Buscar este blog

viernes, 15 de enero de 2021

Un silencio de nieve

 

Foto tomada de internet sin ánimo de lucro
 

 Un silencio de nieve 

Inspirado en la realidad,
pero completamente imaginado.

Los responsables
de nuestro bienestar

aparecen muy dignos en la tele
para cantar sus infinitas

cualidades como gestores.
Tal vez el adjetivo es excesivo,

pero hay que atribuirles, por lo menos,
la excelsitud en la que envuelven

la propaganda.

lunes, 4 de enero de 2021

Benidorm: presentación de "La sonrisa de los erizos" y "El árbol abatido", dos libros de Mariano Estrada

 

Cartel de la presentación, diseñado por Lalo F. Mayo

¡¡¡Atención!!! Este acto ha sido cancelado a consecuencia de la pandemia.

 Presentación de LA SONRISA de los ERIZOS y EL ÁRBOL ABATIDO

El próximo día 14 de enero, jueves, a las 20.00 horas, en el salón de actos del Ayuntamiento de Benidorm, tendrá lugar la Presentación de estos dos libros que, siendo tan diferentes, nos ha obligado a juntar la pandemia.
 
Lalo F. Mayo es editor de La sonrisa de los erizos (LAR libros)
José Piqueras es autor de la portada de El árbol abatido (Editorial Platero)

Dejo aquí un pequeño extracto de los prólogos de EUGENIO CASCÓN (*) Y ÁNGEL L. PRIETO DE PAULA (*)

jueves, 31 de diciembre de 2020

Año 2020 y Covid-19

 


Foto tomada de internet sin ánimo de lucro

 

Año 2020 y Covid-19

El 2020 pasará a la historia como el año al que todo el mundo manda a la mierda y se queda tan ancho. Ni siquiera los peores años de la crisis del 2008 fueron tratados tan mal. Pero yo me pregunto lo siguiente: ¿Se puede culpar seriamente al tiempo? Los humanos siempre necesitamos a alguien para descargar nuestra ira, pero ya dijeron los de Gabinete Caligari que la culpa fue del chachachá…

jueves, 24 de diciembre de 2020

¡Bon Nadal! ¡Feliz Navidad!

 


Casas colgantes, La Vila Joiosa
 

¡Bon Nadal! ¡Feliz Navidad!

En estas dos palabras se encierran un montón de significados y de conceptos: amor, paz, felicidad, cariño, familia, juguetes, regalos, niños, turrones, invierno, frío, nieve, lumbre, alegría, fiesta… Pero hay algo que este año apreciamos especialmente por encima de todas esas cosas: ¡La salud! Cuidémosla durante todos estos días de celebración en beneficio de nuestro propio futuro. La buena salud es, sin duda, lo que más nos conviene, el regalo más grande que les podemos hacer a nuestros niños. Porque la Navidad y el futuro, aunque sean en parte nuestros, son sobre todo de nuestros niños.

sábado, 19 de diciembre de 2020

Una noche de amor


Rosa y Mariano, verano 1974

Una noche de amor

Una cita. Las diez. Un restaurante.
Un rincón en el fondo. Una balada.
Y nosotros sentados a una mesa
con dos velas, dos copas, dos miradas.

Ofreciendo los ojos a los ojos
hicimos que la noche se llenara
de burbujas de vino y de silencio,
de sonrisas en labios de manzana,
de erupciones de piel interminables
y bocas en ausencia de palabras.

Salimos a bailar y al abrazarnos
lo hicimos con la fuerza de las brasas.
Como juego de manos, mil caricias,
como hiedras del cuerpo, dos tenazas,
y por hilo de amor un sentimiento
sin resquicios ni grietas ni distancias.

Desgranando los besos como espigas
recorrimos la noche hasta gastarla.
Una luna muy alta nos bendijo
y empujó nuestros cuerpos hacia el alba.

Mariano Estrada.
Del libro Poemacnciones de amor (2013)

jueves, 17 de diciembre de 2020

La Navidad del recuerdo

 

Patio casa familiar, Muelas de los Caballeros, Zamora. Foto JMPiña
 

La Navidad del recuerdo

Para mí, las auténticas Navidades son las del recuerdo imborrable de la niñez: una casa cuya forma no han logrado cambiar las rehabilitaciones, una cocina caldeada por un fuego bajo de leña y por el profuso calor de una familia humilde, amante y numerosa; unos escaños oscuros de madera para sentarse al fuego; el hogar, donde se calentaban las palabras y la risa y la comida de la familia, incluidos los animales; la duermevela de los gatos en los entornos del resplandor de las llamaradas; las brasas rojizas y acogedoras en que éstas acababan convirtiéndose, la campana gigante que sujetaba el calor en sus paredes íntimas, el humo que ennegrecía las caramilleras y multiplicaba el hollín de la chimenea: la misma chimenea por la que años después se coló la Luna para encontrar una doliente soledad desperdigada.   
     Y los abuelos, con su cariño viejo y su memoria innumerable e imperecedera, con la magia atrayente de sus fábricas de aventuras y desventuras, de alegrías y miedos.
     Y los hermanos, vertebrados en el amor de tu corazón como si fueran carne propia, doliéndote sus dolores, iluminándote sus alegrías. Compartiendo los enfados y las carcajadas y los parchises y las fungas y las zambombas y las rayuelas... Compartiendo el patio y el amor y la calle y el cálido aliento de los perros.
     Y los padres.
     Unos padres cercanos, amorosos y protectores. Con su presencia sencilla, pero robusta, indisociable de la felicidad, y la ternura sólida de un amor tan grande que no se ha agotado en el tiempo ni caerá jamás en el olvido.

HÁLITOS

A María Vázquez

Hálitos llevo conmigo
de los jóvenes inviernos
que llenaban la cocina
de familia, de pucheros.

Hálitos llevo en la sangre,
en los ojos, en los huesos,
de la madre aquella mía
con el huso entre los dedos.

Hálitos tengo oprimidos
que me llevan a los pueblos,
donde ha habido tantos hombres
al calor de tantos fuegos.

Hálitos tengo, vaharadas,
de los gélidos inviernos
y de aquellos padres dulces
que son míos, que son buenos.

Mariano Estrada
Del libro Mitad de amor, dos cuartos de querencias (1984)

martes, 15 de diciembre de 2020

Feliz Nochebuena

 

Chimenea, casa familiar. Muelas de los Caballeros, Zamora
 

Feliz Nochebuena

 

Con este poema, que es tan sencillo y tiene tantos años, os quiero desear una Nochebuena íntima, recogida, entrañable, amorosa y feliz. El poema es el mismo de siempre, lo que cambia es la circunstancia, que es triste, y la chimenea, que tiene un tono alegre. ¿El fuego? Bueno, es que tomé la foto en verano y en verano no se encienden las chimeneas. El calor lo pondremos nosotros, que seremos pocos, pero nos amamos con toda la intensidad que nos permite y nos ofrece la vida. Calor de hogar. Amor de padre, de madre, de familia…Amor reconocible y cercano, amor esencial, amor sereno y con arraigos hondos y vivos.

 

Luna de Nochebuena

 

Por el hueco estrecho
de la chimenea,
se coló la luna
de la Nochebuena.