Buscar este blog

domingo, 28 de febrero de 2010

Llantos del desamor



Fotografía de Fernando Medrano

 Ver PPS de Mar:
http://cid-b9547652472c3167.skydrive.live.com/self.aspx/.Documents/Mar%5E_Llantosdeldesamor%5E_C.rar

Llantos del desamor

1

No hace falta tocarlas.
Con los ojos cerrados,
siento que tengo las heridas
ensangrentadas y dolientes.

Nadie me ve, la soledad
se ha sentado conmigo y, de momento,
parece que está cómoda
en mi butaca oscura.

Ella sabe muy bien
que yo me siento herido
en la carne más tierna,
la que se esconde en los reductos
profundos de la intimidad,
donde se guardan
las cosas más queridas:
El traje transparente
de los primeros besos,
la miel de los abrazos
surgidos al calor de la inocencia,
la ramuja frondosa de los sueños
primaverales y perennes…

Y un deseo constante:
el de llegar a ser un día
el ingrávido pájaro de luz
que haga el nido en tus ojos.


2

Creo que sangro por las muchas
erosiones que el viento
rasgado de la soledad
me ha hecho en las calladas
ataduras de la esperanza.

Creo que sangro porque ya
no me miran las aves
que anidan en las ramas
ensortijadas de la primavera.

Que sangro finalmente porque
no me mira la flor
de inabarcables pétalos,
ni su profuso olor me roza.

Y en el colmo del mal,
la hierba del jardín
ni siquiera me ofrece
sus cristales de lluvia o de rocío.


3

¿Qué otra cosa decir?
Sangro por todas las heridas.

En realidad
soy un cauce de sangre
con tantas soldaduras
y recomposiciones
que ya no tengo barro
para tapar las grietas.

Por eso se me asoma
la sangre a estas palabras
de interminable desaliento.

Y me ahogo en los charcos
del desamor y del olvido,
donde nadie me intuye ni me ve…

Nadie, si no es la soledad
que se ha instalado en mí
desde que tú ya no me miras.

Del libro "Gotas de hielo"

Mariano Estrada http://www.mestrada.net/ Paisajes Literarios
Blog: http://paisajes.blogcindario.com/
Poemas recreados: http://groups.google.com/group/paisajes-literarios

viernes, 26 de febrero de 2010

La mañana



La mañana


Ver el magnífico PPS de Mar:
http://cid-b9547652472c3167.skydrive.live.com/self.aspx/.Documents/Mar%5E_Lama%c3%b1ana2%5E_C.pps


La mañana.
Porque después hay calor.

La mañana es un beso de ternura. Hay cristales de agua sobre las ramas de los árboles, hay vida en la luz que se derrama sobre las hojas y, poco a poco, va tomando cuerpo. Es decir, crece. Y su crecimiento va secando el rocío que, durante las últimas horas, había dado aliento a la yerba.

Aliento y alimento. Solidez. Alma. Frescura. Eso es exactamente la naturaleza, un fluir incesante, un continuo apoyo, un relevo sin fin, una implicación multiplicada de sus innumerables elementos. Yo en ti, tú en mí. Unos en los otros. Todos en cada uno. La luna sobre mar, el asombro de sol en la montaña. Yo te doy relente, tú exhibes la rosa. Yo duermo, tú bebes y te reconstituyes. Tú eres aire y sol, yo soy lluvia y rocío. Caricia y beso. Calor y sombra. Rama quieta. Pájaro que canta. Canto que incuba la futura revolución. Día que explota sobre el vértigo de los acantilados, sobre los tejados de las casas y sobre las cabezas recién resucitadas de los hombres.

¿Y yo qué pinto aquí, donde todo es armonía, si a nadie ayudo y en nada colaboro, si mis manos nada pueden hacer y ni siquiera mis pies pueden evitar el pisoteo? No sé, hoy soy hombre que mira y que admira, hombre que percibe y que contempla, hombre que se asombra de que la sencilla fluencia de la vida, siendo tan perfecta y exigente, suceda tan al alcance de nuestros ojos: esos ojos que nosotros nos empeñamos en cerrar para que, cerrados, no se enteren mucho de la belleza que ocurre sin nuestro conocimiento. Porque eso es, del día, lo que llevamos perdido. Y el hecho de saberlo nos debiera resultar insoportable.

Desde un ánimo rehabilitado, un abrazo fresco.

Mariano Estrada http://www.mestrada.net/ Paisajes Literarios
Blog http://paisajes.blogcindario.com/
Poemas recreados: http://groups.google.com/group/paisajes-literarios

martes, 23 de febrero de 2010

Pensamientos emanados de una foto de otoño

Villarrío: un precioso paraje de Muelas de los Caballeros (Zamora)

Pensamientos emanados de una foto de otoño

Ayer le mandé a una amiga un correo con esta foto de otoño, en el que se incluían las dos primeras frases del texto que dejo a continuación. Luego, con estas mismas palabras, fui a poner la foto en la lista de Paisajes Literarios, pero el texto se estiró como si fuera una goma. Quedando como sigue:

"Querida Ausentia: Pasear por las orillas del Fontirín, ver caer las primeras hojas de otoño sobre el agua, sentir el placer de la belleza, pero también el dolor de no tenerte a mi lado para compartirla... Esas son las cosas que, de los días pasados en Muelas de los Caballeros (9,10 y 11 de octubre del 2007), me quedarán para siempre en la memoria. La fotografía es un tenue reflejo de una realidad obsecuente y viva, mucho más de lo que puedas imaginar al contemplarla. Ten en cuenta que faltan los crujidos de la naturaleza emergiendo bruscamente de muy hondos silencios, y los siempre deseados conciertos de los pájaros. Es un sitio excelente para amar, y, en su defecto, para presentir el amor que, un día cualquiera del futuro, buscará aquí las mieles de la dicha".

Pues bien, en este lugar concreto y perdido de la Carballeda zamorana, se comprenden aún menos las cosas que están pasando actualmente en el mundo: insultos, abusos, agresiones, patadas, tortazos, zafiedad, guerras, bombas... Y mucha mala leche sin justificación. No sé, parece que nos va mucho la marcha, pero una marcha mala de solemnidad, burda, hortera, matona, deshumanizada, tirando incluso a fúnebre. Deberíamos forzar un poco la imaginación y ser mucho más vivaces, generosos y divertidos.

Todo el mundo lo sabe, pero nadie parece dispuesto a rectificar para corregir tanta barbarie, tanta estolidez, tanta bazofia. Empezando por los políticos que, además de mentirosos, obscenos y egoístas, son los peores aliados de la convivencia. En realidad son sus más entusiasmados destructores. No hacen otra cosa que insultarse con saña unos a otros, tirarse piedras durante todo el santo día, joderlo todo a su gusto y, sin embargo, no asumir ninguna responsabilidad. Yo estoy harto de oírles, porque es que, además, son unos vulgares vocingleros ¿O preferís que les llame simplemente bocazas?

Los políticos, al menos los que tocan un poco de poder –y siempre con las debidas excepciones-, son unos individuos que derrochan a manos llenas los fondos que deben administrar por encargo de los ciudadanos, pero de paso corrompen cuanto pueden y malversan incluso la inteligencia, si es que tienen alguna. Y encima les damos de comer en comederas de lujo. Cobran más que nadie y se ríen cuanto quieren de nosotros, que sin duda lo merecemos ¿Por qué otro nombre llamarles, sino por el suyo? Malandrines ¿Será éste el que mejor les conviene? Y encima les votamos. Y, para acabarlo de rematar, tenemos que perder para hacerlo una buena parte de la mañana. O de la tarde. Con lo bien que estaríamos a las orillas de un río, paseando por los carriles que la lluvia va dejando en el monte, compartiendo con alguien las cosas reservadas a la intimidad.

Mariano Estrada http://www.mestrada.net/ Paisajes Literarios
Blog http://paisajes.blogcindario.com/
Poemas recreados: http://groups.google.com/group/paisajes-literarios

lunes, 22 de febrero de 2010

Exaltación de la rosa

Foto de Fernando Medrano


Exaltación de la Rosa


Si un decreto estulto pretendiera terminar con la exaltación de la rosa, ¿qué haría yo que tengo el alma llena de escaramujos que son apologías?

*

Perpetuar una caricia en los exergos de la noche,
desentrañar una flor y
recorrer los estallidos de la pólvora…

¿No es este el camino de los hombres
para hacerse eternidad, vida de vida?

Y si no lo es, decidme:
¿Cómo abarcar la cintura de un anhelo?
¿Cómo meter los espacios
en el ámbito delgado de las arterias?
¿Cómo temblar en los bornes
de una lágrima aún no derramada?

*

No pretendo incoar un expediente de transmigración,
sino extenderme en el barro y prolongar sus contubernios.

Un abrazo

Os dejo tres pequeños poemas del libro “Azumbres de la noche”


Agito el diccionario

Agito el diccionario
para que caigan al suelo las palabras
y comprobar que es ingente el
territorio de la lengua.

Pero es un hecho inútil,
según he visto después.
Las palabras se amontonan
en admirable desorden:
mil, dos mil, tres mil…
para formar en mis ojos
los dulces abalorios de la sangre:

Te quiero, amor, tu boca, primavera…

Y todos ellos apuntan, sin remedio,
hacia el tálamo central y
tercamente
repetido
de la rosa.


Acepta este dislate

Acepta este dislate de una sangre
que no gravita en el tiempo
y, más allá de la ley
por la que Eros nos gobierna,
repara en esta llama de mi viejo corazón
y dime:

¿Te atreves a mirarme,
sentarte junto a mí, tomar mis manos
y darme tu silencio en esta noche infinita?


Epítome

Mi sangre fluye sin freno,
me urge el corazón, se me derrama
inconteniblemente la boca:

Amor, amor, amor…

Es todo

¿Todo?
De qué otra forma se abarca
el diccionario y la vida?

Mariano Estrada http://www.mestrada.net/ Paisajes Literarios
Blog http://paisajes.blogcindario.com/

sábado, 20 de febrero de 2010

El amor, el sueño, la fe

Rosa en Muelas, a mediados de los setenta


El amor, el sueño, la fe

-Hoy me siento naíf, querida Ausentia.
-¿Naíf? ¿Y no querrás decir otra cosa?
-¿Por ejemplo?
-Nostálgico, mimoso, tontorrón, necesitado de caricias y de ternura.
-No, no, hoy me siento naíf porque me siento elemental, sencillo y simple. Hoy quiero volver a las hermosas praderas de la inocencia.

jueves, 18 de febrero de 2010

Mi corazón

Foto tomada de internet sin ánimo de lucro

Ver PPS de Mar:



Mi corazón

Mi corazón está atado
al aldabón de la puerta;
paciente como una mula,
callado como una piedra

¿A quién espera?

martes, 16 de febrero de 2010

Geografía de don Quijote

Foto tomada de internet sin ánimo de lucro


Geografía de don Quijote

Por la misma razón que refiriéndome a Extremadura mis pensamientos no pueden separarla de sus grandes descubridores, y sólo un poco después aparecen las bellotas de encina, las Hurdes, los castúos o el gran poeta Chamizo; por la misma razón que Gandhi se me antoja tan extenso como la India, que es un país interminable, o Jesucristo más grande que Israel en su diáspora sin tiempo ni confines; por esa misma razón, digo, la figura de Don Quijote se antepone a cualquiera de las percepciones que yo pueda tener de La Mancha. Y mira que La Mancha tiene formas para percibir, ya sea en personajes históricos, en llanuras de vino y cereal, en artes multiformes o en culturas dilatadas y superpuestas.

Ocurre, sin embargo, que la historia, las artes, la cultura e incluso el territorio, son formas de un patrimonio más o menos intercambiable. Rica o pobre, no hay región española que no tenga los más bellos monumentos, los paisajes más hermosos, las figuras más altas y señeras. Pero hay una tan sólo que, para honra de la humanidad, ha logrado reconocerse en un mito (un mito entrañable, ciertamente, pero de asimilación harto engorrosa, ya que exuda a un tiempo necedades y sabidurías), sustanciarse con él y convertirlo después en el ser más confluido de España, la del corazón invertebrado, la de los grandes amores y no pequeños odios, la que es hospitalaria y excluyente, la contradictoria por naturaleza, la que por ser ignorante es depositaria de la iluminación: ese rayo de luz atravesado por los duendes de la locura... "Los locos poblarán todas las casas / Los locos son los trazos de los nuevos caminos / Por ellos andarán, sin miedo / los hombres que ya no quieran perderse".

- ¡Oh!, Sancho, amigo, ¿Oyes por ventura la voz de este iniciado en el insigne y ya no nuevo ejercicio de los profetas?. Pues yo te digo: tiempos vendrán en los que el pensamiento ha de ser secuestrado por la ciencia y el mundo será gobernado por unas herramientas infernales, las máquinas. Entonces, más que nunca, serán imprescindibles los Caballeros Andantes para arrojar de sus castillos a los malandrines cibernéticos y poblar los cementerios de una descomunal chatarrería.

- Dios oiga a vuestra merced, señor, y Vulcano ponga al lado una fragua; que el camino que llevamos viene siendo grijoso y Rocinante va ligero de cascos. Y ya que se pone a mirar, mire vuestra excelencia si el archipámpano de Manhattan, cuyo nombre es Bill Gates, tiene alguna ínsula en estado de sobrantía o malbaratado desgobierno.

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

sábado, 13 de febrero de 2010

Día de San Valentín. El primer amor


             Almendros en flor. Foto tomada en El Charco, Villajoyosa

Queridos amigos: os vuelvo a mandar este poema, que es viejo reviejo (fue publicado en 1986), porque la inefable y queridísima Mar lo ha recreado a la manera que solo ella sabe. He incluido el enlace en la entrada de San Valentín, que si no recuerdo mal suele ser los 14 de febrero de cada año, sea o no bisiesto. Supongo que a los enamorados les dará lo mismo el 14 de febrero que el 25 de mayo. Es más, el 25 de mayo se sentirán más proclives a echarse en los brazos de cupido, porque la primavera altera todas las sangres, incluida la de los pájaros. Son innumerables los que estoy oyendo cantar a través de la ventana. Ellos se sienten libres para gozar y se posan en los ficus, en el hibisco, en las palmeras, en las adelfas, en los almendros, en las buganvillas, en el limonero, en el ciprés de punta redonda y ocho metros de altura que parte de la base del salón y sobrepasa holgadamente el techo del dormitorio. A menudo se posa allí una tórtola para mirar al horizonte, a la montaña o al mar. Y se queda un rato quieta, esperando a ese tórtolo llamado Valentín, con el que va a tener el primer amor de su vida.


Y es que las cosas no han cambiado tanto como parece.

Un abrazo


Ver PPS de Mar
http://cid-b9547652472c3167.office.live.com/self.aspx/.Documents/Mar%5E_Elprimeramor%5E_C-.pps


Día de San Valentín. El primer amor

Queridos amigos:

De sobra sabemos que el día de San Valentín es sobre todo un negocio, pero nosotros somos ingenuos todavía y vamos a seguir creyendo que, de verdad, hoy es el día de los enamorados. Only sólo.
Os propongo que dejéis, como comentario, un poema que, de una u otra forma, haya hecho tilín en vuestro corazón.
Yo empiezo la serie con este soneto que rescato de las cavernas del olvido: lo escribí hace muchos años y se refiere a una época en la que yo era un capullo sin abrir y me quedé completamente colgado de una flor hermosa que exhibía ante mis ojos toda la exuberancia del mundo. Y toda la ingenuidad.

Un abrazo


EL PRIMER AMOR

A la sombra de un árbol florecido,
anterior a la fruta o al pecado,
me propuse morir, aunque he vivido,
además de vivir enamorado.

Por los ojos al cielo fui llevado
con amor que en la tierra no ha crecido,
y en la tierra caí, sin haber sido
ni labriego ni reja del arado.

En el polvo me vi comunicado
a la flor de una tierra con ombligo
que madura en el vientre lo sembrado.

Pero quise morir envenenado
a la sombra de un árbol florecido
que apuntaba un amor aún no probado.


Del libro “El cielo se hizo de amor”

Mariano Estrada http://www.mestrada.net/ Paisajes Literarios
Blog http://paisajes.blogcindario.com/

jueves, 11 de febrero de 2010

La luna, felicidades a los enamorados

Foto tomada de internet sin ánimo de lucro


La luna

El día 14 de febrero del año 270 dC, el Emperador romano Claudio II -que había prohibido los casamientos entre jóvenes-, mandó matar a un cura llamado Valentín, que luego sería santo y patrono.
-¿Por qué?
-Porque haciendo caso omiso, casaba y omitía
-Digo que por qué el Emperador había prohibido los casamientos
-Ah, bueno, pretendía que los jóvenes romanos fueran a la guerra sin ataduras sentimentales
-¡Qué barbaridad!...O sea que el día de los enamorados está teñido de sangre y de muerte.
-Pues sí, mira, tuvo que morir un rebelde para que pudiéramos emparejarnos y ahora nos desemparejamos casi con alegría…
-Bueno, eso no pasa de ser una generalidad muy injusta
-También la valenciana lo es, y ahí está Camps ¿O prefieres que citemos a la catalana, mientras nos tomamos un Montilla?

¡Felicidades a los que están enamorados y a los que, sin estarlo, creen en el amor!

Ver el PPS de Mar:
http://cid-b9547652472c3167.skydrive.live.com/self.aspx/.Documents/Mar%5E_Laluna.pps


La luna

A Federico García Lorca

Ya nadie mira a la luna,
la luna ya no es de nadie;
ya no la cubren de besos,
ya no la bañan con sangre.

Ni ya le escriben poemas,
ni ya le clavan puñales;
ya no hay tragedias de amores,
ya no hay amor, no hay amantes.

Ya pasa sola la luna,
ya pasa sola, sin nadie;
ya no amontona secretos
ni alumbra sueños, como antes.

¿Adónde fuisteis, poetas,
adónde fuisteis, amantes,
que la dejasteis sin versos,
que sin amor la dejasteis?

Ya no es de nadie, ni es luna,
la luna que ahora nos sale;
porque es un círculo sólo,
y sólo un círculo errante.

Sólo un castillo arrumbado,
sólo un recuerdo distante;
sólo una historia en un libro,
sólo una estatua en un parque.

La luna no será luna
sin corazones que amen;
sin pensamientos que vuelen
y sin poetas que canten.

Y es esa luna, lunero,
la misma luna, no obstante,
que tú metiste en los versos
porque era tuya una parte.

Pero los hombres son otros
y otras las cosas que valen;
y otros los ojos que miran
y otras las formas de amarse.

La luna no será luna,
porque la luna es mirarse:
asesinar con los ojos
hasta el dolor de la sangre.

Del libro "El cielo se hizo de amor"

Anécdota con la luna de por medio:

Desde hace unos días circula por internet un correo con “diez simpáticas anécdotas de escritores”. Yo quise hacer mi pequeña aportación y le mandé una anécdota propia a la persona que me las había enviado. Es ésta:

Como en otras ocasiones, un día encontré colgado en un blog del ciberespacio mi poema "La luna". La titular del mismo era una joven romántica, como no podía ser de otra forma. Fui a los comentarios y escribí: "Hola, soy Mariano Estrada, gracias por colgar el poema en tu blog". Al poco tiempo recibí esta respuesta: "¡Ah!, ¿pero no está usted muerto?".

Mariano Estrada, 27-02-2012)

PD: no pretendo ampliar esa lista de escritores que tienen en sus vidas determinadas anécdotas ingeniosas, aunque creo que ésta lo es. Sin embargo, el ingenio no lo puse yo, sino aquella chica de la que ahora no recuerdo su nombre.

Mariano Estrada http://www.mestrada.net/ Paisajes Literarios
http://paisajes.blogcindario.com/

miércoles, 10 de febrero de 2010

Almendros de cristal

Foto tomada hoy (10-02-2010) a las cinco de la tarde. No había sol. Es la flor tupida de los almendros la que transmite esa exuberancia luminosa, ese fuego de nieve.

¿Podemos ser el ampo de la ausente nieve,
el iris de la cal o del albero,
el vidrio más hiriente de una blanca vista?


Almendros de cristal



Almendros del color de la mañana,
glicinas de jardín
o enredaderas de tu pecho...

¿Qué albur ha de arrumbar esta caricia
de trasgo o corazón, de pájaro
que hiberna en la palmera o el olivo,
tus árboles de sombra y alborozo?

Cabalgas en la luz, sonríes,
te abarca un esplendor de mediodías,
un cíngulo de albórbolas
solares, primavera y fuego.

Desde esa floración, me usurpas,
me abrasas, me deslíes.

No sé..., me fundes y acrisolas
en las altas copelas del amor,
los artesones íntimos
del gozo y de la muerte.

Después, sobre las losas,
renacen los almendros de cristal
que abundan en la luz del Paraíso.

Del libro "Desde la flor del almendro"

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

martes, 9 de febrero de 2010

Yo sigo viendo



Yo sigo viendo…

Yo sigo viendo la fresa
en el color de tus labios,
la rosa abierta en tus ojos
y la amapola en el campo.

Yo sigo viendo la luna
palidecida en el patio,
la noche ardiendo en tu frente
y la cereza en el árbol.

Yo sigo viéndote llena
de corazón y de pálpitos,
granada como la espiga
y en la sazón de los años.

De la serie "Poeminos" (Expresiones propias)

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

lunes, 8 de febrero de 2010

La música del mar


Ver PPS de Mar:
http://cid-b9547652472c3167.skydrive.live.com/self.aspx/.Documents/Mar%5E_Lam%c3%basicadelmar%5E_C.pps


La música del mar
El Montiboli, Villajoyosa

Verano de calor, levante,
alta noche de agosto.
Es la hora del cierre para
las últimas bombillas,
los pensamientos, el ordenador
las puertas de la casa.

Al cerrar la más íntima,
se me pone en los ojos el jardín
con el deseo irrefrenable
-tal vez inoportuno-,
de contemplar la noche.

Salgo, pues, al jardín,
donde me dejo penetrar
por el silencio hondo
de la naturaleza,
que apenas contradicen
-como lejanas melodías-
los monótonos cantos de los grillos.

Conteniendo el aliento,
intento oír las bramas musicales
de esa masa sinfónica,
ese espejo sonoro
que veo desde aquí
bajo una luna pálida y mojada.

Naturalmente,
tengo clara conciencia de que
es la hora del sueño.
Pero el sueño se ha ido de mis ojos,
de pronto estimulados
por un canto hechicero y atrayente
que me anula y me arrastra y me libera.

Y es en ese momento cuando
-con mucha precipitación
y escaso disimulo-,
me encamino hacia el mar
con el explícito deseo
de dejarme mecer por sus ronquidos

Y bien que lo he logrado, tengo
todo el mar para mí. Soy suyo.

Ligero de equipaje,
y sin otra liturgia que una
completa desnudez,
vacío el pensamiento y
me dejo acariciar
por un agua apacible
que, al arrastrarse por la orilla,
me pone en los oídos esta música,
rasgada y venenosa
que, ya al salir el sol,
he traído a la cama.

Riiiiis, raaaaas….., riiiis, raaaaas….

Oyéndola me acuesto y, por primera
vez en los últimos insomnios,
he sentido la vida como celebración
y no como derrota.

Del libro “Las orillas del mar”

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios
Blog http://paisajes.blogcindario.com
Poemas recreados: http://groups.google.com/group/paisajes-literarios

sábado, 6 de febrero de 2010

Como barro

Foto tomada de internet sin ánimo de lucro


Como barro

Entre la poesía amorosa de Miguel Hernández, que es abundante y buena, hay un poema de marcado estilo gongorino que, con forma de octava real y fondo de pecado y de serpiente, a mí me ha llamado siempre la atención, especialmente por la contundencia de sus dos últimos versos, en los que -más allá de la alusión a determinadas supersticiones-, hay una altísima carga de sexualidad:

En tu angosto silbido está tu quid,
y, cohete, te elevas o te abates;
de la arena, del sol con más quilates,
lógica consecuencia de la vid.
Por mi dicha, a mi madre, con tu ardid,
en humanos hiciste entrar combates.
Dame, aunque se horroricen los gitanos,
veneno activo el más, de los manzanos.


En la última página del universal libro de la lírica, donde está escrita la poesía amorosa de los poetas de todos los tiempos, aparecen estos versos míos que muy escasamente llegan a formar un poema:

Fruta del frutero
no la quiero.

Yo la quiero del árbol, apetente,
con engaño mortal de la serpiente.


Con las debidas distancias en cuanto a la calidad de los respectivos ejemplares, la carga sexual es aproximadamente la misma. Y eso es justamente lo que a mí me interesa destacar para colgar el soneto que dejo a continuación, de cuya lectura se desprende que, en las relaciones amorosas, el barro es un elemento indispensable.

Ver PPS de Mar:
http://cid-b9547652472c3167.skydrive.live.com/self.aspx/.Documents/Mar%5E_Comobarro.pps


COMO BARRO

Como barro te quiero, como arcilla,
sin tamiz ni remiendo ni censura;
con la esencia mortal o levadura
con que fue modelada la costilla.

Te requiero mujer, no mantequilla
ni artificio de libro o de pintura.
Que te abunden en barro la cintura,
la cadera, los pechos, la rodilla.

Porque barro naciste, de semilla
que fue barro anterior en andadura
al barniz, al disfraz, a la cultura.

Y del barro tuviste la mancilla
que yo quiero ensanchar hasta la orilla
de la tierra final, la sepultura.

Del libro “El cielo se hizo de amor” (1986)

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios
Blog http://paisajes.blogcindario.com
Poemas recreados: http://groups.google.com/group/paisajes-literarios

viernes, 5 de febrero de 2010

La esperanza

Fotografía de Fernando Medrano


La esperanza


¿Por qué mirar atrás, si la esperanza
no está en las telarañas de lo deshabitado,
sino en la consistencia de la respiración,
tal vez en el tamaño del estremecimiento?

Es cierto que la sangre se corrompe,
como la voluntad y la palabra;
que las llamas de la perversidad
alteran la razón y los sutiles
estados del comportamiento.

Pero la luz es un contrato
que permanece.

Permanece el amanecer,
con la profusa intensidad
de la inocencia.
Permanece el amor, con los callados
tintineos de las constelaciones.
Permanece la fe, donde se ensanchan
los altos horizontes del espíritu.

Tanta luz se derrama en el sagrado
recinto de la vida que, de frente,
no podrían mirarla ni los ciegos.

Yo percibo esa luz como alimento,
pero también como resurrección,
después de cada ruina
de la esperanza.

Mariano Estrada http://www.mestrada.net/ Paisajes Literarios
Del libro A este lado del Paraíso

miércoles, 3 de febrero de 2010

Con el almendro ¿florece también la poesía?

Mis amigos Paco y Maruja,  en Relleu, 14-02-2011
Campos de Relleu, con fondo de Puig Campana



Con el almendro, ¿florece también la poesía?

-No sé.
Siempre he pensado que escribir poesía es un acto de la voluntad antes que un regalo de la inspiración, razón por la que he podido afirmar que, para enfrentarme a ese toro, " yo no entiendo de ritos, como no sea el de ponerse delante de un papel y de mirar hacia adentro para extraer una vivencia sedimentada, una rosa incorrupta, una paisaje añorado, un dolor, un gozo, una sombra vieja que ha medrado en el vértigo y la noche". Eso es justamente lo que he hecho en este libro, mirar hacia adentro donde, día a día, se ha ido sedimentando el afuera: ése al que sin duda pertenezco y en parte ya me define.
Y de esa honda mirada, que surge de una libre apetencia, han nacido estos versos. ¿Qué es, por tanto, la inspiración, sino una dama obsecuente y generosa, abocada a la eclosión y al abrazo?

-Querido subterfugio:
Si como almendro
te vistes
no tan sólo de flor,
sino de alondras
que vuelan con la luz
hacia una artesa
de gozos.

Si como mar
deslindas
los ciclos de la luna
o redimes al pez
en un naufragio
de jarcias.

¿En qué te invertirás,
amor, como aire?

-Pues, mira, debo decirte que
No persigo la flor perecedera,
sino el flujo de polen, el origen
sucesivo del sueño y de la vida.

-¿El origen sucesivo?

-Sí, esa vida que emerge y fluye sin cesar, constante y tercamente. De manera que voy a
Apacentar la luz
en los inciensos del almendro
o en la mirra salobre que rezuma el mar.

Quiero
Mirar la lontananza como un
pacto de fe, un haz de lirios,
y ser con el paisaje la unidad,
no el centro.

Y, por último,
Cuando me tiemble el corazón
en las cenizas de la tarde,
mi luz será un cayado
de mareas en
constante mar.

Sobre ellas andaré,
por cuérnagos de luna,
oliendo a intimidad y a epifanía,
gozando en el jazmín
los atributos de la sombra
o el espeso decurso de la noche
hacia un amanecer
claro de almendros.

Porque debo decirte que
He soñado la flor
en las arenas de la noche
y en su polen desnudo
he templado la fe...


Fragmentos del libro “Desde la flor del almendro” (1995)

Mariano Estrada http://www.mestrada.net/ Paisajes Literarios
Blog http://paisajes.blogcindario.com/
Poemas recreados: http://groups.google.com/group/paisajes-literarios

Día 14 de febrero del 2011, en campos de Relleu

lunes, 1 de febrero de 2010

Te espero

Muchacha en la ventana, Salvador Dalí.
Foto tomada de internet sin ánimo de lucro

Ver PPS de Mar:
http://cid-1475022c52746880.skydrive.live.com/self.aspx/Mis%20PPS/Mar%5E_Teespero%5E_C.pps


Te espero

Para Ramón y Shura

Te espero todos los días
con las ventanas abiertas,
la de la vida, que es grande
la del amor, que es inmensa.

Te espero en todas las calles
por las que el tiempo me lleva,
los cines, donde te olvida
mi corazón hora y media.

Te espero en todos los bancos
en que mis penas se sientan,
con la esperanza a los lados
y el móvil siempre muy cerca.

Y si hace falta te espero
sobre un reloj de paciencia,
porque el amor es muy largo
y yo te quiero sin fecha.

Cuando el amor está en juego
quien ama no desespera,
y yo, que te amo con todo,
te esperaré aunque no vengas.

Te espero todos los días
con las ventanas abiertas,
te enciendo todas las luces
y te abro todas las puertas.

La de mi casa, que es grande,
la de mi cuarto, que es cierta.
la de mis besos, que es honda,
la de mi amor, que es inmensa.

De la serie "Poe-canciones"

Mariano Estrada http://www.mestrada.net/ Paisajes Literarios
Blog http://paisajes.blogcindario.com/
Grupo Almendro (en facebook): http://www.facebook.com/group.php?v=wall&ref=ts&gid=44038222954