Buscar este blog

lunes, 21 de febrero de 2011

Labradores

Foto tomada de internet sin ánimo de lucro


Labradores

Por el camino vienen
desde la era.
ellos son labradores;
sus cuerpos, tierra.

Con la mirada ausente,
la lengua seca,
el espinazo corvo,
las piernas rencas.

Por el camino vienen,
sudor y pena;
lo que sus hombros cargan,
albarda y yegua.

De las lejanas nubes
la noche cuelga;
sus cuerpos andan al paso
de las estrellas.

Por el camino vienen
desde la era;
por el camino eterno
que a casa lleva.

Recorrerán mañana
la misma senda;
ellos son labradores,
sus cuerpos, tierra.

Del libro “Tierra conmovida”

Mariano Estrada http://www.mestrada.net/ Paisajes Literarios
Blog http://paisajes.blogcindario.com/


Arado. Foto de M. Estrada, Codesal, Zamora, agosto del 2010

12 comentarios:

  1. Nadie como el campesino que labra la tierra sabe cómo mimarla, logrando el milagro de un ambiente tosco y natural al crecimiento de una vida vegetal con mil colores.
    Lástima que la agricultura intensiva a nivel industrial, con el gran desgaste ecológico que conlleva, sólo consiga transformar la tierra fértil en un erial.
    Ilustra muy bien tu poema, Mariano, la dureza y cansada vida del labriego rural, que el monstruo de la tecnología, ha hecho desaparecer de nuestros campos.
    Un abrazo. Ascensión.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Ascensión: una vez más, estamos completamente de acuerdo. La realidad de este poema se sitúa en los lejanos años de mi niñez, no en el presente. Al menos en España. Tal vez haya países donde esto no sea así, pero la industrialización, globalización y los transgénicos no han dejado mucho margen para la esperanza. Es verdad que una explotación abusiva quema en pocos años la tierra.
    Por otra parte, las semillas hay que coomprárselas todos los años a los especuladores, Monsanto y compañía. ¡Y a qué precios! Esto ha sido la puntilla para los pequeños agricultores.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. MARIANO QUE DECIR DE LOS LABRIEGOS LATINO
    AMERICANOS ,NADIE COMO ELLOS SE AJUSTA A TU POEMA, COMO TU DICES CUERPOS Y TIERRA , Y ADEMAS SABEN QUE LA TIERRA ES SU VIDA Y QUE NO HAY NADA QUE CAMBIARA SU DESTINO , PERO SI HABLAS CON ELLOS Y LES DICES QUE HAY OTRO MUNDO , NO LO QUERRÁN
    CONOCER . PORQUE NADIE SE PREOCUPA DESINTERESADAMENTE POR ELLOS . ES MI OPINIÓN

    UN ABRAZO

    JUAN

    ResponderEliminar
  4. Hola, Juan: "Nadie se ocupa desinteresadamente por ellos". Es más que una opinión, es una realidad como la copa de un pino. Los que tendrían que tener esa preocupación son mayormente los políticos, ya que les pagamos para que legislen, dirijan y administren. Pero ya ves lo que suelen hacer: preocuparse de ellos mismos y de sus amiguetes.
    Hace tiempo que los políticos se vendieron a los que especulan con los transgénicos y hacen pasar por el aro a todos los pequeños campesinos del mundo.
    Gracias, Juan, un abrazo

    ResponderEliminar
  5. mariano que estampa tan bonita y cuantos recuerdos me trae, cuanta nobleza en ese quehacer y cuanta unión siempre con esa única verdad que la tierra es. un abrazo. maria-josé.

    ResponderEliminar
  6. Y, sin embargo, qué duro era, maría-josé: "de sol a sol un arado / para clavarlo en la tierra".
    Ese mundo ya sólo está en el recuerdo de unos pocos. Y en libros como éste. Gracias y un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mariano,si sabre de arado de mancera,de labrar la tierra,plantar,carpir,regar y luego la cosecha,esa que nos da satisfacciones.Pero cuantas horas le dedicamos y cuántas horas le robamos al descanso.Esto lo aprendi de mis nonos gringos,luego de mis padres.y ahora ya culminando mi vida,veo que pocos lo siguen haciendo con ese método antiguo,ya el progreso y la tecnología ha invadido la tierra.son otros los tiempos,otra la vida y otros los sentires.un abrazo y gracias por expresarlo en poesías.

      Eliminar
    2. Hola, Marisol: tal vez en otras latitudes prosigan a día de hoy estos antiguos modos de cultivar la tierra. En España, no. Todo esto ha pasado a la historia hace ya bastantes años. Sin embargo, los que lo hemos vivido, conservamos un profundo recuerdo de todo ello. Y una profunda añoranza.
      Creo que tú lo tienes más reciente.
      Gracias y un abrazo

      Eliminar
  7. Mariano, como hija de labradores y como persona que ha vivido en carne propia la dureza, pero a la vez, la pureza de esta vida, te agradezco el homenaje que en este poema ofreces a esta gente de la tierra.

    ResponderEliminar
  8. Hola, Anónima: mis padres también eran labradores. Y yo tuve la suerte de "sufrir" en propia carne las labores del campo. Digo que tuve la suerte porque aprendí a hacer esas tareas duras y puras a las que te refieres, que hoy sabe hacer ya poca gente, como segar a hoz o a guadaña, majar con manal, manejar un tridente, una pala, un bieldo...
    Mi homenaje a los labradores es completamente sentido. Gracias. Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Mariano, ya estoy siguiendo tu blog ! Soy Sillercita = a Méndez Mariángela.
    Quedó pendiente decirte que además de inteligente... eres guapo jeje

    ResponderEliminar
  10. Hola, Sillercita:
    Te olvidaste de decir que además de inteligente y guapo soy joven y rico, jaja.
    Me padre me decía que él era rico en salud...
    Gracias por el comentario
    Un abrazo

    ResponderEliminar