Buscar este blog

domingo, 31 de octubre de 2010

Lunas de ceniza

Foto tomada de internet sin ánimo de lucro


Leer "Gotas de hielo" en Kindle
http://www.amazon.es/Gotas-de-Hielo-ebook/dp/B0097DKOGG/ref=pd_rhf_pe_p_t_2



Fluye de lumbres recordadas
un sahumerio de amor, un vaho
dulce que brota en la ceniza.

Lunas de ceniza

Habito el corazón
de este boscaje denso
que, a la hora del frío y de la muerte,
depone sobre mí
sus alamares rojos.

Por el calvero de las ramas
desciende una gavilla cenital
de sables infinitos
que inundan de color
el horizonte oscuro de la leña.

Y miro hacia esa luz de amanecida
que, al dorso del ocaso,
ha vertido la paz
en los regueros de la sangre.

Las hojas caen como
lenguas lentísimas de otoño,
y dejan en el barro
sus auroras de luz, sus altas
lunas de incendio y de ceniza.

Del libro "Hojas lentas de otoño"


Mariano Estrada http://www.mestrada.net/ Paisajes Literarios
Blog http://paisajes.blogcindario.com/

7 comentarios:

  1. Ahora que la ausencia
    es vegetal abierto
    que alcanza en esta luz
    su dimensión madura,
    te abrazo con la voz
    y con la ley
    te doy estirpe y sangre.

    Fragmento de Añoranza, del mismo libro

    ResponderEliminar
  2. HOLA MARIANO
    COMO SIEMPRE REALMENTE HERMOSO
    UNA PINTORESCA PINTURA DEL OTOÑO Y DE LA
    VIDA MISMA .

    UN ABRAZO

    JUAN

    ResponderEliminar
  3. Hola, Juan: curiosamente, casi siempre nos fijamos en el otoño por el agotamiento de un ciclo (De ahí la metáfora de la muerte). Pero rara vez lo hacemos como el origen de otro, ya que el otoño es la estación de la sementera.
    ¿Será porque sólo nos fijamos en la apariencia o porque la sementera es una posibilidad enterrada?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Mariano : siempre leo lo que me llega a través del correo virtual que ya hemos establecido entre ambos.

    Estos versos que entremezclan dolor, recuerdos, melancolías y tantos otros sentimientos que afloran por estos días en que el alma se concentra en la idealización de los que físicamente ya no nos acompañan , no pueden menos que sobrecoger el corazón de quien los lee. Y cada quien se los apropia envolviéndolos alrededor de los pensamientos que cada uno guarda para sí.

    No puedo menos que seguir expresándote mi admiración.

    Un abrazo correntino con esencia chaqueña, como siempre.

    Victoria

    ResponderEliminar
  5. Hola, Victoria:
    Me ha llamado la atención la forma en que te refieres a los nuestros muertos. Aquí solemos decir "las personas queridas que ya no están con nosotros". Y tú has dicho: ""la idealización de los que fisicamente ya no nos acompañan". Y me parece una forma muy adecuada de expresarlo.
    Por lo demás, coincido plenamente con lo que has dicho.
    Te mando un fuerte abrazo desde este lado del charco.

    ResponderEliminar
  6. Las hojas caen como
    lenguas lentísimas de otoño,
    y dejan en el barro
    sus auroras de luz, sus altas
    lunas de incendio y de ceniza... HERMOSO!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Nuria: me alegra que lo percibas así. Al fin y al cabo, la poesía es una aspiración a la belleza, entre otras cosas.
      Un abrazo

      Eliminar