre

Texto de la solapa

Aunque la patria de este libro no es otra que el aire, y el aire es de ubicación harto difícil, lo cierto es que fue escrito donde tiene su aposento la luz, entre las brisas salobres de este undoso Mar llamado Mediterráneo (Villajoyosa 1984-1989). Pero si hay que haber nacido en un determinado lugar para escribir de una determinada manera –cosa bien posible-, digamos que el mar es una ausencia en mi patria, pues mi patria es un pueblo de Zamora (Muelas de los Caballeros, 1947) que linda con los vientos de mi corazón, si bien no los contiene –y mucho menos los agota-, porque mi corazón es el centro de un círculo que, bajo impulsos telúricos y a través de anchas culturas, se extiende por los fuegos del lubricán hasta el abrazo infinito de los hombres. Y esto no es sólo una hipérbole, sino también –y sobre todo- una ardiente declaración amorosa hacia esa patria ecuménica, antes mencionada, que es de donde nacen los versos para tirar del amor... o al menos de una imprescindible convivencia. Al fin y al cabo ¿qué importa una patria si el corazón la convierte en una isla?

Mariano Estrada

Notas:

El cambio más importante desde que fue escrito este libro hasta hoy es que el mar ya no es esa declarada ausencia en mi patria, sino que se ha metido en ella de lleno. Tanto es así que, además de invadir mis poemas constantemente, uno de los dos últimos libros que he escrito se titula “Las orillas del mar”.

El poema que dejo a continuación no es porque me parezca el más representativo del libro, sino sencillamente porque de él fue extraído su título.

Un abrazo


Percibimos el amor…

Percibimos el amor en la apacible forma en que
la luna recae en la existencia,
cuando el grueso de los hombres
ha dejado ya a la noche en soledad
y el tiempo fluye con el ritmo de la calma.

Te miro y el mirarte es penetrar la vida,
porque en tus ojos se alarga la fugaz naturaleza
del ensueño
y se hace exacto el pulso,
el corazón,
el río de la sangre y
la memoria.

No hay palabras calladas ni preguntas diferidas
ni silencios que generen desazón… o duda.

Hay un todo armonioso cuya esencia nos envuelve
y nos deja aquí, unidos en el alma,
al borde inescrutable del espacio.

Salud, amor, la copa es nuestra,
en tanto no se agoten las azumbres de la noche.

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

martes, 22 de noviembre de 2011

El Dúo Dinámico: nuevo disco con otros artistas. Y luego un polizón

Manolo y Ramón-Andy y Lucas, foto tomada de la Web www.duodinamico.com                           


Enlace a Youtube:


Visita en Facebook la página “Propósitos adversos”
http://www.facebook.com/pages/Prop%C3%B3sitos-ad-versos-de-Mariano-Estrada/209447212453395


El Dúo Dinámico: nuevo disco con otros artistas.
Y luego un polizón



El próximo 29 de noviembre saldrá a la venta un nuevo disco de Manolo y Ramón, el Dúo Dinámico. Se trata de un álbum titulado “Somos jóvenes”, en el que cantan con ellos artistas de la talla de Alaska, Miguel Ríos, Diana Navarro, Julio Iglesias, Lolita, Andy y Lucas, Soledad Giménez, Los Pecos, Carlos Baute, Leslie (Los Sírex), Santy Carulla (Los Mustang), Ana Torroja y Joan Manuel Serrat. El disco recoge 12 de sus más grandes éxitos.

El pasado día 19 de noviembre, en el programa “Qué tiempo tan feliz” de María Teresa Campos (Telecinco), tuve la ocasión de oír la canción “Eres tú”, que cantan con Andy y Lucas, y su interpretación me pareció realmente fantástica, tanto en la versión original, cantada por el Dúo Dinámico, como en la versión que han hecho de ella el Dúo Andy y Lucas. Si los demás están a esta altura, y hay razones de peso para creer que sí, el éxito está más que asegurado.

Quiero destacar el hecho de que Serrat canta el “La-la-la” en catalán, ya que no pudo hacerlo en el Festival de Eurovisión de 1968, siendo sustituido a última hora por Massiel, que lo ganó. El Dúo Dinámico canta su parte en castellano.

Desde esta página quiero darles la enhorabuena a mis amigos Manolo y Ramón y a todos los cantantes que han colaborado en el proyecto. Me alegra ver que, entre los elegidos, si bien son todos jóvenes, hay algunos que son de muy tierna edad. Ellos contribuirán a que el Dúo Dinámico se prolongue en las generaciones venideras.

Dejo aquí una de las letras que escribí cuando Ramón y yo nos pusimos a hacer una canción, que finalmente hicimos y no se ha llegado a estrenar. Como es un polizón, se escondió detrás de una cortina y ahí ha estado desde principios del año 2004. No se ha atrevido a salir. Y no sé porqué, la verdad, no es la primera vez que un chico se esconde, para espiarla, en la habitación de una chica de la que está locamente enamorado.

Un abrazo, Ramón. Un abrazo, Manolo.
Un abrazo a todos


Metido a polizón


Oculto en el doblez de una cortina
he visto los secretos de tu amor,
las cosas que amontonas en la silla,
las cosas que te cubre el edredón.

Yo sé que hay caracolas en tu almohada
con voces que te llaman desde el mar,
yo sé que las gaviotas tienen alas,
yo sé que tienes ganas de volar.

Metido a polizón
tu habitación me quema,
metido a polizón
tu habitación me abrasa.

En un golpe de tos
tú te das cuenta,
descorres el telón
y me desarmas.

Los tigres de tu cara se hacen gatos
que yo tengo esperanzas de amansar,
pues soy un polizón enamorado
que solamente vive para amar.

Ahora mis deseos son pijamas
de piel en su textura natural,
ahora hay melodías en tu cama  
y fuego en sus barrotes de metal.

Metido a polizón
tu habitación me quema,
metido a polizón
tu habitación me abrasa.

En un golpe de amor
me abres la puerta,
en un golpe de amor
me dices pasa.

De la serie “Poe-canciones”

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios
Blog http://paisajes.blogcindario.com

  Manolo, Serrat y Ramón, foto tomada de la Web www.duodinamico.com

lunes, 21 de noviembre de 2011

Paisajes de amor


Tomada de internet sin ánimo de lucro

Visita en Facebook la página “Propósitos adversos”
http://www.facebook.com/pages/Prop%C3%B3sitos-ad-versos-de-Mariano-Estrada/209447212453395


Me entristece el eco
de pasados besos,
porque suena frágil,
porque se oye lejos.

Sin embargo el alma
que los tuvo dentro,
se me va en rescoldos,
se me va en recuerdos…


Paisajes de amor

Antojo núbil
de las estrellas
que rasgan cielo
de luz sin par.

Rojizo fuego
de mil adornos,
como los hornos
que cuecen pan.

Pradera eterna
de mariposas
desnudas siempre
después de amar.

Donde las flores
son tan hermosas
como las rosas
de otro lugar.

Susurro ciego
de los amantes
que a los jardines
van a mirar.

Y en la espesura
de los matojos
cierran los ojos
de par en par.

Del libro “Mitad de amor, dos cuartos de querencias (1984)

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

domingo, 20 de noviembre de 2011

Historia apócrifa de una peseta y la profecía de Estradamus


Tomada de internet sin ánimo de lucro


Visita en Facebook la página “Propósitos adversos”


Historia apócrifa de una peseta y la profecía de Estradamus

Cuando entramos en el flamante sistema monetario que ahora limita con el ahogo, cosa que ocurrió hace apenas dos lustros, yo escribí este pequeño artículo que no trataba tanto del alumbramiento de la moneda única, el euro, como de la defunción de la vieja peseta, moneda con la que estábamos tan identificados que algunos no la hemos acabado de eliminar de nuestros sencillos cálculos cotidianos. Y es que la pela tenía detrás un recorrido muy largo y una historia muy grande.

Entre la alegría generalizada, no tardaron mucho en diluirse las dudas de los que levantaron tímidamente la voz y los miedos de los que no pueden levantarla jamás, porque no la tienen. Pero hubo algún loco incontrolado e inofensivo, y aquí queda constancia de su incontrolada e inofensiva opinión,  que se atrevió a pronosticar que nos empobreceríamos en euros. Eso sí,  la causa del empobrecimiento no la atribuía al cambio de moneda exactamente, sino al peliagudo asunto de la globalización. El euro no ha hecho más que agravar un poco las cosas, poniendo en evidencia que Europa no es aún una unidad económica y mucho menos política, ya que a los socios europeos les sigue tirando mucho el estado nacional y la riqueza se mide aún por vastas desigualdades.

Pero mejor leéis el artículo.

Un abrazo

Historia apócrifa de una peseta

Básicamente, mi postura en relación con el  dinero no ha cambiado en los treinta y tantos últimos años: útil, pero no esencial; necesario, pero no omnipotente. Lo que ocurre es que la sociedad de nuestros días, superando con creces  a la de los tiempos del “Poderoso caballero” quevediano, tiene al respecto posiciones muy contrarias a la que acabo de exponer. Y, claro, yo soy una de esas raras aves que, mira tú por donde, quieren un espacio de libertad, con árboles, con aguas cristalinas, con lontananzas azules; un espacio donde el hombre pueda vivir sin opresión, sin miedo, sin angustia; un espacio en el que la dignidad humana sea una prioridad para todos, y, en cualquier caso, un requisito obligado de convivencia.

Señalemos, no obstante, que el dinero no es un mal en sí mismo, como es obvio. El mal está en su desaforada concentración en unas pocas carteras, porque en ellas se ha perdido su función originaria y esencial, el intercambio, y se ha convertido en un terrible instrumento de poder: el poder de reprimir, de empobrecer, de humillar, de esclavizar. Sus dueños son unos entes desprovistos de humanidad que reciben el nombre de multinacionales y tienen más tentáculos que Dios, a Quien, por cierto,  le han usurpado el don de la ubicuidad -que es la facultad inestimable de estar en todas partes a la vez-, y le han puesto la guinda suculenta de sacar de todo tajada.

En fin, que, por mucho que lo cubran de caramelo, eso es realmente la globalización, un vendaval que asola, una plaga que arrasa y que destruye,  un monstruo que va dejando en el mundo su sello de abrumadora e insoportable dictadura. A ese monstruo nos hemos entregado alegremente y en él hemos depositado -para decirlo con palabras de Borges-, “el caudal de las noches y de los días”. Claro que aún podemos rectificar. Es más, debemos hacerlo cuanto antes para que la serpiente depure sus venenos y la injusticia y la miseria no se instalen definitivamente en el mundo.

 Sea como fuere, sin embargo, para los españoles no va a ser en pesetas, sino en euros. No sé, a lo mejor es un consuelo empobrecerse en una moneda supranacional y comunitaria;  después de todo, no le echaremos en falta las raíces.


Historia apócrifa de una peseta

 Quizás por insegura presurosa
cayó en mi pobre mano una peseta.
Me doy a quien me toma -dijo- ¡Aprieta!
Y llévame al altar, seré tu esposa.

Yo tengo que decir, por toda cosa,
que a mí lo del dinero no me inquieta;
de modo que la puse en la cuneta
y yo seguí el camino de la rosa.

¡Marica! –me gritó desde la fosa,
sin duda aproximándolo a poeta-
No irás a imaginar que he de estar quieta.

Y, en tanto que humillada, procelosa,
echó en lo de seguirme la rabieta,
dejando en las antípodas su meta.

Me sigue por doquier, está celosa.
Por eso no hace nunca la maleta.  

Del libro “El limón hespérico”

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

Posdata de llanto y despedida.

 Adiós, querida peseta, dama noble y extrañamente rubia, depositaria de grandes esperanzas y de muy variados sueños: aunque a veces nos hayas sido avara, se nos va a hacer duro cambiarte por un euro bisoño y desconocido procedente de una inseminación artificial. De modo que lloraremos el cambio cinco veces. O más, si con un sentido real de las proporciones lo lloramos perra a perra, céntimo por céntimo.


sábado, 19 de noviembre de 2011

El haber y el debe: reflexión lírica

Amanecer, Montiboli, Villajoyosa. Foto Mariano Estrada


Visita en Facebook la página “Propósitos adversos”

El haber y el debe: reflexión lírica


Esperar en silencio la mañana,
salir al raso, respirar el aire,
percibir el influjo del rocío
sobre los tallos de la hierba,
contemplar en los brotes
inciertos de la luz
la pausada agonía de la sombra…

Es decir, exponer el corazón
a los estímulos constantes
de la energía universal...

Es el sagrado ofrecimiento
que a nosotros, mortales sucesivos,
nos va haciendo la vida,
tal vez para que nuestra
conciencia revitalizada
lo transforme en afectos y en abrazos.

Pero nosotros, almas sometidas
al avituallamiento
compulsivo de la materia,
dejamos que la actualidad
se nos imponga con su
batiburrillo sórdido de prisas.

Del libro “A este lado del Paraíso”

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

viernes, 18 de noviembre de 2011

Día de reflexión: dos versiones


Autora: Diana Álvarez. Tomado de internet sin ánimo de lucro


Visita en Facebook la página “Propósitos adversos”


Día de reflexión: dos versiones

La primera:

En alguna de las pasadas elecciones escribí un artículo titulado “Reflexión sobre el voto”, en el que desplegaba cierta dosis de ironía. Pues bien, tal vez siguiéndome el juego, un lector me envío un correo electrónico con la siguiente pregunta: “Oiga, ¿y hay que estar todo el día reflexionando?”. Naturalmente, a mí me ha hizo mucha gracia, y le contesté de este modo:

“Por supuesto, amigo, y a ser posible en postura genuflexa y reverencial, con comidas frugales y abstenido de las prácticas de alcohol, drogas y sexo. Pensando en el bien común, en el amor al prójimo, en el arrepentimiento de los votos pasados, como necesaria purgación de las corrupciones cometidas. Además, si te reconoces pecador de la pradera, tendrás que repartir entre el vecindario una penitencia de mil quinientos euros, sin dejarle comisión al presidente. No te estará permitido desearle al adversario político un batacazo electoral. Más aún, si alguno de tus principales adversarios comparte contigo la escalera, deberás invitarle a tu casa para que se siente a tu mesa y coma directamente de tu plato. Ya sabes que, aunque moderadamente, debes tomar al menos un caldo de gallina blanca que te recuerde lo mal que lo pasan los gordos cuando se someten a un rígida dieta.

¡ Ah!. Y sería conveniente que, además de limpiar el espíritu, te acercaras a las urnas con total limpieza de cuerpo. No estaría de más, por tanto, que te hicieras una lavativa y fueras a votar en ayunas.

Y, por último, te recomiendo encarecidamente que votes llanamente al enemigo, ya que ésta es la única forma eficiente de curar el odio. Come tu propia bilis en beneficio de tu futura paz, pues la paz es siempre reconfortante. Un abrazo”


La segunda

Evidentemente, eran tiempos de vacas gordas. Desde las vacas flacas de hoy le contestaría más o menos así:

Querido amigo:

Las reflexiones que no hayamos hecho libremente en estos cuatro años no las vamos a hacer por ley en un solo día. Además, ¿sobre qué vamos a reflexionar, sobre el empleo? No, que nos entra la vomitona ¿Sobre los salarios o las pensiones? ¡Virgencita, que me quede como estoy! ¿Sobre la deuda soberana? Nos dará un soponcio Pilatos ¿Sobre la prima de riesgo? Sobre la prima ya reflexionamos a menudo, cada uno sobre la suya y casi siempre con riesgo ¿Sobre los políticos? Bueno, ahí hay un campo de reflexión que a lo mejor no está del todo agotado.

Lo primero que habría que decir de los políticos es que lo han hecho muy bien, tan bien que en su parcela no hay ni siquiera desempleo, lo que no deja de ser admirable, ya que en el resto de las actividades económicas del País es tan grande como el mismísimo gordo de Navidad: cinco millones a repartir entre los más desfavorecidos. Y encima les toca la pedrea.

También han conseguido mantener unos salarios de altura, muy por encima de los 800 euros y pico que ganan, incongruentemente, los mileuristas. Por cierto, es como si ganaran ochocientos, porque el pico es para hablar, y no se callan ¿Qué otra cosa les queda? Sin embargo, los políticos ganan de 3000 a 6000 euros al mes, porque tienen más huevos que nosotros. Y más gordos. Hay quien dice que no están bien pagados, pero, ¿comparados con quién? No los comparan con los mileuristas de ochocientos y pico, los comparan con los políticos de Europa, así, en general. No especifican si de Grecia o de Portugal o de Irlanda. Solo dicen de Europa ¿De Alemania, tal vez? ¿Y qué tenemos nosotros que se pueda comparar con Alemania? Las playas y el sol. No, esos los tenemos mejores, pero ya se encargan ellos de equilibrar la balanza comprando la mitad de Las Baleares…

Otra cosa buena que han sabido hacer los políticos es proveerse de una inmensa cara dura, es decir, un morro que les llega a los pies después de pernoctar en el ombligo. Se presentan a estas elecciones como salvadores ¿Salvadores gaviotas? No, eso quizás los del PP. Salvadores de la patria, se supone ¿Es que hay que salvar a la patria? ¡Pues claro! Pero la patria ¿no era una, grande y libre? Sí, pero se ve que ha encogido, como no la han lavado con perlán… ¿Y la van a salvar los mismos que la hundieron? Por supuesto, es como si jugaran a los barquitos ¿Y por dónde van a empezar? Por donde empiezan a hacerse los cestos ¿Por el culo? Por ahí ¿Nos van a joder, entonces? Bastante. Y ellos, ¿se van a joder a sí mismos? No lo creo, Ness. Ellos son los intocables

¿Y se van a quitar los privilegios? Nequaquam. Cambiarán algo los adornos para no llamar la atención ¿Van a quitarle grasa al Estado, que tiene michelines por todas partes? ¿Van a reducir la Administración, las Administraciones? ¿Van a eliminar duplicidades o triplicidades? ¿Van a mermar la tropa de los asesores y los nombramientos a dedo, van a suprimir los coches oficiales? ¿Van a acabar con la corrupción, van a perseguir el fraude fiscal, van a obligar a los ricos a pagar lo que deben? ¿Van a ponerse de ejemplo hasta dejarse crucificar?...  ¡Para, para, para…! Yo no sé contestar a tantas preguntas a la vez, juntas y revueltas. Vale, lo que importa es que a ellos no les pase exactamente lo mismo. Ninguna de esas cosas puede esperar demasiado. Sería muy frustrantre que, después de tanta promesa, tanta propaganda y tanta luna bendita, se descolgaran diciendo el día después de las elecciones: “Oiga, no lo puedo hacer todo a la vez, que me aturrullo, hay que hacer una cosa hoy, otra al cabo de unos meses, otra al lustro que viene…”. Porque entonces estarían reconociendo que son unos inútiles integrales y unos mentirosos empedernidos que nos han manipulado para que les demos el voto ¿Me da usted el voto? No, que te lo comes...

Seguirían mordiendo a las indefensas clases medias hasta volverlas calcetines enteros y sudados y, de ahí hacia arriba, ellos incluidos, a seguir comiendo ricamente el pastel. ¿O sea que se trataba de un pastel? Por supuesto, amigo, ¿no ha entendido usted aún que esto es una fiesta?

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

miércoles, 16 de noviembre de 2011

El burro, el fuego, el carro, el barro… Y el olvido


 El burro

Foto de Fernando Medrano


El burro

Yo soy éste que veis,
aturdido y sin carga.
Mi dueño es un anciano al que,
sin ruido ni aspavientos,
se llevará muy pronto la tristeza.
Después estaré solo
y seré totalmente innecesario.


El Fuego

Foto de Fernando Medrano

El fuego
No me oprime el dolor,
sino el presagio del invierno,
sentir el fuego como triste
ausencia de familia
y no poder oír, ya nunca,
el canto estremecido de la leña...


El carro
Foto de Fernando Medrano

El carro

Roderas de añoranza,
sonatas de silencio,
ejes desengrasados,
traqueteos de ayer, interrumpidos
por soledades quietas.


El barro

Foto de Fernando Medrano

El barro
El barro fue la forma
de la casa, la casa
la forma de la dicha.
La dicha fue atraída
por la ciudad, quedando
la forma de la muerte.

El olvido

Foto tomada de internet sin ánimo de lucro


El olvido

Se fueron.
Ácremente se fueron.
Y todo lo dejaron al olvido,
incluso la araucaria que, en el patio,
persistente y excelsa,
aún apunta hacia Dios para que nunca
le falten los azarbes de la lluvia.


Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

martes, 15 de noviembre de 2011

A la campaña electoral le sobra esta semana


Platón. Foto tomada de internet sin ánimo de lucro


Visita en Facebook la página “Propósitos adversos”


A la campaña electoral le sobra esta semana

Sinceramente, creo que a la campaña electoral le sobra esta semana, justo desde que amanecieron, implacables y coincidentes, las encuestas publicadas en los distintos medios de comunicación  ¿Para qué van a seguir desgañitándose los candidatos si dicen las referidas que el voto está decidido? Pobres políticos, todo el día de acá para allá, entre empujones mitineros, abrazos efusivos o  desaforados, griteríos ensordecedores, pegajosos maquillajes  e  insoportables sofocos. Algunos incluso aguantando estoicamente los frenéticos despegues y aterrizajes de los aviones que se les han pegado al trasero por el morro personal y por la gracia del cargo. Silenciándose mutuamente la corrupción y tapándose los hedores y las vergüenzas. Ocultando intenciones semejantes o parecidas en los programas de gobierno. Torpedeándose con idénticas y pactadas acusaciones. Repitiendo como papagayos la misma cantinela de la semana pasada: Vamos a ganar, vamos a ganar, vamos a ganar.... Nosotros sacaremos a España de la crisis. El PP va a bajar las pensiones y los salarios. El PSOE nos ha llevado a la ruina. Los partidos nacionalistas solo van a lo suyo. España no aguanta 17 virreinatos, dos fortines y un Urdangarín. A propósito, Urdangarín es la guinda que nos faltaba ¿Quién se salva aquí de la quema?

En fin, que podíamos habernos ahorrado una semana y, pensándolo mejor, tal vez un par de meses. Pero aquí estamos, a punto de parálisis, cagaditos de miedo, con el paro por las nubes,  la prima enardecida e incontenible y la alcancía estrepitosamente mermada. Y por si ello fuera poco, sometidos a la voluntad de los merkados, con k de Ángela Merkel, porque ella es la única que tiene realmente baja la prima. La k de Sarkozy, si bien representa a la categoría y a la grandeza, no goza de la misma condición o envergadura y ha emprendido ya los caminos de Roma y de Madrid. Falta saber si Italia y España han emprendido ya los caminos de Irlanda y Portugal y si Irlanda y Portugal han emprendido ya los de Grecia. Por cierto, se dice por ahí que hay un tal Leónidas de Esparta que pretende plantarse con unos cuantos hombres valientes en el paso de Las Termópilas, porque asegura que allí podrán contener al numeroso ejército de los merkados. Pero el flamante presidente Papademos, en cuyo nombramiento habrá intervenido el Papa, pero no el Demos, está dispuesto a impedirlo desde las profanadas y humilladas cámaras parlamentarias de Atenas.

Sí, el voto tendrá que ser paciente y esperar, porque a la campaña electoral le quedan los larguísimos días de la basura. Podíamos dedicarlos a releer a Platón, a ver si así encontramos algunas soluciones para contener las numerosas sangrías de la república, aunque mucho me temo que no va a ser nada fácil, porque ni España es una república ni Platón tendrá mucha idea de lo que son los mercados. Desde su celebrada inmortalidad y desde su reconocida sabiduría, tal vez propusiera que, en lugar de los tecnócratas,  nos gobernaran los filósofos.

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

domingo, 13 de noviembre de 2011

Hablar de política




Visita en Facebook la página “Propósitos adversos”


Hablar de política.

Quien habla o escribe de política en estos momentos, lo que hace realmente es abrir al mar un grifo de agua salada. Pues bien, eso es lo que están haciendo todos y cada uno de los políticos, politólogos, sociólogos, escritores y periodistas de más o menos fuste desde mucho antes de empezar la campaña electoral. Hablar de política. Y hablar de política en estos momentos es soltar al aire un chorro de palabras manoseadas y no dejar de hacerlo durante todas las santas horas de todos los santos días, hasta que lo corten temporalmente las urnas. Porque, eso sí, la noche de las elecciones, una parte importante de los políticos, con sus entregados opinadores y votantes, se hundirá en un profundo silencio -en el que acaso destile amargura-, y otra parte de ellos, más importante aún, se entregará a una alegría que creerá justificada, pero acaso destile al mismo tiempo una malsana soberbia.

Sin embargo, de los muchos artículos que leo cada día o de las opiniones que oigo en la radio o en la tele, se cuentan con los dedos de una mano los que de verdad son de política. La mayoría son de burda propaganda, a veces ni siquiera disimulada, por no decir de impresentable demagogia. Esperar análisis serios y objetivos es esperar a Godot, es decir, esperar inútilmente. Y aunque a eso ya nos tienen acostumbrados, es muy triste ver que cada mano que escribe o cada boca que se pronuncia es una prolongación del medio para el que trabaja o del partido al que vota. Nada nuevo, por otra parte, pero cada día es mucho más evidente, mucho más descarado. Lo que dice el otro no importa absolutamente nada, lo que importa es llevar a la conciencia de los electores las cuñas que cada cual quiere meter. No hay diálogo, y menos constructivo, sino deseos de destruir al oponente e intenciones perversas de adoctrinamiento de los ciudadanos. Desde una aparente convicción, lo que quiere cada uno es llevar a su redil, que es el de su dueño, el deseado voto del contribuyente. Deseado durante quince días y desdeñado después para los restos de la legislatura, ya que en toda ella no vuelve a ser necesario aunque el partido ganador queme descaradamente las naves cuya administración le ha sido encomendada para llegar a buen puerto. No ha sido necesario en Grecia, donde algunos personajes poderosos y foráneos han cambiado al timonel para quedarse en El Pireo. No lo ha sido en Roma, donde los mismos personajes han cambiado al capitán para evitar los anchos caminos de la deuda soberana. Si la democracia se reducía a depositar el voto ciudadano cada cuatro años, ahora ya ni eso. Se puede tener un Presidente de gobierno por la voluntad exclusiva de determinados poderes extranjeros y sin pasar necesariamente por las urnas. Y esto es grave, mucho más de lo que ahora nos pueda parecer.

Pero volvamos al tema de este artículo. Nada habría que decir si los que hablan o escriben de política de forma tan sectaria no cobraran por ello. Pero cobran, naturalmente. Y algunos cobran muy bien. Y quieren seguir cobrando después de celebradas las elecciones, lo que quizás no sea posible si gana el enemigo ¿Qué? Sí, sí, he dicho el enemigo. Aquí ya no hay adversario que valga. Aquí ya no hay cortesía ni caballerosidad. Ni siquiera hay talante. Aquí ya no hay respeto para el que opina de otro modo. Aquí, tal vez, ya no haya personas que deseen un mínimo de convivencia entre los ciudadanos. Lo que sí hay, y lo hay en abundancia, es un gran ensimismamiento y un tremendo egoísmo. Y ello por no hablar de odios y de rencores, que de esos hay realmente a patadas. Qué difícil es, pero qué bonito sería, desear el bien para todos, incluso para aquellos que nos quieren arrebatar el poder.

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

jueves, 10 de noviembre de 2011

El infierno que viene



Foto tomada de internet sin ánimo de lucro

Visita en Facebook la página “Propósitos adversos”


El infierno que viene

Desde los amplios de esta isla
de contención o pretendida forma
de intimidad y gozo,
donde los pájaros se posan
sobre el óxido de las espingardas
y los señores de la guerra duermen
en un huerto de cruces
silenciosas e inofensivas,
os comunico mi intención
de promover ante cualquier
autoridad -allí
donde la haya y no sea roma-,
un expediente de intimidación
que regule mi desmedido
contubernio con el consumo.

Porque éste es el sostén del proceloso
desafuero  mercantilista,
ahora purgatorio terrenal
y norma transitoria
para la instauración
definitiva del infierno.

Del libro “A este lado del paraíso”

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

Foto de Fernando Medrano

martes, 8 de noviembre de 2011

Rescoldo


Foto tomada de internet sin ánimo de lucro


Hoy recuerdo a mi madre con dulzura, es el 17 aniversario de su muerte.


Por encima del mármol,
que responde a la causa del dolor
con un eterno frío,
sobresale la íntima
belleza de este otoño triste


Rescoldo

Fluye de lumbres recordadas
un sahumerio de amor, un vaho
dulce que brota en la ceniza.

Hojas en trasluz,
harinas lentas, aguas
de trémulos sollozos...

Como abeja de viento,
el recuerdo se posa en
este otoño desnudo, este
árbol en íntimas maderas
que ha dejado en el borde de la luz
su chaparrón de lunas.

Que un racimo de malvas
florezca junto al mármol
y abone las raíces de esta paz
que testifica el roble.

Pues roble es, y duro,
el paisaje gozoso de esta muerte.

Del libro “Hojas lentas de otoño”

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

Troncos de roble, Muelas de los Caballeros, Zamora. Foto Mariano Estrada

lunes, 7 de noviembre de 2011

La paloma



Paloma de Picasso, tomada de internet sin ánimo de lucro

La paloma

Había una paloma deseada,
había una paloma perseguida.
Había, pero ya perdió la vida
y fue mientras vivió muy desgraciada.

sábado, 5 de noviembre de 2011

La sementera



Foto tomada de internet sin ánimo de lucro

Visita en Facebook la página “Propósitos adversos”


LA SEMENTERA

A mi padre,
de cuya imagen he tomado los movimientos

Con mano pendular, sincronizada
al ojo, al corazón y a la rodilla,
el hombre desparrama la semilla
del trigo, del centeno o la cebada.

La tierra está dispuesta y abonada
en toda su extensión, de orilla a orilla;
y espera, como hembra, la mancilla
del hombre, del arado, de la azada.

Y ya cuando se siente penetrada
y el vaso de su vientre se desborda
adquiere su razón la sementera.

Entonces quedará sacralizada
en una espera húmeda que engorda
su carne para hacerse primavera.

Del libro “Trozos de cazuela compartida”

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

Foto de Fernando Medrano

viernes, 4 de noviembre de 2011

Alimentos



Foto tomada de internet sin ánimo de lucro

Visita en Facebook la página “Propósitos adversos”


Alimentos


Tras la celebración de una fiesta a la que inexcusablemente estábamos invitados, había llegado la hora de la despedida. Como muchos de los asistentes, yo seguía sus movimientos mientras ella caminaba hacia el coche que iba a distanciarla de mí. Eran movimientos elegantes, como corresponde a una mujer tremendamente  hermosa que, además de ir de largo, vestía con esmero y con gusto. El vestido era de miel, como sus ojos. Al abrir la portezuela del vehículo, giró de golpe su cuello y  me miró. Lo hizo con tanta honestidad, que yo no tuve duda ninguna de las cosas que quiso transmitirme: unas cosas que, desligadas de toda vanidad, he tratado de resumir en estas breves palabras: Agradezco y comparto tus sentimientos, me reconozco en tu admiración, lo que no es ni será, bien pudo haber sido. (De la contracubierta de Amores colaterales)


Alimentos

Abducido por ti,
le he pedido a la vida
que, aun a riesgo de empachos
y de alucinaciones,
me alimente de cuerpos
con esa perfección, con esa
plasticidad, con esa
fascinante desenvoltura.

Esos ojos que sanan, esos pechos
que incitan a vivir y a despertar,
esa boca que corre con mordiente
precipitación hacia la risa.

Y esa sinuosidad, ese misterio
que tira con violencia de mis venas
hacia la multiplicación
épica de los espermatozoides.

Del libro “Amores colaterales”

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios