Buscar este blog

lunes, 31 de mayo de 2010

Postamatorio

Tomada de internet sin ánimo de lucro

Ver PPS de Mar:


Postamatorio


Tras este evento divino,
que multiplicadas generaciones
han llamado pecado,
¿qué otra cosa cabe
sino hundirnos
en la plenitud del silencio?

Nuestros brazos abarcan la ternura
y un puñado de carne
que, serenamente, reposa.

Así, en esta forma exacta
en que fue concebida la inocencia,
yo bendigo al amor
y a las generaciones ingentes del pecado.

¿Quién no haría otro tanto
sabiendo que es amado sin piedad
y viendo que es culpable
de este craso delito?

Del libro "Azumbres de la noche"
Mariano Estrada http://www.mestrada.net/ Paisajes Literarios
Blog http://paisajes.blogcindario.com/

miércoles, 26 de mayo de 2010

Flor y hueso

Foto de Fernando Medrano (De la serie de Muelas de los Caballeros)

http://paisajes.blogcindario.com/2007/07/00197-somos-contradictorios.html


Flor y hueso


Por una parte flor, por otra hueso,
a veces cocodrilo, otras venado,
mantengo entre lo seco y lo mojado,
un labio en el mordisco, otro en el beso.

Y voy, como la duda, libre y preso,
lo mismo a lo banal que a lo sagrado;
un paso de mi andar a cada lado
del linde entre la vida y el deceso.

Un ojo a la carencia, otro al exceso,
tan pronto libertad como candado,
lo espeso por aquí, allí lo adrado.

Que soy, como la vida, pluma y peso,
orgullo y humildad, virtud, pecado
y lobo con semblante de ganado.

Del libro "Vientos de soledad"

Mariano Estrada http://www.mestrada.net/ Paisajes Literarios
Blog http://paisajes.blogcindario.com/
Poemas recreados: http://groups.google.com/group/paisajes-literarios

sábado, 22 de mayo de 2010

Poemas a las manos

Foto tomada de internet sin ánimo de lucro



Poemas a las manos

Queridos amigos:

Hace algún tiempo colgué en el Blog de Paisajes Literarios un post titulado “Poesías a la luna”. El título se lo robé a una joven madrileña, llamada Jade, que es miembro del foro “Las nieblas de Avalon”, donde ella lo había colgado con un poema mío. Curiosamente, por aquellos días yo había creado un hilo en el foro “Ábrete libro” bajo el título “Poemas con la luna dentro”, que no es exactamente lo mismo, aunque lo pudiera parecer. En el primer caso, se trataría de juntar, uno tras otro, los poemas que, a lo largo del tiempo, se le han escrito directamente a la luna. En el segundo caso, bastaría con que en un determinado poema hubiera una alusión a la misma.

jueves, 20 de mayo de 2010

Si huyo del amor

Rosa y Mariano en Italia, año 1975


Ver PPS de Mar:
http://cid-b9547652472c3167.skydrive.live.com/self.aspx/.Documents/Mar%5E_Sihuyodelamor1.pps


Si huyo del amor



Si huyo del amor, ¿a qué me entrego
que pueda darme alguna fantasía?
¿Al arte, al solipsismo, a la anarquía,
al oro o a la fiebre por el juego?

¿Adónde he de encontrar olor a espliego,
a hierba matinal, a mies tardía?
¿De dónde surgirá la poesía
si ya no hay luz y se ha apagado el fuego?

Huyendo del amor, ¿con qué me riego
que tenga alguna gota de alegría,
si lejos del amor la gota es fría?

¿Con qué voy a lavarme cada día
del barro que me cubre todavía
con tanta profusión y tanto apego?

Del libro “Vientos de soledad”

Mariano Estrada http://www.mestrada.net/ Paisajes Literarios
Blog http://paisajes.blogcindario.com/
Poemas recreados: http://groups.google.com/group/paisajes-literarios

miércoles, 19 de mayo de 2010

El corazón de los hombres


Ver PPS de Mar:
http://cid-b9547652472c3167.skydrive.live.com/self.aspx/.Documents/Mar%5E_Elcoraz%c3%b3ndeloshombres%5E_C.pps


El corazón de los hombres


El corazón de los hombres
tiene una arteria obstruida:
la de la sangre más densa,
la del amor y la vida.

La que en los tragos amargos
curaba siempre la herida.
Y estaba abierta a los sueños
y estaba abierta a la risa.

El corazón de los hombres
es una víscera esquiva,
quizá una fuente de mármol
con una arteria obstruida.

La del amor y la sangre,
la de la sangre y la vida.

Mariano Estrada http://www.mestrada.net/ Paisajes Literarios
Blog http://paisajes.blogcindario.com/
Poemas recreados: http://groups.google.com/group/paisajes-literarios

viernes, 14 de mayo de 2010

Maldito amor

Foto tomada de internet sin ánimo de lucro


Ver PPS de Mar:

http://cid-b9547652472c3167.skydrive.live.com/self.aspx/.Documents/Mar%5E_Malditoamor%5E_C.pps


Maldito amor


Se me ha caído de golpe
la vida sobre la espalda.
Y me ha cargado los hombros
de pesos que no se aguantan,
de cosas que me decías
y se desdicen por falsas,
de besos que se han torcido
y en otros labios se estampan,
palabras que fueron flores
y que hoy se visten con faldas.

Pasó en Madrid, una noche,
cuando la noche es más alta,
cuando los gatos son tigres
y los murciélagos águilas.
Cuando los ojos se miran
por el alcohol que derraman
y pasan con mucha prisa
por la emoción hacia el ansia.

Ahí te fuiste a cortar
el pelo, cana por cana.
Y yo esperando en los quicios
dolientes de una ventana,
tras el cristal de los llantos
que daban riego a las sábanas.

Llegaste, pero traías
la noche oscura en la cara.
Los ojos llenos de bruma
y en las ojeras, distancia,
mentiras en las mejillas,
carmines en las palabras,
en el “tequiero” un “tequise”
y en el abrazo desgana.

Maldito amor el que hiere
con la traición como espada.
Maldito el que pone el cebo.
Maldito el que se lo traga.

De la serie Poe-canciones

Mariano Estrada http://www.mestrada.net/ Paisajes Literarios
Blog http://paisajes.blogcindario.com/
Poemas recreados: http://groups.google.com/group/paisajes-literarios

miércoles, 12 de mayo de 2010

Amor: ¿realidad o sueño?

Rosa, en Muelas, cuando tenía 17 años

Ver PPS de Mar:
https://onedrive.live.com/?id=1475022C52746880!260&cid=1475022C52746880


Amor: ¿realidad o sueño?

Pues veréis, un día ya lejano, que en cierto modo puede ser ayer mismo, se sentó a mi lado una joven de edad bien definida, pero escasa. En años, no más de diecisiete, si es que los años se computan por la tersura de la mirada, que era transparente a la vez que misteriosa. Hablamos durante largos minutos, acaso largos días y semanas, incluso largas centurias. Ya sabéis que cuando uno se enamora el tiempo se funde con la luz y todo se hace presente. Y en un momento concreto de la conversación, que no obstante era finita, me sentí empujado a decir:
     - Te amo desde el instante en que te sentaste a mi lado.
     Y ella, adornada de una sonrisa subyugadora, me dijo:
     - ¿Y antes no?  
     - ¿Antes? –respondí sorprendido-. ¿Cuándo, si no te conocía?
     - ¿Estás seguro? –repuso con aire misterioso-. ¿Acaso no me soñaste antes de ayer, y la semana pasada y la anterior y doce mil noches atrás? ¿Acaso no has estado soñando conmigo durante todos los días de tu vida? ¿O tal vez me he equivocado de hombre?
     - No –repuso por mí una voz convencida y convincente-. Soy yo, soy yo... Te conozco desde los presentimientos del amanecer, que están en las proximidades de la eternidad.
     Y entonces nos amamos hasta la extenuación, que es el punto exacto en el que los enamorados se detienen para reponer el aliento.
31-05-2006

Del libro Los territorios de la inocencia (2014)

Mariano Estrada http://www.mestrada.net/ Paisajes Literarios

lunes, 10 de mayo de 2010

Tu imagen

Foto tomada del Blog OJO DE ZENY Z LEDU: http://zenyzledu.blogspot.com/


Ver PPS de Mar:


Tu imagen


Este creciente malestar,
que podemos llamar desasosiego,
sólo puede venir
de la necesidad
que tengo de soñarte.

El día es largo,
la ocupación, pesada,
los pasos minuciosos e infinitos.
¿Cómo fijar tu imagen
entre los pliegues de la prisa?

Soñarte a ti requiere
la catarsis del agua
y la delectación
gozosa del silencio.

Aunque... no sé, no sé...
tu cara, hasta ahora evanescente,
se termina imponiendo al numeroso
repertorio de mis ocupaciones.

Como todos los días, el de hoy
es un marco de tiempo en el que,
por encima de toda actividad,
se yergue el pedestal
de tu fotografía.

Del libro Amores colaterales
Mariano Estrada http://www.mestrada.net/ Paisajes Literarios
Blog http://paisajes.blogcindario.com/
Poemas recreados: http://groups.google.com/group/paisajes-literarios

sábado, 8 de mayo de 2010

Celebración

Foto tomada de internet sin ánimo de lucro


Ver PPS de Mar:

http://cid-b9547652472c3167.skydrive.live.com/self.aspx/.Documents/Mar%5E_Celebraci%c3%b3n2%5E_C.pps


Celebración


No desprecies las rosas del azar o de la fortuna; antes bien, acepta complacido la generosidad de sus regalos. Atiéndelos con la vehemencia que se percibe en la claridad de tus ojos. Gózalos como bienes generados en la miel, porque ellos te llevarán a la dulzura. Toma tu parte del botín y exprímela hasta el desvanecimiento. Luego entona con júbilo las alabanzas que la diosa merece.

Ya sabes que en el principio del verbo está la boca, que, como ves, es grande, pero no excesiva. Tómala con besos de serenidad y gana poco a poco las bóvedas de cielo a las que te conduce, porque allí, con los ojos cerrados, es donde empieza realmente la oscuridad, la noche, los lejanos fulgores de las estrellas, la preeminencia del fuego sobre cualquier forma del agua…

Celebra los emocionados tintineos con la sangre que brota del corazón. Explora las oquedades ciegas de la carne con los impulsos incontenibles del deseo. Apaga los volcanes de la piel con la humedad dulce de la lengua y de los labios mojados y carnosos. Abraza las excelencias corporales y cúbrelas de yemas alargadas, de caricias lentas y abrasadoras. Acepta la hospitalidad de las alcobas entrañables que se te ofrecen, dispuestas para ti en la forma en que han sido siempre anheladas. Camina por los hilos de la intuición, que es la única luz que puede traspasar los precipicios y las constelaciones. Y húndete luego en el temblor de las sacudidas consecuentes y vertiginosas, de los terremotos intrépidos, rotundos, inevitables. Y descansa al fin, descansa hasta las próximas luces…

Cuando el rayo del alba te despierte y las lanzas del sol quiebren su dirección en los cristales, sabrás que has sido premiado con el abrazo del amor y con el sueño profundo de los deseos ferazmente cumplidos, saciados, satisfechos.

Mariano Estrada http://www.mestrada.net/ Paisajes Literarios
Blog http://paisajes.blogcindario.com/
Poemas recreados: http://groups.google.com/group/paisajes-literarios

viernes, 7 de mayo de 2010

Conozco tu cuerpo


Tomada de internet sin ánimo de lucro


Conozco tu cuerpo

Queridos amigos:

Con el único propósito de que pase a ocupar un lugar en el espacio cedido a las “poe-canciones”, cuelgo aquí esta obra maestra del conocimiento… ¿Os reís? ¿No cabe llamar conocimiento al que nos llega por los anchos caminos del amor? ¿Habrá mejor forma de conocer, de conocerse, que la fusión íntima de los corazones? Mirad, mirad lo que dijo el poeta:

lunes, 3 de mayo de 2010

El mensaje

Foto tomada de internet sin ánimo de lucro


El mensaje



Suena el teléfono… ¿Y no querrá usted decir que llora el teléfono, señor Domenico Modugno de pacotilla? No, señor desfasado y antiguo y anacrónico, quiero decir exactamente que suena un móvil cuya propietaria es una niña de ¿quince, dieciséis, diecisiete años? ¿Para qué quiere una niña de esa edad el teléfono lloriqueante de Modugno, si ella va tan contenta con su móvil de última generación, por el que acaba de recibir un mensaje que la ha llevado poco menos que al cielo? Hay que ver el nerviosismo que puede producir un mensaje en una niña de ¿quince, dieciséis, diecisiete años? No sé, la niña es joven, muy joven, eso salta a la vista.

Pues bien, suena el teléfono, como digo, y la niña clava los ojos en la pantalla, la niña escucha atentamente, casi conteniendo la respiración, la niña esboza una arrebatada sonrisa, la niña se emociona hasta el punto de ponerse a dar saltitos y a gritar como una posesa. Pos ésa, pos ésa es la niña de ¿quince, dieciséis, diecisiete años? Locuras benditas del amor que obliga a hacer a uno cosas tan tontas. Y tan bellas y sentidas y trastocadoras y hormigueantes y disparatadas.

¿Sabréis entender esto los que tenéis la juventud en las alforjas raídas del olvido, en las dependencias deshabitadas del corazón, tal vez en un rincón oscuro de la trastienda?

La niña corre hacia el baño, se coloca ante el espejo, se mira, saca los potingues de los cajones… Unos potingues que no acierta a ponerse porque los acelerones del corazón se le han subido a la cara y a las manos.¡Joder! Dice un tanto nerviosa, pero no se enfada ¿Cómo puede enfadarse una alegría tan última, tan recientemente sacada del horno del teléfono, tan ilusionante y feliz y embriagadora? Sí, amor, en el parque, donde tú quieras, tenemos todo el día para nosotros… Tú y yo y el amor. Los tres juntitos y revueltos. Muy muy revueltos…

La niña se precipita y corre, baja las escaleras, olvida el bolso, vuelve a su habitación, pierde un zapato, no mira, no ve, atropella al perro de porcelana del vestíbulo, casi atropella a su madre y a su abuelo ¿Adónde vas, hija, ha pasado algo? Claro que ha pasado, ha pasado el amor por el teléfono y a ella se le ha metido como una electricidad en las ínfulas, en las médulas, en las aurículas. Ha pasado que todo se amontona y ella crece en un éter divino donde no hay resistencia ni gravedad. Ha pasado que ha salido una luna gigante a plena luz del día.

Pero a ella no le preguntes, porque no oye ni ve, ella sólo intuye y presiente y atropella desde esa nube de alta velocidad en la que ha empezado a vivir en el instante en el que el mundo se hizo canción para sonar en su móvil y originar insospechados e inminentes cataclismos en su intimidad más honda. Desde entonces no existe para nadie que no sea aquel chico que le ha dejado grabadas en su móvil estas palabras hermosas e imperecederas: “Te quiero, amor, te quiero. A las doce voy a ir al parque de la Primavera y me pondré junto al estanque de los peces de colores, donde beben los pájaros y flotan los nenúfares. Volveré a llamarte más tarde, pero quiero que sepas que estaré allí hasta que llegues, sea cual sea la hora o el día, porque hoy he sabido con certeza que vas a estar en mi vida para siempre”.

La niña sale a la calle como un potro que no ha sido domesticado. Y corre y corre y se desboca sin atender a semáforos ni a policías ni a coches ni a razones, porque ella va por el mundo y ya no pisa el asfalto de la realidad, sino la delicuescencia de esa nube blanca de mariposas que la envuelve y la aísla. Nada ni nadie la podrá detener hasta que no haya puesto los pies en esa esquina del parque de la Primavera donde un joven vestido de amanecer la está esperando ya junto al estanque de los peces de colores, en el que beben los pájaros y brillan, radiantes, los nenúfares a la espléndida luna del mediodía.

Un abrazo


El mensaje


Sentí cómo la piel se me erizaba
ayer, mientras oía tu mensaje
de voz en el buzón de mi teléfono.

Respondí con temblor a la llamada
y me puse un nervioso maquillaje
para ir a tus ojos en el metro.

Cruzamos la ciudad con alegría,
hablándonos, riendo todo el día
sintiéndonos felices, como niños

que suben y que bajan escaleras
que se sientan en bancos, en aceras
y se suben al beso en el bordillo.

A las seis nos amamos,
a las siete otra vez,
a las ocho de nuevo
a las nueve, a las diez...

Y perdimos la cuenta
y perdimos el tren,
y cortamos las rosas
del rosal de un hotel.

En el alba la luz nos sorprendía
con los ojos abiertos todavía,
salpicados de luna y tintineo.

Y por fin nos rindió la madrugada
cuando juntos hicimos en la almohada
un remanso de amor junto a Morfeo.

A las seis nos amamos,
a las siete otra vez,
a las ocho de nuevo
a las nueve, a las diez...

Y perdimos la cuenta
y perdimos el tren,
el amor sin nosotros
no se puede entender.

De la serie “poe-canciones”

Mariano Estrada http://www.mestrada.net/ Paisajes Literarios
Blog http://paisajes.blogcindario.com/
Poemas recreados: http://groups.google.com/group/paisajes-literarios

sábado, 1 de mayo de 2010

No persigo la flor

Este arbolillo (llamado calistemon) lo plantó Dani hace apenas un año. Y está que se rompe


No persigo la flor



No persigo la flor perecedera,
sino el flujo de polen, el origen
sucesivo del sueño y de la vida.

Fluye la sangre hacia lo eterno,
que es también lo mortal, lo vulnerable,
lo esculpido en retornos azarosos,
rutinario, fugaz y renovado en
el tiempo persistente y la memoria:
El canto de las aves, repetible
en aves tercamente repetidas;
la rosa elemental, el brillo
intermitente de los ojos,
la luz, la sombra, el claroscuro,
la mirada confusa de la fe
o alondra permanente
de las generaciones.

No, no busco el aroma intrascendente
sino el halo proteico de las cosas
susceptibles –tras muertes repetidas-
de ser resurrección o eternidad.

Del libro “Desde la flor del almendro”

Mariano Estrada http://www.mestrada.net/ Paisajes Literarios
Blog http://paisajes.blogcindario.com/
Poemas recreados: http://groups.google.com/group/paisajes-literarios