Buscar este blog

viernes, 20 de mayo de 2011

¿De qué se sorprenden?

Foto tomada de internet sin ánimo de lucro



¿De qué se sorprenden?

Harán mal nuestros sorprendidos políticos si, tras las elecciones del próximo domingo, día 22 de mayo, pretenden seguir montados en el mismo burro dócil que les ha traído hasta aquí, ignorando la indignación de los miles de personas que están saliendo a la calle y sobre las que, por cierto, tantas tonterías dicen y tantas maldades insinúan ¿De qué se sorprenden? Hace mucho tiempo que aparecieron los primeros nubarrones en el ahora encapotado cielo social, hace mucho tiempo que la gente está perdiendo el trabajo, hace mucho tiempo que los menos favorecidos no tienen nada que llevarse a la boca, salvo la caridad ¿O creen los políticos y mandamases que es posible vivir de la caridad y no acabar generando amarguras, cabreos, indignaciones e incluso una sonada revolución?

Las personas que se han echado a la calle, ya no lo hacen por simple descontento o desencanto, lo hacen porque se sienten ofendidas, vejadas, humilladas, desplazadas, marginadas, indignadas, hambrientas, desesperadas. Lo hacen porque los agravios comparativos entre las capas de la sociedad en la que viven son realmente indignantes y escandalosos. Lo hacen porque los políticos se han puesto orejeras para no ver el espanto que dejan por detrás. Lo hacen porque los ricos son cada día más ricos, pero lo son a cuenta de los pobres amontonados en la miseria. Lo hacen porque la esperanza ha huido ya del campo de visión de sus atribulados ojos. La esperanza de tener un trabajo, la esperanza de fundar una familia, la esperanza de construir un futuro. Más aún, hay muchas personas que ya empiezan a tener el hambre como perspectiva.

¿De qué se sorprenden? Las personas que hoy están en la calle no lo hacen por gusto, lo hacen por obligación, por necesidad, por responsabilidad. Lo hacen porque los que dirigen el cotarro tienen tapiadas las orejas, mientras que los ojos los tienen clavados en un beneficio cada vez más insultante, más grande, más alto, más propio. Porque el sistema que nos hemos dado ha derivado en aquello de “Quítate tú para ponerme yo”. Porque el gobierno y la oposición parecen enemigos irreconciliables, y realmente lo son, salvo en este par de cosas que se encierran en una: la auto-concesión de prebendas de todo tipo y la subida de emolumentos ¿De qué se sorprenden? ¿Están enfermos? ¿Son autistas? ¿Son insensibles al sufrimiento humano, siempre que sea de los otros? ¿Son obscenos? ¿Son monstruos? ¿Carecen de conciencia? ¿No tienen una pizca de humanidad, una pequeña dosis de escrúpulos? ¿Son malos de lesa malignidad? ¿Por qué les niegan el pan a sus semejantes mientras derrochan a espuertas el dinero, especialmente si es público? ¿Por qué van en vehículos oficiales si ellos son meros servidores, cuando los servidos tienen que ir en vagones abarrotados y pagar por ello? ¿Cómo se comprende que el servidor esté esclavizando al servido? ¿De qué diablos se sorprenden?

He leído por ahí que aunque estas personas indignadas no saben bien lo que quieren, saben muy bien lo que no quieren. Pero esto es un modo ladino de no decir la verdad. Lo que no saben muy bien es cómo llevar a cabo las cosas, porque eso requiere tiempo y organización, pero yo creo que sí saben bien lo que quieren: quieren justicia, quieren dignidad, quieren trabajo, quieren igualdad de oportunidades, quieren que quienes les gobiernen no sean también quienes les pisen y les maltraten y les condenen a la desesperación.
Finalmente, me tengo que seguir preguntando: ¿de qué se sorprenden? Hace tiempo que las alarmas saltaron en el atormentado espacio social. Hace tiempo que los que mandan y disponen tenían que haberse dado por enterados. Hace tiempo que muchos lo venimos lanzando a los vientos en la medida de nuestras escasas posibilidades. Yo lo he hecho de varias formas y en repetidas ocasiones. Dejo aquí una de ellas. ¿De qué se sorprenden? ¿Pero de qué coños se sorprenden?

Coda:
Se puede objetar que los políticos no son exactamente los que mandan, sino que son los banqueros, las multinacionales, los mercados. De eso también se quejan los indignados, porque ellos han venido creyendo durante todos estos años de “democracia”, tal vez ingenuamente, que la soberanía residía en el pueblo y que el pueblo la delegaba en sus representantes políticos a través del sufragio universal. ¡Qué pena! Los indignados acaban de descubrir que alguien ha tergiversado las cosas y que la soberanía es realmente de los especuladores.

Un abrazo

El estímulo

Queridos amigos:

Repasando las cosas que, a propósito de la crisis, decíamos en abril del 2009, me he hecho la siguiente pregunta. ¿Son distintas a las que podemos decir ahora, que estamos en diciembre del 2010? Y tengo que responder que no, que son esencialmente las mismas. Sólo que habría que ampliarlas un poco y tal vez subirlas de escalafón. Por aquellos días, Zapatero estaba aún en la creencia de que los planes de ayuda pública, bautizados con el nombre de planes E, serían la panacea de la crisis porque, al crear tantos empleos, reducirían drásticamente el número de parados. Y pusieron a Keynes a trabajar en las aceras de España ¿Cuántas aceras se levantaron para volverlas a agachar? Tendría que venir los mercados a decirle al Presidente: oye, muchacho, si quieres que no te agüemos la fiesta, abre el melón de las pensiones, inicia la reforma laboral, métele la mano a los funcionarios, si se dejan. Lo demás ya lo sabéis: palabras, improperios, manifestaciones, escenificación de la huelga general por parte de sus señorías sindicales…
Y Zapatero creyendo que, con sus dotes de ilusionista, no sólo volvería a engañar a todos los contribuyentes, sino que engañaba también a los mercados. Pero los mercados miran más al bolsillo que a la cara del prestidigitador. Y claro, han vuelto a la carga. Cayó Grecia, cayó Irlanda, va a caer Portugal… ¿Quién es el siguiente? Joder, Vallés, Campa, que vienen los especuladores, cazadme enseguida otro conejo para que yo pueda sacarlo de la chistorra. De la chistera, José Luis, de la chistera. Pero has de saber que no ya no hay más conejos en las madrigueras de la Administración, pues los que quedan están afectados de mixomatosis. Pues sacadme un gazapo, coño, de donde sea, que los dioses exigen sacrificios de sangre. Y así nacieron las últimas medidas de este genio leonés que, siendo de la izquierda, no tiene inconvenientes en gobernar con argumentos de la derecha. Porque en el fondo intuye que “ser de la izquierda es, como ser de la derecha, una de las infinitas maneras que el hombre puede elegir para ser un imbécil; ambas, en efecto, son formas de la hemiplejia moral ”.
Y esto no lo digo yo, esto lo dijo Ortega y Gasset en “La rebelión de las masas” (Prólogo para franceses) Supongo que hubiera dicho lo mismo para alemanes o americanos.
Y así estamos ahora, con la prueba del nueve, porque nueve son, de momento, las medidas anunciadas por Zapatero. Sin prejuicio de que puedan ser más, cosa que sabremos el viernes. Por ahora, Se anuncian ayudas fiscales a las pymes, se agilizan los trámites para crear empresas, se privatiza parcialmente la gestión de las loterías y determinados aeropuertos, se da libertad a las empresas para pagar el canon a las cámaras de comercio ¿Qué se da libertad, oiga? ¿Y por qué no se suprime directamente? ¿Es que va a haber alguien que pague? Y, finalmente, se suprimen las ayudas de 426 euros a los parados de larga duración Y aquí me paro y digo:¿Es que piensan sacar a España de la crisis dejando a la intemperie el culo de los que no tienen nada que llevarse a la boca? ¿Y no sería mejor suprimir miles de cargos públicos nombrados a dedo, eliminar duplicidades administrativas, retirar coches, tarjetas y prebendas a los políticos, bajar drásticamente los sueldos que sobrepasen una cantidad que se considere abusiva, borrar de un plumazo las Diputaciones Provinciales, que, además de un residuo y una inutilidad son también un nido de corrupción en el que ponen los huevos los mastodontes inútiles de los partidos? Uno piensa que ahí hay verdaderamente tajada, y no en el bolsillo de los que ya son parados de doble o de triple generación ¿Ha pensado el gobierno qué va a comer esta gente? ¿Y no les da vergüenza que algún presidente autonómico gane en un sólo día la cantidad que se les niega a estos parados para pasar todo el mes?

Un abrazo

Dejo aquí las cosas que decíamos en abril de 2009, por si alguien les quiere echar un vistazo.

El estímulo

No hace falta ser gran observador para ver que las cosas están chungas y que la gente anda deprimida. Hay tristeza en los ojos, hay angustia, hay desesperanza. Creo que nos hace falta un estímulo
-¿Sexual?
-No precisamente ¿Le parece a usted que hay pocos estímulos sexuales en este mundo, donde el culto al body está en el orden del day? Exhibiciones en las revistas, incitaciones en los periódicos, porno en las televisiones, porno en internet, por no mentar otras cosas… Vamos, que pulsas un botón y se asoman a las pantallas diez millones de culos…
-¿Y de tetas?
-Pues multiplique usted por dos y reste el “pi minus erre”. Ya sabe que sin tetas no hay paraíso.
-¿Ni siquiera fiscal?
-Coño, el dinero compra todo tipo de cosas, incluidos valores y voluntades ¿No ha de comprar tetas y culos? Los paraísos fiscales no necesitan estímulos, sino amputaciones y castración ¿Cómo vamos a salir de la crisis si unos cuantos mangantes se llevan el dinero a los escondrijos, a menudo con la anuencia de los Gobiernos y hasta puede que con su colaboración? ¿Por qué no se acaba de una vez con semejante obscenidad, que además es un mega-delito de apropiación no debida? ¿Por qué no les cortan la pilila a los obscenos por la gracia de Dios? Y si han comido manzanas durante tanto tiempo, ¿por qué no los arroja Dios del paraíso? Le sería muy fácil, bastaría con quitarles las tetas… Sobre todo para que no las usaran de mamandurria, porque: ¿cuántos cerdos engordan con semejantes fortunas evadidas? ¿Hay cerdos tan listos que, aparte de llegar a políticos y aun a mandatarios, se regodean de pocilga en pocilga, de cuchitril en cuchitril, y así hasta la corrupción absoluta? Esta gente no necesita estímulos, hombre, sino cortes del fluido testicular. Vamos, una emasculación en toda regla.
- Entonces, ¿a qué estímulo se refiere usted, al económico, al empresarial, al laboral? ¿Tiene algo que ver con el cacareado cambio de ritmo de Zapatero, con las inyecciones de dinero público para crear puestos de trabajo? Y el dinero público, aparte de influir negativamente en el déficit, ¿puede generar confianza en los desesperados? ¿Sería conveniente que en lugar de estimular el ahorro estimuláramos el dispendio de los que tienen seguro el puesto de trabajo, que son los funcionarios y cuatro gatos más? ¿Y no sería justo gravar las rentas más altas con un buen pellizco en las despensas? ¿Y no estaría bien que los políticos se bajaran el sueldo un 30%? ¿O es que les parece poco ganar cien mil, doscientos mil, trescientos mil euros al año, sabiendo que la mayoría de la gente gana de doce mil a doce nada? ¿Adocenada yo? Tu madre .Son cosas que, la verdad, ayudarían a muchos desfavorecidos a llegar a fin de mes, a otros a comer un poco de pan todos los días y a otros a renovar la fe en sus semejantes, que la tienen muy por los suelos, incluso más allá de los suelos, casi en las memorias de Dostoievski…
-O sea que lo que usted propone es estimular la alicaída moral de los ciudadanos…
-Pues en buena parte sí, ya ve ¿Yahve?. Sí, ya digo. Pero eso no se consigue con palmaditas en la espalda, sino con medidas concretas y reales. A propósito, el Rey sería el primer español que tendría que predicar con el ejemplo. Y luego el Presidente del Gobierno y sus ministros. Y luego los presidentes de todas las autonosuyas, que son nuestras. Y de ahí hacia abajo, con efecto dominó, todos los que gozan de privilegios muy por encima de la media. Sería una contribución simbólica, claro está, pero cuánta moral insuflaría a los abrumados españolitos de a pie, tan rebajados ellos que muchos ya no pueden ser llamados ni siquiera contribuyentes ¿Lo habéis oído bien? Da mucha rabia eso de ser ciudadano y no poder ser llamado contribuyente. A los parias también les gustaría contribuir, aunque fuera de mala gana, porque ello significaría que previamente estaban cobrando. Pero los parias no cobran, los parias sólo reciben diariamente tres tazones de desmoralización: uno al desayuno, otro a la comida y otro a la cena. Y, al final de cada día, una cucharada de angustia para no ir de vacío a la cama.

Posdata:

Dejo aquí un Estímulo poético. Es cierto que no vale para llenar el estómago o el bolsillo. Pero ayuda. Ayuda a mantener alerta el espíritu para afrontar los problemas con claridad y con la cabeza bien alta, para luchar por nuestros derechos con el orgullo de ser personas iguales a las otras, y para no dejar que el odio se nos cuele fatalmente en la conciencia. Ya sabéis que el odio es una forma de convertirnos en esclavos de nuestros verdugos. Eso sí, la justicia debemos de exigirla sin que nos tiemble la voz, los derechos debemos reclamarlos sin que se nos arruguen las palabras.

Un abrazo


Estímulo

Piedra y flor, beso y hueso.
Luna, mar, ojos, lontananza.

Almendro y primavera.

Malvavisco, jardín,
aurora, poesía…

¿Y qué son estos golpes
de voz, sino infinitas
formas de pronunciar el mundo,
que es el sol, que es la tierra y el aire,
que es el sueño, el amor y la belleza?

Nombres y cosas, arquetipos,
multiplicados ecos, explosiones,
constantes de la vida.

Aguas que anegan el espacio
de los sentidos
hasta alcanzar el palpitante
borboteo del corazón.

Sangre que viene de la luz
y que en la luz se sacia.

¿A qué esperas, entonces,
vocablo en duermevela,
para darte al amor y a la ventura,
para poner tu juventud
-necesitada de conquistas-
en posición abierta de despegue?

Yo soy el incansable
pregonero de tu victoria,
en la que creo ciegamente
porque es también la mía.

Del libro “Gotas de hielo”, Editorial Aguaclara (http://www.editorialaguaclara.com/ )

Mariano Estrada http://www.mestrada.net/ Paisajes Literarios
Blog http://paisajes.blogcindario.com/

18 comentarios:

  1. Genial, Mariano, me reservaré unas horitas un día de estos para volver a leerte con delectación, despacito, como se hacen las buenas cosas...
    Yo, a mi manera, también he querido dejar constancia de mi "apoyo" a los "indignados", porque yo también lo estoy desde hace tiempo...Y estoy feliz, alegre de que algo se mueva, de que podamos hablar y encontrarnos...
    Desde el primer día sigo esta movida y el martes escribí:
    http://quienabuenarbol.blogspot.com/2011/05/yo-tambien-antisistema.html
    (A punto he estado de irme pa madrí)
    (¿Revolución ética?... Hace tiempo que hacía falta)
    Un besote, grande, grande abrazo compañero!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola, Transi: ya sabes que siempre me alegra verte por aquí, en este caso para apoyar a los que, a fuerza de estar tan sometidos, han acabado indignados y se han echado a la calle. Lo raro es que esto tardara tanto en pasar.
    Ha saltado la chispa. La chispa se ha hecho llama y ahora lo que tiene que ocurrir para que este movimiento avance, es que se mantenga el fuego encendido y que vaya haciendo brasa.
    Tal vez este sea, y yo así lo deseo, un punto de inflexión a partir del cual empiecen a cambiar sustancialmente las cosas.
    Pasaré por tu Blog.
    Pero antes te mando un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola, Amado mío: vamos a actualizar un poco la frase de Catón, que es muy vieja: ¿y si lo dejamos en CORRIGENDA? Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Bravo por las palabras acertadas que siempre sabe poner en las distintas situaciones este magnate de la pluma, si yo fuera él me pondría en primera linea dirigiendo a los manifestantes, aunque ya veo que saben lo que se hacen, y lo que se cuece ya viene cocinandose antes, yo misma he colaborado aportando mi firma para esta organizacion, asi que cuando esplotó la bomba ya tenia claro de qué iba.No se puede pisotear de esta manera a los españoles por parte de sus dirigentes y tratar con el desprecio que lo hacen, riendose en sus narices de todo, e insultando nuestra dignidad de persona, que indefensa de a todas luces, no se puede hacer otra cosa que la revolución, y no cejar hasta que esta sociedad que tiene unos engranajes oxidados, o más bien putrefactos, se lo ponga en su sitio, adelante la revolución

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Anónima conocida: es cierto que este movimiento de aire fresco no ha aparecido de la noche a la mañana, sino que se venía gestando desde enero. Y no sólo en la red, sino también en lugares de Madrid (y algunas otras ciudades) y con presencia física de las personas que lo iniciaron. El número de asistentes fue creciendo tanto que tuvieron que mudarse de sitio, hasta que desembocaron en el Patio de Maravillas, donde finalmente se ha diseñado el nombre, las ideas básicas y la forma de proceder. Lo que pasa es que la realidad les ha superado, porque, según dicen, nunca habían pensado que esto iba a ser tan grande como está siendo. Se habían quedado cortos en su apreciación de la indignación de los ciudadanos, que es pantagruélica.
    Estoy muy de acuerdo con lo que dices acerca del estado de la sociedad, en la que todo lo que huele a poder huele también a podrido.
    Gracias y un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Un aplauso por tus escritos, Mariano.
    Para mí la manifestación pacífica del 15 M ha sido cual saludable airecillo fresco en tormenta de verano. Me ha cargado de nuevas energías y de esperanza. Ójala la lucha, que nuestra generación mantuvo contra la dictadura ,vuelva con más fuerza,si cabe,de la mano de estos jóvenes,para demostrar a nuestros políticos que no nos han embotado el pensamiento
    ni la capacidad de reacción ante las injusticias
    Un abrazo. Ascensión.

    ResponderEliminar
  7. Es una pena que los jovenes se tenga que echar a la calle para que nuestros"politicos" se den cuentan que estan ahí y de que quieren construir su futuro.
    En fin,...me iré a votar pensando como "eliminar",a estos politicos que nunca estuvierón a la altura de los acontecimientos.
    Gracias y ok,(como siempre),por el acertado comentario.
    aladino

    ResponderEliminar
  8. Gracias, Ascensión: estoy contigo. Este movimiento está siendo un airecillo fresco que, para una buena parte de la gente, viene a ser como una renovación de las ilusiones, que ya estaban perdidas.
    Yo espero y deseo que este aire se prolongue más allá de las elecciones de hoy y que el adverbio "YA", tal vez un poco intrépido, se convierta en "pronto". Creo que el movimiento, si sigue con esta fuerza mañana y en días sucesivos, puede ser un fuego encendido en las próximas elecciones generales.
    Los políticos tienen que saber que deben acabarse las corrupciones, los mangoneos, privilegios y las prebendas. Y que tienen que volver a levantarse la justicia y los derechos de los ciudadanos y su dignidad pisoteada. Los políticos tienen que saber que, en adelante, no podrán andar por la finca como si ellos fueran los amos.
    Gracias por tus palabras, siempre tan claras.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Hola, Aladino: tú lo has dicho, es una pena. Pero, mira, no hay mal que cien años dure y los políticos tienen que saber que los próximos pasos que den serán examinados con lupa. Ya está bien de pasar sobre la gente como tsunamis devastadores.
    Gracias y un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Mariano, es logico lo que paso, pero no olvidemos que queremos soluccines, y las queremos ya, y eso veremos, lo vamos a mirar todo con lupa, estaremos con las espadas en alto y el que se confunda o asi lo pensemos liooooooooo, el tiempo sera testigo, veras. un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Saludos desde Kiev, Mariano :)

    Lo sorprendete es que a pesar de diferencias que hay entre nuestros paises y nuestras mentalidades (y a lo mejor entre otras cosas) los politicos - vuestros y nuestros - parecen hijos de la misma madre (!!!madre que los pario!!!)

    que tengas buen dia :) Olga

    ResponderEliminar
  12. Hola, Chus: disculpa que haya tardado en contestar, he estado un poco liado. Además, esto se ha complicado porque en toda la tarde no me ha dejado colgar comentarios el mecanismo del Blog. Voy a probar como anónimo.
    Estoy de acuerdo contigo: queremos soluciones a los problemas reales de los ciudadanos, con especial atención a aquellos que más lo necesitan y que más están sufriendo los estragos de la crisis, esa que el bolsillo de los políticos no ha empezado a sufrir.
    Y sí, estaremos con las espadas en alto.
    Gracias y un abrazo
    Mariano Estrada

    ResponderEliminar
  13. Hola, Olga: cada día te expresas mejor en español. Y cada vez más claro.
    En cuanto al fondo del asunto, te doy toda la razón. Todos nos parecemos más de lo que creemos. Y, desde luego, los políticos se parecen en todas partes. Los iguala el poder y el dinero.
    Gracias por el comentario.
    Un abrazo
    Mariano

    ResponderEliminar
  14. ¡Bravo, Mariano, así se habla!
    Qué magnífica entrada. La suscribo punto por punto y palabra por palabra.
    Efectivamente, no sé cómo puede extrañar a nadie que haya ocurrido un 15-M. ¡Lo que a mí me extraña es que le extrañe a alguien! Y también que haya tardado tanto tiempo en producirse. Demasiada paciencia tiene la gente...
    Estamos asfixiados por la banca y los mercados, ninguneados y burlados por los partidos políticos y abandonados por los sindicatos. Somos muchos los que llevábamos tiempo diciendo que había que salir a tomar las calles para que se escucharan las justas reivindicaciones de una ciudadanía castigada. Y solo me ha faltado ver la vergonzssa carga policial de esta mañana contra la gente concentrada en Plaza Cataluña. Bochornoso y lamentable...

    El poema que nos has dejado es precioso y desde luego estimulante. Uno de los más que más me gustan de tu nuevo libro y que leo y releo con placer. Parece que me hayas adivinado...

    Un beso, querido Mariano!

    ResponderEliminar
  15. Gracias, Lidia:

    No quisiera que lo que voy a decir se interpretara como un intercambio de jabones o un peloteo mutuo, pero lo cierto es que yo también suscribo íntegramente tus palabras, de las que destaco este párrafo:

    “Estamos asfixiados por la banca y los mercados, ninguneados y burlados por los partidos políticos y abandonados por los sindicatos. Somos muchos los que llevábamos tiempo diciendo que había que salir a tomar las calles para que se escucharan las justas reivindicaciones de una ciudadanía castigada…”

    Porque este es el resumen de nuestros males. Se pueden añadir matices, razones y circunstancias. Se pueden hacer tratados con explicaciones interminables y variopintas. Pero la esencia está ahí, en esas pocas palabras, que son como aldabonazos en las conciencias.

    No te había contestado antes por que he estado unos días en Muelas de los Caballeros, donde he disfrutado de una primavera magnífica, en la que destacaban las flores de las escobas, de los codesos, de los saúcos y muchas otras más, incluidas las margaritas y los claveles.

    No te mando un beso de miel, porque tuve que dejarla en el aeropuerto: venía en un tarro de cristal.
    Pero te mando un beso de flores que tú sabrás transformar.

    Mariano

    ResponderEliminar
  16. Las limitaciones de acceso a Internet en mi país Cuba, hacia donde retorno luego de 15 meses, me privaran de leerte, así que quiero agradecerte el inmenso placer que me produjeron las lecturas de tus letras. Si alguna vez estas limitaciones, me lo permiten, no dudes que volveré con gusto a navegar por tu espacio.
    Un abrazo, Mila Roldán.

    ResponderEliminar
  17. Pues sí que es una pena, Mila. Espero que, gracias a las nuevas tecnologías, estas anomalías referentes a la libertad de expresión se vayan corrigiendo. Las murallas que tratan de imponer los regímenes dictatoriales no lograrán tapar todas las grietas por donde se escapa la libertad. Seguro que tú encontrarás la forma de seguir estando en contacto con nosotros.
    Te deseo lo mejor de lo mejor
    Gracias y un fuerte abrazo
    Mariano

    ResponderEliminar