Buscar este blog

sábado, 31 de diciembre de 2016

Lo que toco mejor es el violón


Rosa y Mariano, en el Trestellador de Benimantell, Alicante


Lo que toco mejor es el violón
Divertimento para acabar el año
A la vista de una memorable fotografía en la que se me ve tocando la guitarra, alguien muy cercano me hizo esta pregunta:
     -Mariano, ¿qué ha sido de tus aficiones y escarceos musicales? Yo sé que has tocado muchas cuerdas.
     -Es verdad, he tocado muchas cuerdas y muchos palos. Por ejemplo: toqué una vieja guitarra que, teniendo talle de flor, acabé abandonando en un trastero. También toqué la flauta, pero vi que las pastoras preferían el rabel y las urbanitas suspiraban más bien por el contrabajo en los salones de jazz. Antes había tocado la armónica, pero ella era casta y pura y no quiso que pasáramos a mayores. Después canté en un coro, del que tuve que distanciarme por culpa de un traslado de residencia…

viernes, 30 de diciembre de 2016

Navidad: negocio y fasto


 Foto tomada de internet sin ánimo de lucro


Navidad: negocio y fasto

Lo que resulta más chocante, aunque sólo en cierto sentido, es que teniendo la sociedad occidental un origen judeo-cristiano y siendo Jesucristo un símbolo de humildad y de pobreza, se le haya ido tanto la mano en la conmemoración de su nacimiento.

martes, 27 de diciembre de 2016

Tres árboles en tres lugares del mundo


Dunas desierto de Namibia
Pájaros
Un día los pájaros se echaron a volar con el propósito de  conseguir alimentos para los suyos, pero la sequía era tan grande que en el campo no había gusanos  para todos. Muchos de ellos, afligidos por enormes pesadumbres, quedaron atrapados en parameras interminables, arboledas agostadas, humedales desaparecidos y matorrales agónicos y terrosos. No pudieron volver con sus polluelos que, desesperados, saltaron de los nidos porque sus bocas  eran cuevas de hambre. Ya en el suelo, solo encontraron polvo de amargura sobre una alfombra mustia y seca. (2012)

sábado, 24 de diciembre de 2016

Nochebuena con humor


Foto tomada en Villajoyosa, M Estrada


La crisis, las prisas y la cena de Nochebuena

Con la confianza con la que uno se dirige a los amigos, empecé a escribir unas líneas de felicitación de Navidad en un correo electrónico, pero al ver que se me iban de las manos las convertí  en este artículo vaporoso en el que no debe buscarse ninguna tierra  profunda, sino solo un poco de humor. No es la primera vez que la literatura hace de mí un esclavo, pero a mí me va la marcha de la sumisión literaria y me he dejado querer con alarmante gusto.

“Querido amigo:
carta te escribo:
si no estás muerto estás vivo”.
     (Anónimo popular que aprendí de mi padre)

jueves, 8 de diciembre de 2016

Pillado por la obsesión


Foto tomada de internet sin ánimo de lucro


Pillado por la obsesión.

Desde el balcón de mi casa
miro a la gente que pasa
y no la veo pasar.

Lo que veo es la quimera
de tus pasos en la acera
y de tu forma de andar.

lunes, 28 de noviembre de 2016

Desde la flor del almendro, 1995


Foto tomada entre las poblaciones de Tátbena (Marina Baixa) y Castell de Castells (Marina Alta), ambas de Alicante.


Desde la flor del almendro, 1995

Prólogo

     En las breves líneas que ilustran la solapa de mi último libro publicado, Azumbres de la noche, manifiesto que fue escrito donde tiene su aposento la luz, entre las brisas salobres de este undoso Mar llamado Mediterráneo. Lo que entonces no sabía es que el Mediterráneo lo llevaba yo dentro, al menos en alguna de sus formas o interpretaciones. Lo supe al esbozar otro libro: el que ahora está en tus manos, lector, pues aparte de la luz o el mar, tan tópicos como ineludibles (tan propicios, por tanto, para la impregnación, la subyugación e incluso la dulía), aparte de "esas cosas", digo, se deja ver el paisaje: ese que yo he aprendido a amar en los 21 últimos años de mi vida: pinos y palmeras, hortales y collados, regatones, trochas, cambroneras... Y especialmente el almendro, con su tronco de vieja soledad, con su flor de luna.

sábado, 19 de noviembre de 2016

Un desfile en el Montiboli, con estilo y con elegancia


 Rosa, 1990

Un desfile en el Montiboli, con estilo y con elegancia
Desfile *  Muchas veces  me has dicho que ya desde pequeña querías ser modelo.  Y está claro que no te faltaban hechuras. Al contrario, tenías unas hechuras magníficas. Tal vez te faltaban tres o cuatro centímetros, aunque no sé si eso hubiera sido un impedimento para ejercer tan delicada profesión. Cuando tenías 26 años te propusieron participar en un desfile en el hotel Montiboli, de Villajoyosa, lo que hiciste con muchísimo gusto. Y también con muchísimo éxito. A mí me decían después que se me caía la baba mirándote, cosa que no voy a negar. Afortunadamente, han quedado unas preciosas fotografías para que pueda entenderse que a cualquiera en mi lugar se le hubiera caído. Han pasado más de treinta años, pero en las fotos se percibe claramente que las pasarelas se te hubieran dado muy bien.  Sin embargo,  tú sabes de sobra que la vida no suele complacernos en todo. Y en este caso, ¿cómo te había de complacer si tus empujones laborales  no iban precisamente en esa dirección ni en ese sentido? Aún sigues diciendo que te hubiera gustado ser modelo, pero, claro, también dices a veces que no sabes si vas a dejar de fumar y llevas 28 años sin hacerlo. Recuerda que lo dejamos el mismo día. Era un 9 de octubre. Habíamos ido a Orxeta, a comer con unos amigos.

miércoles, 16 de noviembre de 2016

La luna, cercana y luminosa



 La luna ya no es la luna. Foto M. Estrada


La luna, cercana y luminosa

Estos días se le han hecho millones de fotos. Yo me he conformado con verla, admirarla e interiorizarla.
En algunas de las fotos publicadas en los medios de comunicación, la luna aparece tan grande como la que dejo yo aquí. Lo que pasa es que la que dejo yo aquí no es precisamente la luna, sino la humilde cúpula de mi casa, hecha de modestos ladrillos, mortero de cemento y pintura elemental. Eso sí, está tan bien hecha que no se aprecia en su proyección ni un solo defecto. Para gloria de su constructor, Fernando Fernández, a quien mando un abrazo lunático.

La luna

A Federico García Lorca

Ya nadie mira a la luna,
la luna ya no es de nadie;
ya no la cubren de besos,
ya no la bañan con sangre.

lunes, 14 de noviembre de 2016

El viaje a Londres


 Rosa y Mariano en Carnaby Street, 1979


El viaje a Londres

A Londres viajamos con el recuerdo de la experiencia italiana: nada de coche, nada de barco, nada de equipajes excesivos, nada de cartilla familiar. Desembarcamos en Gatwick sin contratiempos. No obstante, el primer día que fuimos a Hyde Park corner se nos pegó una joven barcelonesa que terminó conviviendo con nosotros durante tres o cuatro días. Nada que ver con el cónsul que se nos había pegado en Venecia, desde luego, ya que la chica era educada y agradable, pero no pudimos evitar recordarlo. Tampoco pudimos evitar el pensamiento de que, pegándose a nosotros, lo que hacía aquella joven era huir de la soledad. Un día se despidió y nosotros seguimos a lo nuestro.

martes, 8 de noviembre de 2016

Muerte y dolor. Recuerdo y despedida

Foto de Fernando Medrano

Muerte y dolor
Recuerdo y despedida

Hoy, martes día 8 de noviembre de 2016, hace 22 años que murió mi madre. El dolor se ha diluido en el tiempo, pero el recuerdo es imborrable y permanece en la memoria y en el corazón.

El sábado pasado, día 5 de noviembre, murió Consuelo Corrales García, hermana de mi mujer. Ayer, día 7, toda la familia la ha despedido entre lágrimas, abrazos y manifestaciones profundas de dolor. Su recuerdo permanecerá siempre entre nosotros.

Sirva este poema para recordar a mi madre y para despedir a Consuelo.

Te digo amor

Te digo amor
y estoy diciendo otoño:
ocaso, lluvias, árboles desnudos...

Y no me pesa el labio por decir
amor y estar diciendo muerte.

sábado, 29 de octubre de 2016

Presentación de LA DIMENSIÓN POÉTICA DEL MUNDO en la Residencia Ballesol, Villajoyosa


Bela Marbel y Mariano Estrada.  Foto de Rachel Fdez Asenjo


Presentación del libro La dimensión poética del mundo.
Residencia Ballesol, la Cala de Villajoyosa, 28-10-2016.
Acto promovido por las Asociaciones de vecinos como inicio de las fiestas.

Buenas tardes, queridos amigos

Pocas cosas me hacen tan feliz como ver reunida a la gente en torno a un libro. Estamos aquí para entretenernos, pero también para comunicarnos, para relacionarnos, para cultivarnos. Y para reivindicar, por supuesto. Este libro pretende ser, ante todo, una reivindicación de la poesía.

lunes, 17 de octubre de 2016

Presentación del libro POEMAS HUÉRFANOS, de Mariano Estrada



 Información sobre el acto


Diseñodel libro: Lalo F. Mayo
Foto de la cubierta: Fernando Medrano
Editorial: Círculo Rojo

Datos orientativos:

1.-Prólogo

La historia de este libro empieza el día en que, de una forma instintiva y espontánea, le fue asignado un título provisional: Poemas huérfanos. Con este nombre quedaba identificado un archivo en el que, poco a poco, se iban a ir depositando aquellos poemas que no tenían un fácil acomodo en ningún sitio, bien porque perdieron el tren al que tenían que haberse subido en su día, bien porque no fueron escritos para subir a ningún tren, o bien, incluso, porque fueron arrojados en marcha de algún vagón repleto.

domingo, 16 de octubre de 2016

La madriguera


Madriguera de conejo. El Charco, Villajoyosa



La madriguera

Los conejos del Charco fueron convocados a una asamblea extraordinaria y urgente. Algunos se olían que iba a ser también peliaguda.
     -¿Qué pasa? ¿Por qué nos reunimos?
     -Porque tenemos que dilucidar.
     -¿Sobre qué? ¿Qué ha pasado?
     -Se ha detectado un okupa en las madrigueras del hondo.
     -¿Cuál de ellas?
     -La 27.
     -Vaya, esa es la madriguera de Darco, el Bueno.
     -¿Y quién la ha ocupado?
     -Gene, un joven que procede de los derrumbaderos del Carrichal, que quedan fuera de nuestros dominios.
     -¿Del Carrichal? Entonces habrá que aplicarle la ley de extranjería.

miércoles, 12 de octubre de 2016

Hay sueños que florecen en febrero



 El Charco, Villajoyosa


Hay sueños que florecen en febrero

Hacía un día espléndido y caluroso. Llevaba más de dos horas caminando y estaba un poco cansado. Me recosté sobre el tronco de un olivo que olía a eternidad. Me quedé traspuesto, soñé… Veía un campo de almendros con algún que otro olivo, tal vez con la memoria de algún que otro olivo. El suelo estaba cubierto de hierba y era verde, o era más verde que marrón o que gris. En todo caso, era un suelo hermoso que me daba a entender que había llovido bastante, no aquel día, sino unos días atrás. La lluvia sucede siempre en el pasado, dijo Borges, incluso cuando te está mojando en presente.

domingo, 9 de octubre de 2016

Un tronco seco

Foto tomada en el Charco, Villajoyosa.


Un tronco seco
El Charco, Villajoyosa

Debo decir que he pasado mil veces junto a este árbol seco, al que podemos llamar también naturaleza muerta. Sin embargo, nunca me había parado a mirarlo con detenimiento. Pero era inevitable que un día u otro  lo hiciera. Estaba tan a mano… Me acerqué, pues y le dije:
-¿Qué pasa, tronco?
-Ya ves, amigo, resistiendo.
- Como el Dúo Dinámico, ¿eh?
-Más o menos, pero el Dúo Dinámico sigue cantando.
-¿Y tú no lo haces ya?
-¿No ves que no tengo ramas? Eran ellas las que cantaban por mí, con el viento.
-Ah, los ululares… Mágicos, líricos… y ahora melancólicos. ¿Estás triste?
-Si así lo quieres decir…

viernes, 7 de octubre de 2016

El descanso de Nereo


Playa de la Caleta, Villajoyosa. Foto M Estrada

El descanso de Nereo
Playa de la Caleta, Villajoyosa

Un día -que pudo ser ayer o hace dos mil quinientos años-, Nereo estaba cansado de tanta agua salada y tantas olas seguidas sobre su anciano cuerpo. Así que cogió a uno de sus nietos más tiernos y a su perro favorito y salió a tomar el aire a la playa de la Caleta. Se recostó sobre la rocalla y se dispuso a descansar unos días, tal vez unos años o unos siglos.

jueves, 29 de septiembre de 2016

Una drácena de mucho fuste


Montiboli, Villajoyosa

Una drácena de mucho fuste

El género “dracaena” abarca una gran variedad de especies, la mayoría de ellas son plantas de interior, resultando francamente decorativas y de fácil mantenimiento. La que mostramos en la foto es una drácena drago. Se caracteriza, entre otras cosas, porque resiste bien las temperaturas exteriores, siempre que estas pertenezcan a lugares de clima templado, como Canarias o Marruecos. Sabida es la importancia que tiene este árbol en la isla de Tenerife, donde es considerado como un tótem. Pueden alcanzar más de 12 metros de altura. En Villajoyosa se da bastante bien. Solo hay que ver la lozanía de este ejemplar, que está en el Montiboli.

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Las Nereidas


Playa de la Caleta, Villajoyosa. Foto MEstrada

Las Nereidas
Playa de la Caleta, Villajoyosa

En varias ocasiones he hablado de las Nereidas y alguien podía preguntarme por qué. La razón principal es que, en la mitología griega, las Nereidas son consideradas como las ninfas del mar Mediterráneo, que es justamente el nuestro.

martes, 27 de septiembre de 2016

La vida al final de los 70


Mariano Estrada, Villajoyosa, finales 70. Foto Rosa Corrales


La vida al final de los 70 

No es que jugáramos al escondite, jugábamos a la felicidad. Paseábamos por la playa, nos hacíamos fotos entre las rocas, en los espigones del puerto. Nada nos perseguía, nada nos agobiaba, el tiempo era un aliado seguro, el sueño era percibido como posible, la esperanza era una promesa con fundamento, las noches no tenían presagios ni sobresaltos…

domingo, 18 de septiembre de 2016

Del agua que somos a la gaseosa del vino


 El Charco, Villajoyosa. Foto MEstrada


Del agua que somos a la gaseosa del vino

-¿Por qué dijo el Señor: Polvo eres y en polvo te convertirás, si sabía muy bien que éramos agua?
-Bueno, los científicos están diciendo últimamente que estamos hechos de barro…
-¿Últimamente? Pues vaya novedad…
-Es que el barro se hace con tierra y con agua. Es decir, con polvo, con arcilla y con agua.
-¡No me digas! Y eso… ¿desde cuándo?

viernes, 9 de septiembre de 2016

El mar, un homenaje a Alberti en su retorno del exilio (1977)



Acantilado entre las playas Bol Nou y Paraíso, Villajoyosa. Foto: M. Estrada


El mar, un homenaje a Alberti en su retorno del exilio (1977)

El mar está metido en la sangre de mucha gente. ¿Será por eso por lo que hay tanta gente salada? Los que nacimos al lado de un río, sin embargo, tenemos azúcar en la sangre.

Para el poeta Rafael Alberti, que nació en el Puerto de Santa María, Cádiz, el mar fue casi una obsesión, especialmente porque no acabó nunca de saber si era niño o niña. Véase la dualidad establecida para siempre en estos versos del libro “Marinero en tierra” (1924), con el que, en 1925, obtuvo el Premio Nacional de Literatura.

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Martina cumple cuatro años. ¡Felicidades!



 Martina en la playa, sep. 2016. Foto Patricia Estrada


Martina cumple cuatro años. ¡Felicidades!

     Hola, Martina:
     Tenías tantas ganas de cumplir cuatro años que hoy, siete de septiembre de 2016, casi te costará creer que los cumples. Pero es verdad: los cumples con todas las garantías. De hecho,  los has cumplido ya. Al fin has alcanzado a tus amiguitas y amiguitos, a tus compañeras y compañeros de colegio. Porque eso era lo que tú deseabas en realidad, sin tapujos ni disimulos. Dichosas las edades en que las mujeres quieren ponerse años encima…
     -¿Qué dices, abuelito? No te entiendo.
     -Nada, Martina, ya lo entenderás cuando seas mayor…
     -¿Cuándo tenga cinco años?
     -Eso, cuando tengas cinco años…
     -¿Y entonces seré como tú?
     -¿Quieres ser como yo?
     -Sí, abuelito.
     -¿Para qué?
     -Para decir tonterías…

miércoles, 31 de agosto de 2016

Limoncillos verdes


Montiboli, Villajoyosa. Foto Mariano Estrada

Limoncillos verdes

Cuando uno está enamorado, los limones vulgares se convierten en limoncillos verdes. A lo mejor vosotros, en mi lugar, hubierais visto en los labios de vuestras novias naranjas, ciruelas o albaricoques, pero lo cierto es que los diminutivos de esas frutas no lucen con la misma gracilidad. ¿Naranjitas? ¿Ciruelitas? ¿Albaricoquitos? Por favor, dejad ahí las manzanas, los aguacates, los melocotones… No tienen un buen diminutivo para colgar de unos labios de encendida carne. Coged los limoncillos verdes, os lo ruego. Colgando de unos labios de imanes enrojecidos no se conciben las paraguayas, los caquis, los higos, las brevas, las peras, las papayas, las chirimoyas…

martes, 30 de agosto de 2016

Un corazón de espuma


 Foto tomada entre las playas del Paraíso y el Bol Nou, Villajoyosa

Un corazón de espuma

Me asomé al mar desde el acantilado y vi que a mis pies había un corazón de espuma que, como todos sabemos, es un elemento evanescente. Quise hacerle una foto, pero, cuando tuve a punto la cámara, prácticamente había desaparecido, como aquella imagen de Aline que el cantante francés Christophe dibujó un día en la arena de una playa. ¿Conocéis la canción? Es realmente bonita.

sábado, 27 de agosto de 2016

Te diría


Rosas blancas, La Caleta-Eurotenis, Villajoyosa
 

Estas preciosas rosas blancas están (o estaban, porque ya sabéis que las rosas son extremadamente efímeras, aunque la Rosa sea eterna) en el margen del camino que lleva a la playa de La Caleta. Estaban allí, ofrecidas a los eventuales usuarios del camino, pocos o muchos. Muy erguidas ellas, muy firmes, muy conscientes de su contribución a la causa del amor, de la bondad, de la belleza… Aquellos que se paran a contemplar una rosa, lo hacen con devoción y con ternura. La ternura es, tal vez, el sentimiento más hondo que puede inspirar una rosa.

sábado, 20 de agosto de 2016

La mañana



 Amanecer en El Campello, Alicante. Foto de Javier Sánchez

La mañana
Porque después hay calor.

La mañana es un beso de ternura. Hay cristales de agua sobre las ramas de los árboles, hay vida en la luz que se derrama sobre las hojas y, poco a poco, va tomando cuerpo. Es decir, crece. Y su crecimiento va secando el rocío que, durante las últimas horas, había dado aliento a la yerba.

sábado, 13 de agosto de 2016

Diálogo en el peaje de la autopista



 Zona peaje autopista, Villajoyosa. Fondo Puig Campana. Foto M Estrada

Diálogo en el peaje de la autopista
Mimosas iridiscentes, Villajoyosa

Un día, no recuerdo exactamente el motivo, andaba por los entornos del peaje de la autopista. Las mimosas estaban florecidas y, aprovechando que llevaba la cámara, me dispuse a hacer unas fotos. Anduve mariposeando por la zona y pronto me di cuenta de que los paisajes más apetecibles en aquellos momentos quedaban en el recinto interior, es decir, en el área de influencia del peaje. Así que me adentré furtivamente por la zona de los accesos, que estaban realmente circundados de flores. Entusiasmado como estaba con el quehacer fotográfico, no me percaté de que se acercaba alguien por la retaguardia.
-¿Qué hace usted aquí? –me dijo con una entonación muy correcta.

miércoles, 10 de agosto de 2016

¡Ven a esta ventana amanecida!


El Charco, Villajoyosa. Foto Mariano Estrada


¡Ven a esta ventana amanecida!

Recorrido por el Charco, punto de parada sin fonda

Durante un largo tiempo he estado haciendo una ruta diaria por El Charco de Villajoyosa que, con un recorrido preestablecido, tenía sus ligeras incursiones o variantes. Al llegar a este punto del camino, me acercaba indefectiblemente a la cima de ese precioso mogote, me apostaba sobre él, hacía un Cristo de corcovado, inspiraba hondo, inflaba el pecho, soltaba lastre, saludaba a las poblaciones limítrofes y me quedaba más ancho que el Amazonas en su abierta y desparramada desembocadura, en la zona Norte de Brasil, allí donde recibe el nombre de Río Mar.

martes, 9 de agosto de 2016

El mar, la luz, los beneficios de la contemplación


 El Charco, Villajoyosa. Foto Mariano Estrada


El mar, la luz, los beneficios de la contemplación

Esta foto fue tomada en El Charco, donde la soledad produce un sosegado recogimiento, donde la soberbia tiene una cura de humildad, donde la belleza penetra los sentidos y vuelca hacia arriba las comisuras del ánimo.

lunes, 8 de agosto de 2016

Posado para una foto



Rosa y Mariano, playa del Bol Nou, Villajoyosa, 2013. Foto Patricia Estrada


Posado para una foto
Playa del Bol Nou, Villajoyosa

Al igual que otras muchas, esta foto fue hecha para utilizarla en la contraportada del libro “Poeminos de amor”, publicado en el año 2013. Lo que pasa es que solo podía ser una la elegida, y la elegida fue otra. Mi amigo y editor Lalo F. Mayo me dijo que la foto era bonita, pero que nos estábamos dando la espalda. Y yo le dije:
-Claro, es que en esa piedra, si nos sentamos de frente, iba a parecer algo raro.
-Mejor no entrar en detalles.
-Sí, mucho mejor. ¿Cuál ponemos entonces?
-Me gustan las de las palmeras pequeñas. Primero porque estáis de frente y os miráis a los ojos.
-¿Y segundo?
-Segundo porque, además de miraros, lo hacéis con una tierna sonrisa. Y eso siempre es un plus.

miércoles, 3 de agosto de 2016

Sustancia de un paisaje


El Charco, Villajoyosa. Foto M Estrada


Sustancia de un paisaje
El Charco, Villajoyosa

Miro la imagen que tengo ante los ojos y la veo más o menos bonita, pero no reproduce las sensaciones que tuve mientras contemplaba directamente el paisaje: los árboles, los arbustos, las hierbas, la orografía, el cielo, los colores, el mar. ¿Qué hay de aquella realidad en esta fotografía? Un tenue reflejo. Es como si se le hubiera ido la densidad, el pulso, la esencia, la sustancia.

miércoles, 27 de julio de 2016

La Caleta, Villajoyosa: playa, oasis y residencia de monstruos


Playa de la Caleta, Villajoyosa. Foto M Estrada

La Caleta, Villajoyosa: playa, oasis y residencia de monstruos

De la playa de La Caleta tengo algunas fotos más o menos bonitas. Esta que hoy os dejo es sin duda una de las mejores. La Caleta es exactamente un oasis y, como todos los oasis, está lleno de palmeras con inflorescencias y dátiles. Incluso hay césped y mar. Nada me extrañaría que, en las noches de verano, las nereidas se acercaran a tomarse un merecido descanso. Falta un par de camellos y cuatro o cinco tuaregs ataviados con chilabas coloridas y vistosos turbantes. Y cuando digo camellos me refiero a los animales de cuatro patas. Porque camellos de dos patas se pueden encontrar en cualquier sitio, incluso en un lugar tan hermoso como este.

sábado, 23 de julio de 2016

Arbolillo



El Charco, Villajoyosa. Foto M Estrada


Es verdad que nuestra literatura está llena de árboles, como no podía ser de otro modo, ya que, en términos generales, hemos vivido siempre entre ellos. El problema es que en determinadas regiones españolas, especialmente del Sur y del Este –y siempre según los entendidos- está empezando a oler a desierto. Y esto es algo por lo que debiéramos estar preocupados. ¿Lo estamos? Yo sinceramente lo dudo.
 
Arbolillo

-Arbolillo del campo:
¿dónde está el ave
que se posa en tus ramas
para cantarme?
¿Dónde fue el pajarillo
de alegre cante?

jueves, 21 de julio de 2016

Los montes hay que merecerlos despacio


El Puig Campana. Vista desde El Charco, Villajoyosa 


Los montes hay que merecerlos despacio

Las prisas por llegar a la cumbre no suelen ser  buenas consejeras. Esto lo aprendí de una experiencia en el Salvaguarda, Benasque, monte señero que separa España de Francia. Éramos jóvenes aún, pero los niños lo eran más y aceleraban el paso. En un momento concreto superamos a una pareja de montañeros compuesta por un señor mayor y un chico muy joven. Iban a ritmo de bypass, naturalmente. Y como vieron que nosotros corríamos con la alegría de los principiantes, el señor mayor nos dijo: “Anda como viejo y llegarás como joven”. Pero nosotros seguimos a lo nuestro y les dejamos en los vagones de cola. Tengo que decir, no obstante, que antes de llegar a la meta nos alcanzaron, pero ni ellos se cargaron de razón ni nosotros entendimos el hecho como una derrota. La disculpa la encontramos en los niños…

martes, 19 de julio de 2016

Una casa desvencijada


Casa situada en El Charco, Villajoyosa. Foto M Estrada


Una casa desvencijada
El Charco, Villajoyosa

Manuel Mújica Lainez (1910-1984) tiene un libro soberbio cuyo título es Bomarzo. Se sitúa en el Renacimiento italiano, por si a alguien le interesa leerlo. No obstante, y a pesar de lo dicho, el autor declaró en alguna entrevista que su mejor libro era “La casa”, que trata sobre la decadencia de una clase social argentina. Yo he leído ambos libros y difiero de esa opinión. Es cierto que “La casa” es un libro imaginativo, creativo y poético, pero Bomarzo es uno de los mejores libros que uno pueda echarse a los ojos.

viernes, 15 de julio de 2016

Conflicto entre una farola y un foco


Chiringuito del Eurotenis, La Caleta, Villajoyosa. Foto Mariano Estrada


Conflicto entre una farola y un foco
Chiringuito del Eurotenis, La Caleta, Villajoyosa

Yo creo que la farola alumbraba el espacio de las flores y no le quedaba energía para lo demás. Por eso pusieron el foco, para que alumbrara el espacio de lo demás. ¿Y qué era lo demás? El chiringuito del Eurotenis, La Caleta. No se llevaban muy bien porque la farola, sin ser excesivamente atractiva, entonaba muy bien con las plantas y las flores, mientras que el foco, que era un armatoste funcional, se esmeraba en ser deslumbrante y pragmático.
-¿Ves? –le decía a la farola-. Si no fuera por mí, las camareras chocarían con los clientes, les echarían encima los caldos y estos se irían sin pagar y con las botas puestas.
-¿Y a mí qué me cuentas, artefacto feo? Esa es una más de las estupideces humanas. Yo prefiero que resplandezca lo verde.

sábado, 2 de julio de 2016

El cactus y la piedra de afilar



                                                         Montiboli, Villajoyosa 


El cactus y la piedra de afilar
Montiboli, Villajoyosa

El cactus se aproxima a la piedra con la idea de afilar sus espinas, pero la piedra le dice: “¿No ves que estoy en desuso, renacuajo? Ahora me tienen de adorno en un jardín. Y está bien, porque no sufro desgaste ninguno, pero es tan aburrido y tan tedioso que a una, al final, se le entontece el alma. ¿Que una piedra de afilar no tiene alma? Ya lo creo que sí. Yo he tenido tiempos de mucha agitación y mucha chispa. ¿No es eso el alma? No veas los calentones que llevaba en el cuerpo. Lo que ocurre es que ahora me han vuelto sedentaria y tranquila. Y francamente inútil, como ves. Pero la procesión va por dentro…

viernes, 1 de julio de 2016

Una flor en el Paraíso… de Villajoyosa



                                                                     Fotografía tomada en el Paraíso de Villajoyosa


Una flor en el Paraíso… de Villajoyosa

En uno de mis paseos nocturnos por el Paraíso de Villajoyosa, me encontré con esta flor que, en medio de la noche, exhibía una belleza rotunda y solitaria. Es una flor abundante, pero ella estaba sola en la penumbra. Por lo menos en un radio de 20 centímetros.
-¿Qué haces ahí, flor de terciopelo? –le dije.
-¿De terciopelo? –me contestó-. ¡Qué cursi y qué ñoño! Yo soy una flor, no una cortina o un vestido.

sábado, 18 de junio de 2016

El carro



                                                                                  Foto de Fernando Medrano
El carro

Queridos amigos: hasta hace unos años, pero no muchos más de la mitad de los que yo tengo ahora, en cada casa de Muelas de los Caballeros había un carro como el que aparece en la foto. A día de hoy, para ver uno de ellos hay que recurrir a Fernando Medrano, que vive en Benidorm, cerca de la casa de Manolo Escobar... ¿Será Manolo Escobar el que se ha llevado todos los carros de Muelas, como un día se llevó el corazón de algunos de sus habitantes?

sábado, 11 de junio de 2016

Villajoyosa: el clima y otras noticias


Villajoyosa en Fiestas. Casas de colores


Villajoyosa: el clima y otras noticias

Vente a La Vila, muchacha, y el frío será un recuerdo en tu cabeza.
—No me digas. ¿Y solo porque lo afirmas tú, Mar i ano?
—No, porque La Vila tiene un clima benigno.
—Benigno, afanya´t, que nos vamos a la platja de la Vila.
—¿A quina?
—No, la quina no te la lleves que cogerás una cogorza monumental.
—Ya, y què més?
—Noviembre, diciembre, què més dona?
Dona, no... No em digues que es lo mismo enero que Julio.

jueves, 9 de junio de 2016

¿Procedemos de un pez?




 Foto tomada de internet sin ánimo de lucro

¿Procedemos de un pez?

Un día del año 2001, a raíz de una noticia que aparecía en los medios de comunicación, escribí este pequeño artículo

Sobre la procedencia del hombre

Hoy ha aparecido en la prensa la noticia de que muy posiblemente los humanos procedamos de un pez, a lo que yo oso decir a modo de divertimento: el que se llame Jonás sabe perfectamente que procede de una ballena. Pero vayamos por orden. Primero fuimos barro, sobre el que Dios puso un soplo divino para darnos alma. De ello se aprovecharon los curas. Luego fuimos mono, en constante y darwiniano proceso de evolución. De ello se aprovecharon los políticos. Y ahora que empezábamos a reírnos de las almas porque ya teníamos el hábito de las monerías, nuestro futuro se abre a un pasado de pez, mira tú por dónde. ¿Quién se aprovechará hoy de nosotros? Pero a mí no me sorprende el descubrimiento. De hecho, mi sueño recurrente es un larguísimo buceo en el que la respiración no representa un obstáculo. Eso sí, ahora sé de forma fehaciente que si un día voy al fondo del mar no solo no me ahogaré, sino que acaso encuentre las llaves del matarile, rile, ron.

domingo, 29 de mayo de 2016

Aguablanca, caminos de ida y vuelta: tres apuntes

Muelas. Montes de Velilla. Valle del Fontirín. Sierra de la Cabrera. Foto M Estrada
 

Aguablanca, caminos de ida y vuelta: tres apuntes

El pueblo

Muelas de los Caballeros, Carballeda, Zamora, noroeste de España. Fantasía de robles y de brezo. Miel. Flor primaveral, gozos de otoño. Sé que no es un pueblo, sino un pálpito, una constante de vida y de memoria, una proyección, una infancia atrapada, una necesidad, casi un vino, casi un opio, casi el amor, casi la pureza. Un paraíso perdido, un punto lejano, un imposible. Muchos derroteros, muchas fuentes, muchos pájaros, un río, una calle, una familia, un exilio, una emigración, un abandono, una fatalidad, una raíz, un hilo de tiempo que te ata, que te estimula, que te libera.

sábado, 21 de mayo de 2016

My name is Mariano



                                                                                   Mariano en Londres, 1979


Hay nombres tan raros que parece que pidan explicación, como Cornelio o Convertida. No creo que el mío esté entre ellos, pero lo cierto es que un día las explicaciones le salieron por sí solas sin rascar demasiado, antes incluso de que los interrogantes se hubieran asomado al paradigma.
     Este texto fue escrito para la celebración de un encuentro masivo de antiguos alumnos. Pero salvada esta cuestión por medio de los preliminares, el artículo se vuelve intemporal, tanto al menos como el nombre que profusamente explica. ¿Explica o complica? No sé, depende de los pies que quieras buscarle al gato.

domingo, 8 de mayo de 2016

La dimensión poética del mundo. Vanessa Rivas abrió el acto de la presentación.

 Vanessa Rivas. Foto Fernando Medrano
Miguel Escrig. Foto Fernando Medrano



La dimensión poética del mundo. Vanessa Rivas abrió el acto de la presentación.

Miguel Escrig leyó algunos poemas y textos

VANESSA RIVAS
Buenas tardes, bien venidos a la presentación del libro “La dimensión poética del mundo” del escritor zamorano, Mariano Estrada, quien, con más de una quincena de obras publicadas, hoy nos abre la puerta a un espacio que intensifica el tiempo y sugiere otra forma de vivir el mundo. En unos momentos vamos a entrar en esta dimensión, y lo haremos de la mano experta de José Luís Ferris, escritor, poeta y ensayista español, José Luis Ferris es licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Salamanca y Doctor en Literatura Española por la Universidad de Alicante. Él nos dará a conocer algo más sobre este libro, de género híbrido y elegante personalidad.

sábado, 7 de mayo de 2016

Discurso de José Luis Ferris en la Presentación de LA DIMENSIÓN POÉTICA DEL MUNDO



 José Luis Ferris. Foto Fernando Medrano
José Luis Ferris y Mariano Estrada. Foto Fernando Medrano

Discurso de José Luis Ferris en la Presentación de LA DIMENSIÓN POÉTICA DEL MUNDO

La dimensión poética del mundo
MARIANO ESTRADA VÁZQUEZ

Buenas tardes a todos.
Me encuentro aquí en calidad de acompañante, de presentador, de testigo y de amigo, pero, sobre todo, de notario. He venido a levantar acta del milagro del nacimiento y puesta en sociedad de un libro francamente curioso, extraño donde los haya, de padre conocido, de más o menos probada moralidad, hombre de bien, que responde al nombre de Mariano Estrada Vázquez, y de madre ignorada que puede ser la más insospechada criatura de todas las que de manera furtiva, tangencial y anónima se han cruzado por la vida y la memoria del susodicho progenitor. Bello y desconcertante enigma para el que no vale prueba de ADN y sí las especulaciones eternas acerca de lo adventicio y de todo cuanto concierne a los sueños; los sueños de Mariano, por supuesto, el poeta amigo que bajó de las altas tierras de Castilla a este feudo de sol ciego, de almendros en flor y mar entregada, el mismo que se define como un advenido de otro mundo por ajena voluntad, pero renacido a la orilla del Mediterráneo, con Rosa y con familia, con amigos decididamente eternos.

miércoles, 20 de abril de 2016

Presentación del libro LA DIMENSIÓN POÉTICA DEL MUNDO



Cartel

Presentación del libro LA DIMENSIÓN POÉTICA DEL MUNDO

Lugar: salón de actos del Centro Social de Villajoyosa
Día: próximo 6 de mayo de 2016
Hora: 8 de la tarde

Participantes:
Abrirá el acto: Vanessa Rivas, licenciada en Filología Hispánica
Presentará el libro: José Luis Ferris, escritor y poeta, doctor en Literatura Española
Leerá algunos textos: Miguel Escrig, jefe de Gabinete Alcaldía de Villajoyosa.

Autor: Mariano Estrada
Diseño, maquetación y edición: Lalo F. Mayo
Editorial: Círculo rojo

lunes, 18 de abril de 2016

Paco Llorca en dos poemas. A 24 años de su muerte.



 Paco Llorca, en una de sus últimas fotos

Paco Llorca en dos poemas. A 24 años de su muerte

El día 19 de abril de 1992 moría Paco Llorca. Aparte de los buenos recuerdos, que son muchos y están vivos, nos han quedado de él unas gabaciones que hablan de su buen hacer, de su buen arte. Para conmemorar el 24 aniversario de su muerte, dejo aquí dos poemas grabados con su magnífica voz. (Solo hay que clicar en el enlace y esperar a que empiece. No hay que descargar nada)

¡¡¡ATENCIÓN!!!!   Parece que hay problemas para abrir el enlace. Si falla a la primera, intentadlo otra vez. A mí se me abre al segundo intento. Merece la pena oír a Paco Llorca.

¡Qué pena!


Qué pena tengo en los campos
rendidos a la maleza.
Qué pena tengo en las hoces,
qué pena tengo en la siembra.

Y en los caminos truncados
¡qué pena!

domingo, 10 de abril de 2016

Escritores métricos: una opinión de Borges



Foto tomada de internet sin ánimo de lucro

Escritores métricos: una opinión de Borges

El escritor Jorge Luis Borges, siempre polémico y controvertido, a la vez que magistral, solía opinar sobre todo lo que fuera susceptible de opinión. En su país, Argentina, donde siempre ha sido amado por unos y odiado por otros con parecida intensidad, los periodistas corrían a su encuentro cada vez que saltaba a los aires una noticia relevante, fuera del ámbito que fuera. Pero donde él se encontraba más a gusto y ejercía más de sabio era en los anchos territorios de la literatura, en los que acostumbraba a explayarse con ingenio y prodigalidad.