Buscar este blog

domingo, 29 de enero de 2017

Queridos trabajadores


Foto tomada de internet sin ánimo de lucro


Queridos trabajadores:

No hace mucho tiempo que cierto empresariado paternalista, tal vez con buenas intenciones, pero también con elementales comidas de cerebro, pretendió que los trabajadores se sintieran parte integrante de las empresas para las que trabajaban. O, dicho de otro modo, que sintieran a esas empresas como suyas. Y es cierto que ganaron algunas voluntades, sobre todo de cargos intermedios con visos de prosperar y con determinados alicientes compensatorios. Lo que quiere decir que, en la eterna disputa empresa-trabajador, por interés propio, se pusieron de parte de la empresa. Los trabajadores sin rango ni proyección, con menos alicientes y perspectivas,  fueron más escépticos, pero acaso se quedaran con la copla de que si uno se siente implicado en la empresa para la que trabaja, está dispuesto a soportar un sacrificio mayor. Yo tuve ocasión de asistir a una de esas reuniones iniciáticas, impartidas por monitores con cursillo de oportunidad. Y les puedo decir que salí realmente hiposo y enternecido, tanto que me puse a escribir unas palabras con las que los cargos más altos de las empresas aludidas, de haberlas llegado a leer, hubieran estado completamente de acuerdo. Son estas:

sábado, 28 de enero de 2017

Encuentro en el otro


Rosa, en los últimos años 70


Encuentro en el otro

No hay más cara que tu cara,
no hay más cuerpo que tu cuerpo,
no hay más ojos que tus ojos
y si los hay no los veo.

Eres alma de mi alma,
contrapeso de mi peso,
dimensión de mis sentidos,
mi voluntad, mi deseo.

sábado, 31 de diciembre de 2016

Lo que toco mejor es el violón


Rosa y Mariano, en el Trestellador de Benimantell, Alicante


Lo que toco mejor es el violón
Divertimento para acabar el año
A la vista de una memorable fotografía en la que se me ve tocando la guitarra, alguien muy cercano me hizo esta pregunta:
     -Mariano, ¿qué ha sido de tus aficiones y escarceos musicales? Yo sé que has tocado muchas cuerdas.
     -Es verdad, he tocado muchas cuerdas y muchos palos. Por ejemplo: toqué una vieja guitarra que, teniendo talle de flor, acabé abandonando en un trastero. También toqué la flauta, pero vi que las pastoras preferían el rabel y las urbanitas suspiraban más bien por el contrabajo en los salones de jazz. Antes había tocado la armónica, pero ella era casta y pura y no quiso que pasáramos a mayores. Después canté en un coro, del que tuve que distanciarme por culpa de un traslado de residencia…

viernes, 30 de diciembre de 2016

Navidad: negocio y fasto


 Foto tomada de internet sin ánimo de lucro


Navidad: negocio y fasto

Lo que resulta más chocante, aunque sólo en cierto sentido, es que teniendo la sociedad occidental un origen judeo-cristiano y siendo Jesucristo un símbolo de humildad y de pobreza, se le haya ido tanto la mano en la conmemoración de su nacimiento.

martes, 27 de diciembre de 2016

Tres árboles en tres lugares del mundo


Dunas desierto de Namibia
Pájaros
Un día los pájaros se echaron a volar con el propósito de  conseguir alimentos para los suyos, pero la sequía era tan grande que en el campo no había gusanos  para todos. Muchos de ellos, afligidos por enormes pesadumbres, quedaron atrapados en parameras interminables, arboledas agostadas, humedales desaparecidos y matorrales agónicos y terrosos. No pudieron volver con sus polluelos que, desesperados, saltaron de los nidos porque sus bocas  eran cuevas de hambre. Ya en el suelo, solo encontraron polvo de amargura sobre una alfombra mustia y seca. (2012)

sábado, 24 de diciembre de 2016

Nochebuena con humor


Foto tomada en Villajoyosa, M Estrada


La crisis, las prisas y la cena de Nochebuena

Con la confianza con la que uno se dirige a los amigos, empecé a escribir unas líneas de felicitación de Navidad en un correo electrónico, pero al ver que se me iban de las manos las convertí  en este artículo vaporoso en el que no debe buscarse ninguna tierra  profunda, sino solo un poco de humor. No es la primera vez que la literatura hace de mí un esclavo, pero a mí me va la marcha de la sumisión literaria y me he dejado querer con alarmante gusto.

“Querido amigo:
carta te escribo:
si no estás muerto estás vivo”.
     (Anónimo popular que aprendí de mi padre)

jueves, 8 de diciembre de 2016

Pillado por la obsesión


Foto tomada de internet sin ánimo de lucro


Pillado por la obsesión.

Desde el balcón de mi casa
miro a la gente que pasa
y no la veo pasar.

Lo que veo es la quimera
de tus pasos en la acera
y de tu forma de andar.