Buscar este blog

jueves, 30 de diciembre de 2010

Llámame insistencia


Los ojos de Lidia

Llámame insistencia

Llevaba un día gris en la expresión intensa de la cara. Pero no era un lunes, sino una honda y acerada pena. Entonces la miré y le dije:
     -Tienes los ojos tremendamente claros, tanto que se ve la lejanía en la que habitas. Pero tú te muestras oscura como las tormentas del atardecer y tu frente está llena de tribulación ¿Dónde quedan los brillos contagiosos de la luz, los alargados labios de la risa, los brotes alegres del deseo que se ofrecían ingrávidos a la primavera, la ternura de los sueños aterciopelados en el silencio nocturno de las almohadas? ¿Dónde está la voz que promovía canciones de felicidad allí donde reinaba el desconsuelo y la tristeza? ¿Puedo contemplarte con los ojos de la interrogación, entreabriendo los labios para que adquieran realidad las intuiciones? Y si es así, dime: ¿puedo llamarte noche interminable, velo pertinaz y declaradamente opaco? ¿Puedo llamarte venda, apagón, eclipse, fotografía del subsuelo…? O, más sencillamente: ¿puedo llamarte sombra?
     -No, llámame tan sólo contraluz. O, si así lo prefieres, parpadeo.
     -¿Puedo llamarte llanto prolongado, lágrima profunda y permanente?
     -No, llámame lluvia del corazón, llámame pena transitoria y deseo insatisfecho, llámame agua condolida o atribulada...
     -¿Puedo llamarte hoyo, desolación, piedra enterrada en el desierto?
     -Jamás, llámame esperanza que muere y resucita, llámame terquedad innumerable e ilusoria, llámame herida que no cura... Pero llámame, sobre todo, persistencia. Porque yo estaré de pie después de que los vértigos se hayan estrellado en los precipicios, después de que las brisas hayan despejado los nubarrones.
     -¿Hasta quedarte sola?
     -No, hasta alcanzar la plenitud o nube donde viven, insobornados, los rebeldes.
23-10-2006
Mariano Estrada, del libro Los territorios de la inocencia (2014)

Mariano Estrada http://www.mestrada.net/ Paisajes Literarios

miércoles, 29 de diciembre de 2010

El caballo de Atila

Retrato de Atila (406-453), tomado de internet sin ánimo de lucro


El caballo de Atila

Una mentira encadenada

Se acusan de mentir
los unos a los otros,
los otros a los unos.

Pero yo veo en todos ellos
al caballo de Atila, del que dicen
que llevaba en las herraduras
el exterminio de la hierba.

Me explico:

Del caballo del huno
dijo un día su sombra, que es el otro:
“Donde pisa, morena,
pisa con garbo”

Y se formó el desierto.

En cambio,
los desiertos de nuestra sociedad,
tienen su origen en la hierba
que chafan cada día los políticos.
(No me refiero a la maría,
obviamente querida y cultivada,
ni tampoco a la hierba de los campos)

Pregunta:

¿Y usted quién es
que reparte este tipo de sermones?
¿A qué dios se encomienda, qué bondades prodiga,
qué títulos posee, qué derechos se arroga?

Respuesta:

No soy nadie ni nada,
Tan sólo un afectado
por el Plan General
de Ordenación de la mentira,
urdido en las espaldas de la ley
y mantenido en candelero por un
consentimiento generalizado.
Es corruptor de las costumbres,
los usos y la honestidad.
Se extiende como pólvora y pervive
sumergido en la sombra del poder,
que es ancha y larga y puede que alcalina.

Efectos.

Muchos y malos.
Por lo que a mí respecta,
me repugna el vinagre
en que se ha convertido el vino
de la conversación
o mosto natural de la palabra.
Me apenan las miradas recelosas,
los silencios que ahondan el dolor
que ensanchan las distancias y producen
erizos en las sillas, odios
en los ojos, culebras por doquier
y por doquier resentimientos.

El caballo de Atila
debería ausentarse de las Cortes
Generales, así como de todos
los organismos públicos
que, de forma grosera y despiadada,
han tomado por suyos
quienes debieran darse a ellos
con la humildad de los de-votos,
mostrarse agradecidos
y ser sus esforzados servidores

Y para colmo…

Da vergüenza decirlo,
pero es un hecho cierto
que hay represalias y persecuciones.
No por mentir
-como sería digno y justo,
equitativo y saludable-,
sino por denunciar
públicamente a los que mienten.

De hecho,
no me sorprendería nada
que a mí me visitara algún sicario
descerebrado de las huestes
fanáticas de la mentira,
para advertirme seriamente
de la categoría del peligro.
Más o menos así:

“Ten cuidado, chaval,
no vayas a caerte de la bici”.

Y como yo no tengo bici,
puede que un día les desinflen
las ruedas a mis trenes de papel.
Lo que nunca podrán es desinflar
las alas transparentes de mis
queridas mariposas volanderas,
a las cuales me doy
con devoción indestructible
¿Comprende usted, amigo?

- Ya lo creo, comprendo
que usted es maricón.
Todos tenemos nuestra cruz, la suya
le viene por detrás y es bien jodida.
Primero lunas, luego flores,
y para postre mariposas…
Por suerte para usted
ya murió Torquemada.

Escolio:

(Como veis, la mentira es un valor
que se cotiza al alza en el mercado.
La verdad, que es ingenua,
ha dejado de ser
un objetivo perseguible,
es decir, una zanahoria,
y ha devenido caca de la vaca.
¿Importa mucho, acaso? No,
lo que importa es matar al mensajero,
para que deje de incordiar
a los depredadores,
que son los propietarios
de la caza, las brujas,
el coto y la escopeta.

Quiero ser optimista,
pero no sé, no sé…
Pinta todo muy chungo)

Del libro "Poemas huérfanos"

Mariano Estrada http://www.mestrada.net/ Paisajes Literarios
Blog http://paisajes.blogcindario.com/
Poemas recreados: http://groups.google.com/group/paisajes-literarios

sábado, 18 de diciembre de 2010

Estampa hogareña

Foto tomada de internet sin ánimo de lucro


Estampa hogareña

Ahora que la religión católica-apostólica-romana está de capa caída en España, donde tiene apóstoles para su acoso y derribo, levantamos un templo católico-apostólico-romano en la ciudad española de Barcelona. Y ahora que la familia tradicional esta siendo desgarrada por el virus del nihilismo, y también por algunos políticos de convicciones superficiales, ligeras y evanescentes, la declaramos oficialmente Sagrada y le erigimos un templo en la ciudad española de Barcelona.

No, no, señor político, que yo no estoy en contra de la Sagrada Familia ni mucho menos en contra de Barcelona, sino que estoy muy a favor de las dos. Lo que intento decirle es que vivimos con estas pequeñas contradicciones ¿Lo comprende usted o no llega? No, no llega. Usted no ha entendido aún los jirones de vida que, a cuenta de un vacío adornado de bienestar, vamos dejando por el camino. Pero, mire, le pese a quien le pese, esta familia que su ignorancia y su soberbia pretenden desintegrar, saldrá de los ataques reforzada. Cuenta a su favor con la indestructible atracción del recuerdo personal y de la memoria colectiva. El amor es más fuerte que la ley, sobre todo cuando la ley es caótica, sectaria y groseramente impuesta.

Con esta “Estampa hogareña”, que es un recuerdo vivo de la niñez, yo no reivindico volver al pasado, sino asimilarlo e incorporarlo a los lógicos avances de la sociedad, no destruyendo por destruir, sino preservando todo aquello que tenga de positivo, de hermoso y de bueno. Y la familia lo tiene.

Y no busque usted en mis palabras ningún interés espúreo, sino la propia convicción. Sólo ella me dicta, me apoya y me paga. ¿Lo entiende usted? No, ¿verdad? Ya me lo temía.

Un abrazo

Foto tomada de internet sin ánimo de lucro


Estampa hogareña

La madre.

Hilaba humanidad en una rueca
nocturna, silenciosa, infatigable.
El fuego era amoroso, respetable.
Olía a cuajarones y a manteca.

El padre.

Sentado en una banca de castaño,
cosía unas polainas con la lezna.
Un cuero elemental sobre la pierna,
un hilo de bramante en el escaño.

La hija.

Miraba con amor hacia la estopa,
la rueca, la corambre, la polaina
y, al tiempo que miraba, sonreía.

El hijo.

Haciendo pucheritos con la boca,
gastaba un pizarrín en la pizarra
en tanto que, en los ojos, se dormía.

Del libro “Tierra conmovida”

Mariano Estrada http://www.mestrada.net/ Paisajes Literarios
Blog http://paisajes.blogcindario.com/
Poemas recreados: http://groups.google.com/group/paisajes-literarios

viernes, 17 de diciembre de 2010

Ser de todos lo que es mío


Tomado de internet sin ánimo de lucro

Ver PPS de Mar:


Ser de todos lo que es mío

Poner paz en tanta guerra,
calor donde hay tanto frío,
ser de todos lo que es mío,
plantar un cielo en la tierra.

(Himno de la Liturgia de las Horas, fragmento)

Por mentira que parezca, el cuartero anterior puede quedar resumido perfectamente en el verso tercero. Nada tiene de extraño, cuando sabemos que los Diez Mandamientos se encierran en dos ¿O debo decir se encerraban?

Con los nacionalismos pasa exactamente igual: al final todo es una cuestión de dinero. Y el dinero, por lo que se ve, nadie lo quiere repartir con estrictos criterios de justicia ¿Justicia divina? No, justicia social. Justicia humana. Justicia distributiva ¿Qué tiene que ver Dios con los nacionalismos? ¡Ah! Mucho más de lo que usted cree. Yo no creo nada. En política no hay que creer. Sólo hay que votar y cerrar los ojos. O eso es lo que quieren ellos, los políticos ¿Y la nariz? La nariz conviene tenerla bien tapada, para que no nos contaminen los olores.

No deja de ser curioso que el pensamiento expresado en este cuarteto haya sido asumido, al menos teóricamente,  por todas las religiones del mundo, que son muchas y muy mal avenidas.

Claro que en cuanto pasamos de la teoría a la praxis, ya empiezan a surgir los problemas. Así,  el tercer verso “Ser de todos lo que es mío” un católico lo convierte rápidamente en “Lo mío es mío y yo reparto limosnas”, amortiguando de este modo los efectos de la mala  conciencia ¿Tú tienes mala conciencia? No, padre, yo no robo ni mato. Claro que robas, hombre. Robas a espuertas. Y si no robas más es porque no puedes. Además, de limosnas, nada. Lo que das son migajas poco menos que vergonzosas. (Este párrafo no va dirigido a las bases, donde sólo hay pequeños imitadores y aficionados, sino a las jerarquías que tienen el poder y el dinero, que es donde más se roba, más se mata y más se jode al prójimo. Con esto de joder al prójimo, ¿te refieres a la fornicación? No, me refiero a la humillación y al pisoteo)

¿Y qué hace un comunista? Pues un comunista, en principio, acepta el verso tal cual es: “Ser de todos lo que es mío”,  hasta que llegamos al reparto de la moto, como sabéis: “Ojo, que moto sí que tengo”. Lo realmente malo del comunismo es que permitió que la revolución se jerarquizara. Así, mediante la dictadura del proletariado, los que tomaron el mando le dieron la vuelta a la tortilla. Ellos se quedaron arriba y por abajo la dejaron quemar. Pero hubo listos que picaron la sartén y por los agujeros le dieron salida al estraperlo. De este modo, los ricos conservaron lo suyo y los gobernantes se enriquecieron ex novo. Todo ello se puso en evidencia con la simple caída de un muro ¿El de Pink Floyd?  ¡No, el de la vergüenza! El caso es que, sea cual sea la forma de machacar, los machacados son siempre los mismos.

El problema de los cristianos es que echaron a Dios e hicieron negocios en el templo. De nada valió la desatada ira de Jesucristo. El problema de los comunistas es que echaron a Dios y metieron un témpano de hielo en el corazón de los hombres. El problema de los judíos es que siguen esperando a Dios, pero no lo reconocen cuando les llama a la puerta. El Problema del islamismo es que convierten las caricaturas en ofensas contra Dios y las ofensas contra Dios en atentados contra bienes y personas.

¿Y qué podemos hacer para remediarlo? Pues mira, tomar conciencia de ello y contárselo al vecino de de al lado y al de arriba y al de enfrente. Y empezar otra vez. Y arrimar el hombro con humildad, pero también con firmeza ¿Cuándo, cómo? Ahora mismo. Empezar a hacer la casa por los cimientos. Y pensar que edificamos sobre la roca aunque sepamos que, como humanos y débiles, estamos edificando de nuevo sobre la arena.
-Pues vaya, ¿no hay solución, entonces?
- Bueno, puedes sentarte como Buda y esperar a Godot
- ¿A Godot? ¿No querrás decir a un tal  Nirvana?
-Godot, Nirvana, Paraíso, Vacío, Eternidad… Todo es lo mismo, sólo varía la disposición de quien espera.
-¿De quien espera qué, la anulación de lo que somos, la reencarnación en lo que desearíamos ser, un árbol, un pájaro, una nube blanca? ¿De qué habla usted, de transmigración, de transfiguración, de reconversión, de recalificación, de metempsicosis?

Un abrazo y
Felices Navidades

 Sentirse hermano
 
Lo inútil es ser dios,
tejer un sueño
estéril, solitario:
de cielo sobre cielo,
de nada sobre nada,
de polvo y vanagloria.

Lo grande es convivir,
sentirse hermano;
saber que eres un grano
pequeño, de la historia.

Y dar, ser bueno,
mirar alrededor,
tener en la mirada
calor,
misericordia.

Amar, amar, amar…
Sentir esa llamada
callada
del fuego, del amor,
de la concordia.

Del libro "Vientos de soledad"

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

sábado, 11 de diciembre de 2010

Un perro en Navidad

Foto tomada de internet sin ánimo de lucro

Un perro en Navidad

 
Este poema ha sido recuperado de la memoria y rehecho con pretensión de fidelidad. No obstante, han pasado por él más de 40 navidades y seguro que tiene algún gazapo entre sus versos, sencillos y claros. Se lo mandé a mi familia a modo de posdata de una carta en la que les comunicaba que no podría ir a pasar las Navidades con ellos. Era el año 1966 o 1967, no puedo precisar exactamente. Yo estaba en Madrid, estudiando, pero a veces me ataban las chapuzas laborales que me salían y que, al margen de otras ayudas inestimables, necesitaba para sobrevivir. Creo que en aquellos días trabajaba por horas en la imprenta de la resvista SP, del falangista Rodrigo Royo, con mi amigo del alma y compañero de colegio en La Virgen del Camino, José Luís Fernández Martínez, antes de fundar el Grupo Coral Tak, que fundamos juntos, pero no solos; antes, por tanto, de ser José Luís Zamanillo, como se llamó a partir de entonces, como aún se llama ahora.

sábado, 4 de diciembre de 2010

Conciertos de invierno: “50 años” del Dúo Dinámico


El Dúo Dinámico en concierto

Ver entrevista del Dúo Dinámico con Cristina Almeida y final de la película Átame, de Almodóvar

Página del Dúo Dinámico:

Conciertos de invierno: “50 años” del Dúo Dinámico

Hace un poco más de tres años se estrenaba en el Teatro Apolo de Madrid el musical “Quisiera ser”. En principio, parecía que éste iba a ser el broche de oro con el que el Dúo Dinámico cerraría su dilatado y glorioso transitar por los bellos, aunque a veces escabrosos, territorios de la música. Pero no ha sido así, con la celebración del  concierto “50 años” se han abierto las puertas a nuevos escenarios, nuevos hitos, nuevas conquistas.

Y es que el Dúo Dinámico ha vuelto a instalarse en el proscenio de su famosa canción “Resistiré”, utilizada por Almodóvar en la escena final de la película Átame, y ha pasado de nuevo el rubicón de los años, de las generaciones, de la competencia constante y desaforada. De nada ha valido que su compañía discográfica EMI sacara en el 2004 una recopilación supuestamente “definitiva”, porque ella misma se contradijo sacando otra colección en el 2005. De nada ha valido que el Musical “Quisiera ser”, estrenado en el 2007,  fuera entendido por todos como la apoteosis final a una larga carrera marcada por el éxito. Es verdad que ha sido un broche de oro, como decíamos al principio, pero no un broche de cierre, sino de suma y sigue, como ha podido verse después.

De nada han valido tampoco los contratiempos de la enfermedad, que los ha habido, porque han sido felizmente superados. Ni siquiera la crisis económica, que tanto ha reducido las actuaciones de nuestros cantantes y grupos musicales por los pueblos y ciudades de España, ha sido suficiente para arrojar a Manolo y Ramón de este olimpo musical en el que están instalados desde hace “50 años” por la soberana voluntad de la gente, que es en definitiva quien paga las entradas de sus multitudinarios conciertos y quien los aplaude a rabiar en el transcurso de los mismos. Parodiando a Lope de Vega, podríamos decir que quien lo ha visto lo sabe y puede dar testimonio.

La celebración de estos “50 años” musicales, en los que ha corrido y corre el caudal de la emoción, del recuerdo y del reconocimiento,  ha vuelto a insuflarles la íntima energía de la juventud, aquella juventud que en una de sus canciones más emblemáticas, “Somos jóvenes”, anunciaban que perduraría mientras alguien quisiera cantar…Canción ciertamente premonitoria, porque somos incontables los que, con independencia de los años,  queremos seguir cantando sus melodiosas canciones y, sobre todo,  que ellos nos las canten desde la madurez y perfección que han alcanzado sus voces, sus músicos, su escenificación, sus arreglos, sus instrumentaciones, su saber estar con el público de una manera sencilla, próxima, íntima, cálida y llana.

Como español y como amante de la música, yo me siento orgulloso de esta pareja incombustible que durante “50 años” ha desplegado sus canciones por dentro y por fuera de nuestras fronteras. Y me alegra que en esta celebración gozosamente dorada, a la que llegan sólo unos pocos privilegiados,  nos puedan ofrecer  unas cuantas actuaciones de invierno, es decir, actuaciones que tienen lugar en locales cerrados, en los que forzosamente el aforo es mucho más reducido que en las plazas de toros o en los recintos al aire libre habilitados “ad hoc” por los ayuntamientos. Teatros, auditorios, lugares recoletos que a veces son mágicos y siempre distinguidos, tanto por la arquitectura que los adorna como por la solera que los recubre o la calidad de los artistas que pisan sus tablas e impregnan el espacio con su arte. Léase el Teatro Laboral de Gijón (el pasado día 1 de diciembre), el Teatro Principal de Alicante (hoy mismo, día 4), el Palau de la Música de Barcelona (el próximo día 10), o L’Auditori de Barcelona el (próximo día 16). Por cierto, las localidades se agotan con asombrosa facilidad, lo que viene a corroborar en cifras lo mucho que los quiere la gente. En Barcelona ya están agotadas.

Felicidades a Manolo y Ramón, que son el Dúo Dinámico, y felicidades a todos los miembros de su equipo, que son un soporte inestimable. El éxito lo doy por descontado.

 Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios