Buscar este blog

martes, 7 de junio de 2011

España ahora


Foto tomada de internet sin ánimo de lucro


España ahora

Desde que hace 15 meses publiqué el soneto que dejo más abajo, España ha ido a peor, a mucho peor ¿Y todo por la crisis, como dice Zapatero? Sí, claro, por la crisis, pero también por el indecente e inadmisible egoísmo de los políticos, empezando por el propio Presidente del Gobierno, que no la reconoció hasta año y medio después de estar instalada, un tiempo en el que se podían haber tomado muchas medidas. Y aparte de la crisis, que es realmente peliaguda, El PSOE es en buena parte responsable de la actual situación, pero también el PP, que lo único que ha hecho es contemplar como su adversario se pudre y, de paso, como se pudre la ya podrida España. E igualmente son responsables el PNV y CIU, que han apoyado y apoyan a un cadáver político, consciente y alevosamente, a cambio de unas cuantas prebendas territoriales.

¿Está fragmentada España? Por supuesto que sí. Lo malo no es que esté fragmentada, lo malo es que sus fragmentos no tienen una buena organización político-administrativa ¿Por qué diablos no se reforma de una vez la Constitución y vamos a un federalismo como el de Alemania, por ejemplo? Entre el “España se rompe” de Rajoy y el intento de confederalismo por la puerta de atrás de Zapatero, no se ve otra cosa que ganancia de pescadores a río revuelto. Y no sólo por parte de los partidos nacionalistas tradicionales y tradicionalmente endogámicos y excluyentes, cuyos nombres no es necesario exponer. Ahí está el caso de Cascos, que de pronto es tan nacionalista como el que más, pero asturiano. Y esto ya es tan absurdo que a mí me da la risa ¿Cascos nacionalista asturiano? Vamos, anda, si cuando se enfunda el traje de pescar parece una clonación del mismísimo Franco, ese hombre.

¿Y qué decir de la bandera española, que en algunas autonomías hay que esconder de las iras de determinados vientos políticos, incluso si va estampada en una camiseta de fútbol? ¿Un sueño alrededor de una bandera? No, una espina clavada, un hueso atragantado, un problema sin resolver ¿Y cómo es que otros países lo tienen resuelto con entera satisfacción? Porque son mayores de edad ¿También de dignidad y gobierno? Pues, mire, en esta materia, sí. No hay más que ver el orgullo de todos y cada uno de los Estados que conforman la unión federal y presidencialista de los EE.UU o de todos y cada uno de los Landers que conforman la Alemania Federal, por poner dos ejemplos.

Y lo peor de todo es que, después de 72 años de acabada la Guerra Civil, los siempre irresponsables políticos siguen azuzando a unos perros que estaban ya calmados y conviviendo en una paz sosegada. La memoria histórica debe dirigirse a facilitar el encuentro y recuperación de los familiares perdidos durante la guerra y, en su caso, la restitución de los derechos y el resarcimiento de los daños causados. Pero nunca como arma de confrontación ¿Es que no tuvimos bastante? Pues parece ser que no, porque unos y otros se han puesto como energúmenos a tirarse los trastos a la cabeza. Esperemos que, al menos en esto, se imponga la cordura y que la sangre derramada a borbotones durante una guerra de hermanos haya valido para entender que los conflictos no deben resolverse por la vía irracional de las armas, sino por el cauce civilizado del diálogo y del entendimiento. Y si los políticos son tan obscenos y egoístas como están demostrando últimamente, que crezcan y florezcan en la calle los movimientos de indignación contra ellos, no “hasta enterrarlos en el mar”, como diría Alberti, sino hasta bajarlos de los pedestales a los que se han subido sin previa autorización, haciendo un uso indebido del expreso mandato de las urnas. Es decir, traicionando a unos electores a los que, ciertamente, han pillado en la inopia porque hemos sido inocentes, ignorantes, confiados o consentidores.

Ayer leí en un artículo, no recuerdo de quien, que en España se ha instalado la creencia de que las cosas nos vienen regaladas, como un maná divino, pero que Nadal ha demostrado en París que los éxitos solo nos vienen con el esfuerzo. Y el caso es que España no tiene bosques ingentes como algunos países ni petróleo como otros. Ni una industria fuerte y desarrollada ni una poderosa investigación ni un tejido social organizado. Tiene sol y playas, eso sí, pero ha quedado patente que con ello tan solo, y aun siendo de vital importancia, no puede afrontar el futuro ¿De dónde hemos sacado la idea de que se puede vivir de bóbilis, bóbilis? ¿Tal vez del explosivo e incendiario movimiento del urbanismo y la construcción? Sí, tal vez. En el urbanismo de los últimos años ha estado el germen de nuestra actual circunstancia de ruina, porque el urbanismo traía pegadas a sus manos innumerables maletas de especulación. Y la especulación, que hace millonarios a unos pocos, no engendra riqueza colectiva. Y, desde luego, no da trabajo estable. Al contrario, la especulación engendra burbujas que, cuando se pinchan, como ahora, nos dejan a todos salpicados y con cara de incredulidad. Por otra parte, la especulación arrasa un montón de valores y, además del bolsillo, deja empobrecido el espíritu.

En estos momentos, España es generadora de corrupción, de paro y de miseria, deficitaria en dineros, pobre en valores y alicaída en espíritu.

Un abrazo


España

España es una idea fragmentada
un sueño alrededor de una bandera,
un guirigay profuso, una quimera,
una conciencia siempre mutilada.

España es una cruz y es una espada,
un árbol florecido en primavera,
una razón de estado, una caldera
de sangre inútilmente derramada.

España es un deseo insatisfecho,
un campo de batallas permanente,
un círculo con forma de cuadrado.

Un nudo de amarguras en el pecho,
un haz de fantasías en la frente,
una perpetua herida en el costado.

Mariano Estrada http://www.mestrada.net/ Paisajes Literarios
Blog http://paisajes.blogcindario.com/
Poemas recreados: http://groups.google.com/group/paisajes-literarios

15 comentarios:

  1. MUYYYYYYY BUENOOOOO y ojalá el futuro siga estando en las rosas.

    España necesita muchos cambios, ya estamos hartos e indignados de tanta basura política huele todo a podrido.

    Y como soy una utópica empedernida, creo en esta utopía y creo que podremos hacerla realidad desde el pueblo y para el pueblo.

    Un abrazo utópico, Irma.-

    ResponderEliminar
  2. Realmente, Mariano, después de conocer ese mundo, cada vez me convenzo más que "cada pueblo tiene el gobierno que se merece"; pero de ésto y más hablaremos en algún momento con café de testigo. Un abrazo,
    Andrés Martinez Trapiello

    ResponderEliminar
  3. Cierto, Irma: España necesita muchos cambios. Y algunos de envergadura. Lo que pasa es que los políticos no se quieren enterar. Y esa es precisamente la misión de los que ahora estamos indignados: que se enteren.
    En cuanto a ti, utópica empedernida, decirte que sufrirás. Pero eso ya lo sabes.
    Gracias y un abrazo
    Mariano

    ResponderEliminar
  4. Puede ser, Andrés. A ver si hacemos méritos para tener un gobierno mejor. También dice el refrán que rectificar es de sabios. Parece que la gente está tomando conciencia ¿Lo harán también los políticos?
    Estuve en Muelas el fin de semana del 28. Creo que tú andabas por Oviedo... Tal vez este verano podamos tomar el café, mientras arreglamos el mundo.
    Gracias y un abrazo
    Mariano

    ResponderEliminar
  5. ¡Madre mía, deprimente, de infarto! Es así, hermano mío, lo has dicho sabiamente. Pero la última frase me dejó impresionada.
    ”España es generadora de corrupción, de paro y de miseria, deficitaria en dineros, pobre en valores y alicaída en espíritu.” ¡Horror! He leído hoy en ABC, referente a los Indignados: «Ha importado la puesta en escena y la estética del movimiento 15-M, no lo que reclama el movimiento» ¿Que medidas han tomado los políticos? ¡Triste! Aquí estamos peor, pero menos afectados, más resignados y aun “no indignados” Un abrazo de esperanza y que no la perdamos.
    Antonia

    ResponderEliminar
  6. Hola, Antonia: visto desde Kiev, esto puede parecer Jauja, pero en absoluto lo es. La apariencia es muy superior a la realidad. Vivimos muy por encima de las posibilidades y estamos endeudados hasta las cejas.
    En el viaje a Muelas de hace unos días tuve como compañera de asiento a una chica de Venezuela, país que tú conoces tan bien. Hablamos sobre el tema y, como yo le decía lo mal que estaba España, ella me respondió: "pero esto para nosotros es la gloria". Es médico y está haciendo el postgrado en España, las infraestructuas sanitarias aquí son muy buenas...
    Es cierto, tenemos, en general, unas infrastructuras excelentes, pero ahora pintan bastos y hay que mentener todo eso...
    Yo no tengo duda de que saldremos adelante, pero algunos van a sufrir mucho. Están sufriendo ya...
    Un beso.
    Mariano

    ResponderEliminar
  7. Hola Mariano,
    Al inicio del las concentraciones, estudiaba con simpatia el espiritu y las propuestas, pero muy pronto vi que no tenían futuro. No se respetó en general la dispuesto en Ley electoral, ejemplo la jornada de reflexión. En fin, según pasan los días, se parece más a un trasnochado mayo del 68, y tengo claro que, bajo de los adoquines, no esta la playa.

    Personalmente, creo que no tienen ningún sentido práctico las propuestas utópicas, no se pueden realizar fuera del sistema. ¿Han mejorado en voto los partidos ecologistas?, bueno, queda bonito plantar unas tomateras en los parterres de Sol ó frente frente al Oso.Las acampadas de indignados, ya no sirven para nada, aunque me gustaría equivocarme.

    En todo caso:

    >>La democracia es el peor sistema de gobierno diseñado por el hombre. Con excepción de todos los demás.
    Winston Churchill (1874-1965)>>

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Crudo lo tenemos, Mariano. Hay que ver el tejemaneje de las fuerzas políticas para formar gobierno en ayuntamientos, cabildos y demás. Mezclas de lo más inverosímil, de las que van a salir unos caldos malolientes e incomestibles. Nuestros políticos todo se lo tragan y parece que nada les provoca. El PP se siente vencedor, pero sólo le ha votado un 24% frente al 76% que suman los votos de otros partidos, nulos, blancos y abstenciones. ¿De qué se vanaglorian, de ser tan corruptos e ineficaces como los otros, o creen todavía que los ciudadanos les quieren un montón? A 26.204.236 (76%)les apesta el caldo. Que vayan tomando nota.
    Un abrazo. Ascensión.

    ResponderEliminar
  9. Qué buen artículo!!! No sobra ni una palabra, no falta nada... Magnífico... Me extendería más pero está tan claro que sólo me queda, aplaudir!
    Lo malo es que me sigue quedando ese regusto desagradable en la boca respecto a todo esto...
    ¿Cómo se le mete mano al asunto? ¿Quién le pone el cascabel al gato? ¿Cómo nos sacudimos estas pulgas-políticos de encima? ¿Dónde encontrar la pócima para hacer gobernantes honrados?...
    Tengo demasiadas preguntas, muchas dudas...
    (Ya sabes, el ser humano...)
    Un abrazote, date un beso de mi parte, en el cuello, que me encanta.

    ResponderEliminar
  10. Hola, Pepe:

    Yo tiendo a verlo de otra manera. Está claro que la simple salida a la calle de un montón de INDIGNADOS no va a cambiar de pronto el mundo. Y está claro también que muchas de las propuestas recogidas en los manifiestos son poco realistas. Sin embargo, lo importante para mí es que se ha encendido una llama en numerosas ciudades e incluso en varios países. Los políticos se lo van a tener que pensar. Ya no solo es que no volverán a ver incrementados sus privilegios, sino que a partir de ahora empezarán a reducirse sustancialmente. De momento, ya hay propuestas de compartir los coches oficiales. Ahí puede estar el inicio. Hay muchas prebendas a las que van a tener que renunciar y muchas actitudes que van a tener que corregir. En este momento, no hay un solo político al que se le ocurra reclamar un nuevo “derecho”. Al contrario, algunos habrá que pedirán que ciertos privilegios se supriman.

    La situación económica es realmente nefasta, como todos sabemos, pero no creo que ningún partido se atreva nuevamente a reducir los salarios o las pensiones a no ser que se tomen al tiempo otras medidas que afecten a la alta administración, a las inútiles duplicidades, a las bicocas de los políticos, a los beneficios de las grandes empresas, incluidos los paraísos fiscales…

    Este es mi modo de ver. Esta es mi esperanza. Habrá que empujar. No va a ser fácil, pero es bueno que algo se haya movido, que algo se mueva. Y que lo haga con indignación y energía.

    Un fuerte abrazo
    Mariano

    ResponderEliminar
  11. Es cierto, Ascensión: de las actitudes que están teniendo los políticos en aquellos lugares en los que tienen que llegar a acuerdos para gobernar, se podría decir que son unos tejemanejes indecentes, por decirlo de una forma delicada.
    Yo estoy siguiendo algunos, como el de Benidorm, y el olor es realmente nauseabundo ¿Cómo van a gobernar la ciudad unos políticos que, siendo de la misma ideología (derechas), no se soportan entre ellos y se ponen a caldo públicamente? Pero es que en el otra lado del espectro (izquierdas), donde está la alternativa, ya sabes lo que pasó en la anterior legislatura: el transfuguismo (que no se ha lavado aún, pero que sigue).
    Todo un espectáculo. ¿Es que no aprenden? ¿Es que no han aprendido nada? ¿Es que no se les cae la cara de vergüenza? Son realmente indignos de representar a los ciudadanos ¿O debemos colegir que tenemos el gobierno que nos merecemos? ¿Somos los ciudadanos tan malos?
    Los porcentajes que nos facilitas son realmente elocuentes. La indignación ha de estar preparada. Tal vez nos toque pronto salir en tromba a la calle.
    Un abrazo
    Mariano

    ResponderEliminar
  12. Yo también creo que cada pueblo tiene el gobierno que se merece. Por todo eso que nos dices es porlo que esta España nos duele tanto.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Hola, Transi: creo que has dado en el quid: ¿cómo se le mete mano a todo esto? Yo creo que hay que asustar a los políticos ¿Cómo? Saliendo a la calle mucha más gente de la que cabe. Es decir, sacando la indignación a sentarse en las calles y en las plazas.
    Está claro que los políticos hasta ahora no han tomado conciencia de lo que pasa. O muy poca. Tendremos que hacerles ver que: o rectifican o nos sentamos todos en Sol, unos encima de otros, amontonados, hasta que toquemos el cielo.
    Tenemos que hacerles ver que ellos solo son nuestros administradores, y que nosotros somos los que les damos el trabajo. Que no se sientan soberbios y que vuelvan a la humildad, de la que nunca debieron salir. Que el cargo de administrador del bien común es un servicio humilde.
    ¿Seremos capaces de transmitirles todo eso y de hacerles bajar del pedestal?

    Recibido el beso en el lugar indicado. Me ha sentado muy bien.
    Yo también te beso. En el mismo sitio.
    Mariano

    ResponderEliminar
  14. No se que ha pasado cuando mandaba mi sms que ha desaparecido. Misterior de Internet. Decía que hay un grupo nutrido de personas, jóvenes y no tanto, mostrando su indignación públicamente desde hace ya muchos días. Acabaran desapareciendo con sus corazones desesperanzados porque los medios no se preocupan de informar y de ayudar, hay que ver futbol. ¿Porqué no les apoyamos?, debieramos estar en la calle con ellos.

    http://www.radiocable.com/revolucion-grecia-prensa762.html

    Aquí hay un ejemplo del ninguneo nacional.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  15. Hola, Rosg: los medios son dependientes del poder por razones económicas. Es presumible que, si tienen que decidir, se pongan a lado de los fuertes, que son los que les pagan. Y habrá un apagón informativo. De todos modos, hay que reconocer que, en los comienzos, se portaron muy bien, tanto que prácticamente se olvidaron del proceso electoral y le dieron al 15-M una cobertura inusitada.
    Claro que, entonces, los poderes aún no habían calibrado la envergadura del movimiento y, por tanto, no habían detectado el peligro.
    Hay que contar con que los INDIGNADOS vamos a tener todos los poderes en contra.
    Y aun así hay que seguir sacando a la calle la indignación.
    Un abrazo
    Mariano

    ResponderEliminar