Buscar este blog

viernes, 22 de noviembre de 2019

Una historia de amor en la que fueron protagonistas dos árboles


Portada libro Poeminos de amor, acuarela de Jesús Herrero Marcos


Una historia de amor en la que fueron protagonistas dos árboles

El día 27 de octubre de 2013, Jesús Herrero Marcos -atendiendo amablemente a una previa solicitud- me envío  tres preciosas acuarelas de las que solo una iba a ser la portada de estos Poeminos de amor.  Al día siguiente le contesté, confesándole, entre otras cosas, que los árboles que habían motivado su acuarela, con el fondo del mar, me habían trasladado inconscientemente a  unos tamarindos que había en la Playa del Torres de Villajoyosa.
     A  lo que él me respondió ese mismo día:

lunes, 18 de noviembre de 2019

El árbol abatido, poema dedicado a Pablo Climent Davó en el 2º aniversario de su muerte.


 Pintura de Martina pocos días después de tu muerte

El árbol abatido, poema dedicado a Pablo Climent Davó en el 2º aniversario de su muerte, ocurrida el 18 de noviembre de 2017

Querido Pablo: 
Detrás de cada vida hay un misterio,
pero ningún misterio explica 
tu inesperada muerte.

sábado, 16 de noviembre de 2019

Mi barba y los besos de Martina


 Mariano a mitad del afeitado

De barbas, de besos y de afeitados

Estaba afeitándome esta tarde fría de noviembre y, al llegar al punto que puede verse en la foto, me acordé de una persona conocida que, por una enfermedad pasajera de la piel, durante un tiempo solo pudo afeitarse la mitad de la cara, cosa que hacía todos los días. Yo no lo entendía muy bien porque, a mi modo de ver, hubiera sido más fácil dejarse barba, ¿no? Pues no, señor, él se afeitaba la mitad sana de la cara.

martes, 12 de noviembre de 2019

El sueño y el árbol, un poema del libro LA MIRADA DE MARTINA


 Martina en el bosque encantado, Muelas de los Caballeros, Zamora


El sueño y el árbol

De un árbol que vi en un bosque,
tan alto como la luna,
colgaba una larga cuerda
con nudos hasta la punta.

Hay alguien ahí –grité,
mirando hacia las alturas.
Pero nadie, desde arriba,
me respondió a la pregunta.

sábado, 9 de noviembre de 2019

Día de reflexión


Playa de Villajoyosa

Día de reflexión

Estos son los colores naturales que ayer, 8 de noviembre, a las 5.30 de la tarde, tenían la playa, el mar y el cielo en Villajoyosa. Hoy, día 9 del mismo mes, me he puesto estas fotos delante de los ojos para ver si me ayudaban a reflexionar, que es el deber que nos han puesto para llegar purificados y esclarecidos a las elecciones generales anticipadas de mañana, que es un día sobresaliente.  Y sí, me han relajado mucho y la reflexión que me han traído a las mientes es la misma que en las elecciones anteriores. Claro, me he dicho, es que son unas elecciones repetidas…

jueves, 7 de noviembre de 2019

Mementos, 25º aniversario de la muerte de mi madre


Con mi madre, últimos años 60

Hoy es el 25º aniversario de la muerte de María Vázquez, mi madre.

Era el día 8 de noviembre de 1994. El poema capta el momento en el que el féretro salía de la Iglesia para dirigirse al cementerio. El suelo del exterior estaba cubierto de hojas secas de otoño que se habían desprendido de los nogales. Las campanas sonaban a dolor y a muerte.

martes, 5 de noviembre de 2019

Cabo de año


Paisaje de otoño, Muelas de los Caballeros, Foto JMPiña

Cabo de año
Escrito en 1995, a un año de la muerte de mi madre, el 8 de nov. de 1994

1

He vuelto a penetrar
los mesenterios otoñales
donde tienen las hojas del dolor
su atemperada alfombra.

domingo, 3 de noviembre de 2019

Evocación de la señora Maruja


Foto romada de internet sin ánimo de lucro


Evocación de la señora Maruja

María Ulzurrun Oliarte, conocida en el vecindario como la señora Maruja, tenía la vida doblemente resuelta. Por un lado cobraba una pensión de su difunto marido, don Diego Erquicia Bustos, Teniente Coronel de los Ejércitos de España, rama de artillería, que no solo le daba para el gasto, sino que, bien administrada, le hubiera dado también para el ahorro. Y, por otro, tenía la pensión que ella misma había puesto en la vivienda de su propiedad, sita en el número sesenta y tantos de la calle Gaztambide, Madrid, después de un período de luctuosa soledad y claustro riguroso en el que la casa amenazaba con venírsele encima.

viernes, 1 de noviembre de 2019

Ser árbol



Roble en Muelas de los Caballeros, Zamora. Foto MEstrada


Ser árbol

Decir que me gustan los árboles es decir bien poco. Decir que los amo ya es decir algo más. Pero lo que realmente quise decir en este poema es que quiero ser uno de ellos. ¿Cual? En general me gustan todos, pero hay dos que son mis preferidos: el roble y el almendro. El roble está insertado en el paisaje de mi niñez, ocurrida en Muelas de los Caballeros, Zamora, y al almendro lo llevo mirando y admirando desde que vine a Villajoyosa, esta tierra mediterránea donde tiene su aposento la luz. 
 
Ser árbol

Antes de que los llantos
incontenibles
de mis seres queridos
recorran por mi causa
los caminos de la amargura
y caigan como ríos
por sus mejillas desoladas
hasta mojar la tierra,
ya estaré yo fundido
en extensos abrazos con los árboles.