Buscar este blog

lunes, 30 de abril de 2012

Vino de Vidriales



Rosa, empinando los codos


Cuando en los viñedos
te miré a los ojos,
en las uvas verdes
maduraba el mosto.

Visita en Facebook la página “Propósitos adversos”


Vino de Vidriales

Cuando salimos a cenar por ahí, a Rosa le gusta acompañarse de un vino. El origen de esta costumbre, si así puede llamarse, no hay que buscarlo en una foto, pero es verdad que esta foto nos puede inducir a la sospecha.

Por otro lado, y sin que tenga nada que ver, en la casa de mis padres -que por entonces ya habían vendido  las viñas-, se consumía un vino de mesa que llegaba del Valle de Vidriales en pellejos. Dicho vino gozaba de cierta fama en la zona, donde era bien aceptado. Rosa lo tomó algunas veces en las comidas y yo, que soy astemio, le acabé escribiendo un pequeño poema…

El Valle de Vidriales se ubica en la provincia de Zamora y no está lejos de Muelas de los Caballeros, que es mi pueblo y el vuestro. Incluso se puede ir andando. Ahora bien, lo que se tarda no está cuantificado exactamente, depende del pueblo al que te dirijas. Y también de lo que hayas bebido. Los garabatos pueden hacer los viajes eternos…

Por cierto, dependiendo del medio de transporte que se utilice, hay un pueblo cuyo nombre no puede ser pronunciado: Brime de Sog. Dicen que se para la burra.

Salud, Rosa: ese trago tiene ya 36 años. ¡Tanta vida y tantos recuerdos!

Un abrazo


Vino de Vidriales

-Vino de Vidriales
que a tragos bebí,
si el suelo era llano
¿por qué me caí?

-¿A quién le preguntas,
hermano infeliz;
yo soy una cuba,
un odre, un barril,
un jarro, una bota,
un trago sin fin...

-Ya sé que eres uva
de espléndida vid,
de atávica cepa,
de noble raíz.
Por eso, compadre,
me cabe decir:
Vuecencia, don Vino,
¿qué has hecho de mí?

Del libro “Trozos de cazuela compartida”

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

domingo, 29 de abril de 2012

Amar


 Foto tomada de internet sin ánimo de lucro

Amar

Caer en un preludio digital
y abandonarse del todo a la caricia.

Abrir el codicilo de la noche
y heredar la sombra.

sábado, 28 de abril de 2012

Mi corazón



Aldaba puerta calle en la casa de Muelas de los Caballeros. Foto M. Estrada

Mi corazón

Mi corazón está atado
al aldabón de la puerta;
paciente como una mula,
callado como una piedra

¿A quién espera?

Vega del Castillo: un camino de ensueño



Camino de Vega del Castillo, Zamora. Foto M. Estrada

Vega del Castillo: un camino de ensueño

El camino

Con un extremo en las ruinas, cuyo nombre es un pueblo en abandono,  y otro en los rabiones de la virginidad, al primer puente del agua, hay una ajustada aproximación a lo que "naturalmente" podría definirse como belleza. La fundamenta un camino de silencios que se oculta en su variada vegetación, un ribazo de roble con pretensiones de infinitud y de selva y una fimbria de humeros que hacen arco al agua.

viernes, 27 de abril de 2012

La busca


Río Fontirín, Muelas de los Caballeros, Zamora



Visita en Facebook la página “Propósitos adversos”


La busca

Me adentré para buscarme
por el monte,
por el río,
por el valle.

Pero el alma me topaba
con el campo
reducido
de la sala.

La ciudad estaba abajo,
con cemento,
con ladrillo,
con asfalto.

Y las nubes, más arriba,
con hollines,
con polvillos,
con cenizas.

Regresé con un manojo
de tristeza,
de dolores
de rastrojo.

¿De rastrojo? ¡Qué alegría!
Huele a mieses,
huele a campo
todavía.

Retomé, pues, el camino,
por el valle,
por el monte,
por el río.

Qué frescura la del agua,
esa noche
que dormido
la soñaba.

Pero el sueño me mentía:
era un grifo
del lavabo
que corría.

Y salí, sin encontrarme,
al asfalto
de la vida,
de la calle.

Era ya la amanecida,
en los ojos,
en la calle,
en la vida.

Del libro “Tierra conmovida”

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

Charo y Mariano, Cascadas de Sotillos, San Ciprián, Zamora



jueves, 26 de abril de 2012

Sin palabras



Foto de Mariano Estrada


Ver PPS de Mar:

 Ver PPS de Victoria Vasilof


Sin palabras

Éste es un poema de la serie “Poecanciones” que, sin habérmelo propuesto,  salió a la luz con una pátina vieja. Y ahí sigue, lleno de amor y endecasílabos. Si hubiera que ponerle una nota, no se la pondría muy alta, precisamente, pero alguien me ha dicho que es un poema bellísimo… ¿A qué atenernos, entonces? No sé, creo que la virtud sigue estando en el medio, como casi siempre. Además, ¿por qué hay que ponerle una nota? Lo que procede es ponerlo a funcionar, que es lo que trato de hacer en este instante, ofreciéndolo en bandeja a los posibles lectores. Que ellos lo crucifiquen o lo bendigan. Y, si así les apetece, que lo arrojen a las sombras de la eternidad o a los derrumbaderos del ciberespacio. Como dijo Borges: ¿habrá suerte mejor que la ceniza / de que está hecho el olvido?

Un abrazo

Sin palabras

Tú pretendes que suenen las campanas
y que todo mi amor se diga en verso.
Pero yo soy un hombre enamorado
que sofoca en la tierra sus incendios.

Yo te digo palabras al oído
y te expreso emociones con los gestos.
Pero no sé cantar los atributos
que tú tienes a miles por el cuerpo.

¿Cómo hablar de la grieta de esos labios?
¿Qué decir de la brasa de esos pechos?
Mis palabras se hunden en tus ojos
y naufragan en sombras mar adentro.

Mi deseo es romperte de un abrazo,
mi camino es seguirte hasta el infierno,
mi obsesión es el fuego de esa boca
en la que arde la leña de mis besos.

Yo te quiero a rabiar y te lo digo
en la forma más simple de este verbo,
pero sobran palabras para amarte
y después repartirnos el silencio.

De la serie “Poecanciones”

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

¿A quién le pediré que me sostenga?



Rosa, en Aosta, Italia

¿A quién le pediré que me sostenga?

¿A quién le pediré que me sostenga
si tú, que eres amor, me das de lado?
¿Adónde habrá otro hielo más helado?
¿Adónde más silencio en tanta lengua?

martes, 24 de abril de 2012

Principio



Villajoyosa, El Charco


Visita en Facebook la página “Propósitos adversos”


Principio

Te me ofreces abierta
de corazón, desnuda
de oropeles y de disfraces.

Con palabras explícitas,
que trascienden la mera
formalidad hospitalaria,
me propones la orilla
del mar, como principio
de un pausado conocimiento.

Principio que deriva
hacia una noche espléndida,
con un murmullo de olas
que nos envuelve y acaricia,
unas cuantas estrellas
que derraman su luz en nuestros rostros,
unas manos nerviosas
que se conmueven con el roce
liviano de la piel y del deseo,
y un temblor contenido
que anuncia interminables terremotos
para el tiempo de la celebración
                             gozosa de la carne.

La cual ocurrirá en la madrugada
del día destinado
a la contemplación
mientras la luz se deposita
sobre un amanecer de acantilados.

 Del libro "Amores colaterales"

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

lunes, 23 de abril de 2012

Dos paisajes, dos poemas



Quintanilla, Zamora. Foto JM Piña


Visita en Facebook la página “Propósitos adversos”



Transfiguración

Caído de una lluvia artificiosa,
irrumpo en el amor, junto a la rosa.

Y en esta luz plagada de colores,
me siento natural, como las flores.

Así, transfigurado, mis anhelos
están con las alondras, en los cielos.

Poema: Mariano Estrada Vázquez



 
 Benimantell, Alicante. Inmediaciones de El Trestellador.

Ver álbum de fotos:

 
La fuente

En el camino
cansino
de la mañana,
hay una fuente
latente
de viento y agua.

De viento suave,
que sabe
soplar con calma

¡Con calma!
Con dicha breve
de espera larga.

¡Dejad la carga!
Dejad el peso doliente
junto a la fuente
¡Bebed el agua!


De "Expresiones propias"

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

domingo, 22 de abril de 2012

El verso



Benimantell, Alicante. Inmediaciones de "El Trestellador" . Foto M. Estrada


Visita en Facebook la página “Propósitos adversos”


El verso

El verso sale
de las entrañas
por las rendijas
del corazón.

Y va a los nidos
de las arañas
que son las telas
de la razón.

El verso vuela
por las montañas,
por los abismos
de la ilusión.

Y va a las hojas
y va a las ramas
y va a los troncos
y va a la flor.

El verso bebe
de las fontanas,
de los torrentes
de la pasión.

Y va a los cuerpos
y va a las almas
y va a los besos
y va al amor.

El verso empieza
y el verso acaba,
del verso vengo,
y al verso voy.

De la serie “Expresiones propias”

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

 Cascadas de Sotillos, San Ciprián, Sanabria, Zamora. Foto M. Estrada



sábado, 21 de abril de 2012

Hoy regreso al amor



Rosa y Mariano, 1979, en Carnaby Steet, Londres.

Hoy regreso al amor

Hoy regreso al amor y a sus espinas
porque tengo en la boca agua salada
de una mar que bebí, desaforada,
en cien vasos de miel y golosinas.

viernes, 20 de abril de 2012

Sentí la soledad



Foto de Fernando Medrano


…Que duele andar con el tronco
de viento en viento, llorando,
llevar el agua en los ojos,
morir de sed en los labios…

Visita en Facebook la página “Propósitos adversos”


Sentí  la soledad

Sentí  la soledad, estaba solo.
Tomé una compañera.

Con ella se templó mi corazón
y, de su mano,
nací a una dicha plena.

De pronto comprendí la eternidad,
lloré de amor ¡qué gozo!,
lloré de cosas buenas.

Pero un día volvió la soledad,
la casa era muy grande,
nosotros tan solo una pareja.

Entonces nos miramos y, al hacerlo,
tuvimos descendencia.
Un hijo y una hija: ¡Bendición!
Un macho y una hembra.

Y ya la soledad, que nos conoce,
apenas nos visita
y en poco nos molesta.

Pues somos en la casa cuatro almas
que suman muy a gusto cuatrocientas.
Y al ser la soledad tan absorbente,
si nadie le hace caso, se va ella.

Del libro “Vientos de soledad” (1984)

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

jueves, 19 de abril de 2012

Las dos soledades



Foto tomada de internet sin ánimo de lucro 


La soledad es un hombre 
que se hace piedra en el alma


Visita en Facebook la página “Propósitos adversos”


Las dos soledades

Tengo dos soledades,
de noche una,
otra de día.
De las dos una es propia,
otra es ajena,
otra no es mía.

Yo no busco la ajena,
porque me niega
toda caricia.
La que busco es la propia,
que me da sueños,
que me da vida.

….

Tengo dos soledades,
una me niega,
otra me afirma.
Tengo dos soledades,
una es de cárcel,
otra de vida.

La de cárcel me llega
solo con odio,
solo en ortigas.
La de vida con ramos
de pena o gloria,
de llanto o risa.


Tengo dos soledades,
amada una,
otra temida.
De las dos soy la casa
donde ellas viven
sin ser amigas.

Una vive de noche,
ésa es la propia,
ésa es la mía.
Y la ajena, la otra,
siempre es al alba
cuando me habita.


Tengo dos soledades,
una es de muerte,
otra de vida.
Por las dos, solitaria,
corre mi sangre.
Yo soy la herida.

Del libro "Vientos de soledad"

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios


 Foto tomada de internet sin ánimo de lucro

miércoles, 18 de abril de 2012

El huevo



Foto tomada de internet sin ánimo de lucro

El huevo

La ínclita e  inolvidable Margaret Thatcher, cuando ejercía de Gobernanta de su país, demostró tener los arrojos del tamaño de las Casas del Parlamento, incluido el Big Ben. No en vano la llamaban “La Dama de Hierro”.

lunes, 16 de abril de 2012

Esa niña


Patricia en La Baña, León


Visita en Facebook la página “Propósitos adversos”


Esa niña

Esa niña,
la que se viste de espejos
y no sabe
que es un espejo ella misma.

La que canta, la que ríe,
la que llora, la que grita.
La que se enfada y protesta,
la que perdona y olvida.

Esa niña, ésa.
La que se mete en las sombras
y enciende allí sus cerillas,
sus palmatorias, sus hálitos
y sus luciérnagas íntimas.

Esa misma.
La que cabalga en el llanto
montada sobre sus bridas.

Sobre el ronzal de los aires
y las brisas.

Ésa, ésa, la que brilla…

La que se asoma a la aurora
sin sobresaltos, sin prisas.
Como una flor, como un brote
que se está abriendo a la vida.

Esa niña, ésa.
Ninguna otra: Patricia.

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios