Buscar este blog

sábado, 6 de septiembre de 2014

Siete de septiembre: Martina cumple dos años



Martina, playa Bol Nou, Villajoyosa, Alicante. Foto Patricia Estrada, sep.2014


Siete de septiembre: Martina Cumple dos años

Hola, Martina: 

Eres la más pequeña de todos, pero también la que más ocupas, porque, además de varias casas, has invadido los corazones de aquellos que las habitan. Y los has llenado de amor, de risa, de ternura, de juguetes, de felicidad…

No has hecho volver a la niñez, que es donde se configura el futuro y se juega al escondite.  Tú te escondes tapándote los ojos. Nosotros no te vemos y todos disfrutamos de unos momentos de felicidad que la memoria almacena en sus archivos.

De los niños pequeños se suele decir que están para comérselos, cosa que es verdad. Y si yo no te como a ti es porque después no habría nada en el mundo que me quitara el hambre.

Me sorprende tanto tu voluntad de independencia que no me extrañaría mucho que un día de estos quisieras irte de casa. Por lo menos para explorar el pasillo.

Dicen que te pareces a la abuelita, pero también a la mamá y al papá. Al abuelito te pareces solamente en lo mucho que te gusta la fruta.

Martina, El Paraíso, Villajoyosa. Foto M. Estrada

Es cierto que te hago muchas fotos, aunque menos de las a mí me gustaría. En realidad, quisiera inmortalizar cada gesto que haces y cada postura que pones. Porque los envuelve la espontaneidad, la ternura, la inocencia, la simpatía y la belleza.

El año pasado eras más dócil, este año eres más autosuficiente y más rebelde. El año pasado no tenías dientes, este año los enseñas sin remedio, sobre todo cuando lo haces al amparo de tu preciosa risa.

Te me has subido a las barbas y me has dicho que pican. Dentro de poco me dirás: “aféitate, abuelito, o no te doy un beso”.

Mirándote a ti, se redimen todas las penas que uno pueda tener en el presente y se hace más amable el futuro. Porque tú eres la inocencia, la alegría, la vitalidad, la confianza, la esperanza, los sueños  y la risa.

Te pasas el día revoloteando. Por eso llegas a la cuna rendida y no te despiertas hasta las nueve o las diez de la mañana. Para alegría de tu mami.

De las cosas que tienes alrededor, algunas son de mamá, otras de papá, otras de la abuelita, del abuelito o de la Yaya. Naturalmente, la mayoría son de Martina. No obstante, los barcos que ves sobre la mar son todos del Yayo.

La abuelita  me dice a veces que estoy hecho todo un abuelazo. Pero  lo suyo es mucho más grave: está hecha toda una mamá, con el permiso de la auténtica. Te quiere tanto que los amores de su vida corremos peligro de desnutrición afectiva y de abandono amoroso. Lo malo es que no podemos reclamar el secuestro, porque es absolutamente consentidora. Tienes abuela para rato, la eternidad le viene pequeña.

Finalmente, Martina, te tengo que preguntar una cosa: ¿se nota mucho que te queremos? ¿Si? Pues es mucho más de lo que parece.

Felicidades entre sonrisas y besitos.


Martina, Montiboli, Villajoyosa. Foto m Estrada, agosto 2014

Dos años

Para Martina Climent Estrada

Martina tiene dos manos
y en cada mano una palma.
En la nariz dos hoyuelos
y en la piscina dos ranas.

¿Por qué no tiene dos bocas?
Porque con una le basta
para comerse las piedras
que tiene el mar en la playa.

Martina tiene dos brazos
y un corazón con dos alas,
dos labios en la sonrisa
y en el pañal dos paraguas.

Martina tiene dos años,
pero también dos pestañas,
dos piernas que son rasguños
y dos abuelas muy guapas.

Martina cumple dos años
y sabe a miel de manzana.
El Paraíso es su entorno
y tiene el mar en su casa.

Martina tiene en los ojos
la transparencia del agua.
Cuando te mira se ahogan
las penas que hay en el alma.

Martina cumple dos años.
Dos años.
Y lleva el cielo en la cara.

El abuelito Mariano www.mestrada.net Paisajes Literarios

 Martina, Playa Bol Nou, sep. 2014. Foto M Estrada

14 comentarios:

  1. Y además Martina tiene
    el encanto en la mirada
    y la chispa en la sonrisa
    y el resplandor en la cara

    Y un semblante que apacigua
    todos los males del alma
    de quien la ve navegando
    en sueños quieta en su cama

    Felicidades, Martina,
    sigue llenando tu casa
    de sonrisas. Y a tu abuelo
    no dejes de dar la lata
    para que te haga collares
    de versos y de palabras

    Un abrazo, feliz abuelo

    Santos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Santos: Martina y yo te agradecemos esa apódosis del poema que bien merecería ser parte del mismo. Me alegro de que hayas aparecido por aquí en día tan señalado. Tanto lo fue que no tuve ni tiempo para responder a los comentarios de este blog. Fue un día fantástico. Martina llegó la primera al lugar de la fiesta y se fue de allí la última. Por el medio no paró ni un momento. Es un dechado de vitalidad.
      Te mando un fuerte abrazo

      Eliminar
  2. Felicidades para la pequeña Martina, me imagino que dada la fecha su horóscopo será virgo como yo. Felicidades para toda la familia, especialmente para sus abuelos y, sí, es cierto que se parece mucho a su abuela, disfrutad de la pequeña, los niños son una joya muy valiosa a los que hay que cuidar y mimar con esmero puesto que son inocentes y mantener esa inocencia es ardua tarea para padres, abuelos, educadores, en fin, lo dicho felicidades para todos, un besito para Martina y un abrazo para ti, Mariano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, María Pilar, Martina es virgo, como tú. Y como Rosa. Por cierto, parece que los virgo se llevan muy bien con los piscis,.. Yo soy piscis, pero no creo mucho en el horóscopo...
      Gracias por tus buenos deseos para Martina. Estamos de acuerdo en que los niños son esas personitas que hay que cuidar y que nos enseñan lo que es verdaderamente importante.
      Te mando un fuerte abrazo y te felicitamos también por tu cumpleaños. Si eres virgo debe de estar al caer. O ha caído ya....

      Eliminar
  3. ¡Te entiendo, Mariano...!
    Te entiendo tanto, que hasta puedo multiplicar por nueve- en mi caso- sin notar que alguna vez pudiera agotarse el amor de abuelos que aflora con cada nieto que nos va regalando la vida.
    Cada uno tiene lo suyo, con sus gracias, sus mañas, su carácter, su forma de hacerse notar y querer.
    ¡ Te entiendo , Mariano !
    Felicidades para todos y un beso a Martina por cada año cumplido, a quien se aprecia realmente apetecible, en todo sentido .
    Desde este lado del Atlántico, un amplio abrazo.
    Victoria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dichosa tú, Victoria, que tienes la felicidad multiplicada por nueve. ¡Nada menos! Una verdadera multitud, dados los tiempos que corren.¿Cómo no vas a entenderme? Te sobrarían ocho para hacerlo.
      No te equivocas en nada con respecto a Martina: A nosotros nos ha vuelto locatis.
      Mis mejores deseos para ti y para todos y cada uno de tus nietos, incluyendo en el deseo al resto de la familia.
      Enhorabuena y un abrazo

      Eliminar
  4. Preciosa carta a Martina!
    Precioso poema!

    Felicidades a Martina y a todos los que te rodean con ese amor infinito.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ángela: finalmente puedo atenderte, no tengas en cuenta el retraso. Esta mañana me he dado un baño de casi dos horas con Martina. Un baño de agua, porque el baño de amor ya me lo estoy dando todos los días.
      Gracias por tu felicitación y por tus buenos deseos. Yo también deseo lo mejor para ti y para los tuyos.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  5. Felicitaciones para ti, por tu princesita poeta, Martina!!!
    Ya la veràn en España siguiendo tus pasos en la poesìa.
    Besito para los Dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Celina: a mí no me importaría nada que Martina siguiera mis pasos y que me sacara mucha ventaja. El tiempo lo dirá. De momento, ella es un poema insuperable. Mejor que toda la poesía del mundo. Te mando un fuerte abrazo

      Eliminar
  6. Hola Mariano, hacía tiempo que no sabía nada de ti, ni de tu blog, sobre todo recuerdo aquellas batallitas que escribíamos varias personas, no todas poetas, lógico, pero hacia cada cual lo que buenamente sabía o podía. Un recuerdo a todas aquellas personas que escribían allí, amigos y lo contrario, pues creo que si es que lo hubo, hoy no queda ni rastro, el tiempo todo lo cura.

    Bueno, creo que me estoy saliendo del tema, que no es otro que el de tu nieta Martina, que me ha costado saber si era tu nieta, hija u otro familiar, está claro que la edad que tenemos los dos nos delata, pero no serías el primer padre con esa edad, sólo hay que acordarse del padre de Julio Iglesias, que no sé si fue niño o niña lo que tuvo.

    Yo no soy muy simpático ni sé hacerles gracietas (Como dicen en mi pueblo) y ahora menos, pues ha estado aquí , mi hermano con dos nietas que han tenido sus dos hijas hace unos meses, y yo lo veía y me decía : ¿Cómo es posible que siendo dos hermanos sólo hayamos salido tan distintos en casi todo? Yo no puedo ver un hospital, y el está allí todo el día. A él se le ve como pasea con gracia a sus nietos, y yo soy un negado.

    Bien, voy a cambiar porque si no, te hablaré de toda mi familia, y nada de la tuya, sobre todo de Martina.

    En primer lugar felicitar a ella y a su abuelo, porque sin estar en ninguna de las fotos, creo que no era necesario que te pusieras, pues cualquiera te ve , como se suele decir en el argot popular, se t ve hasta cayéndote la baba. Y si se parece al abuelo como dices, me parece bien, pero prefiero que se parezca a la abuela, que. perdóname, es más guapa, iba a decir e inteligente, eso no lo sé, y como no lo sé, le digo que sea la más inteligente posible, porque lo otro pasa y eso se queda, a veces, para siempre.

    ¡FELICIDADES A LOS TRES!

    JMP

    PD: AHORA YA PUEDES EMPEZAR DICIÉMDOME AQUELLO DEQUE UN POCO MÁS Y NO DEJO ESPACIO PARA OTROS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, José Miguel: no sabes lo que me ha alegrado tu mensaje. Y no por lo largo que es, que a eso ya estoy acostumbrado, sino porque indica que estás bien de salud. ¿Lo estás realmente? Ese es mi mejor deseo para ti.
      Es cierto que las batallitas a las que te refieres fueron muy divertidas. Digamos que fue un tiempo feliz, pero ya sabes, nada es eterno. Y ahora son otros tiempos y andamos en otras cosas.
      En cuanto a Martina, es verdad que se me cae la baba con ella. Y no solo porque es la única nieta que tengo, sino porque es una pequeña rosa de pitiminí...Agradezco tu felicitación en mi propio nombre, pero también en el suyo y en el de sus padres, que son los autores de la obra.
      Te mando un fuerte abrazo y otro para tu familia. Espero que vuelvas algún día por Villajoyosa. Con o sin Agustín. Fernando me acaba de enviar un mensaje desde Hungría.

      Eliminar
  7. Hola, Mariano, nuevamente estoy aquí para contestar a tu escrito. Te doy las gracias porque sé que hablas con el corazón cuando dices que te ha alegrado mi mensaje.

    Y ahora paso a escribir algunas cosas que no debiera haber dicho o puesto, sí, es una mala costumbre que tengo de decir cosas que no debiera poner, cómo el PD, son otros lo que deben decir si es largo o no, y no yo, yo solo sé ó debiera saber, que si alguien me dijera en cualquier escrito ,que no debo hacer mis comentarios tan largos, debiera saber atenerme a las consecuencias para otra vez, si es que la hubiere, en el lugar o persona que yo haya escrito. Sé que es o ha sido un defecto mío, que no volverá a pasar, ya que dicen que más vale tarde que nunca.

    Lo de la salud, otro día te diré algo, pero escribiéndote a tu correo particular, este lugar creo que es para decir otras cosas, pero no de enfermedades. De todas las maneras tú ya conoces lo que es de puñetera esto que me ocurre a mi, porque lo has vivido con un familiar.

    Hay un falló garrafal que es no haber añadido a los padres en la felicitación que hice a Martina y a vosotros dos y me deje a los padres, que es una parte principal, así que vuelvo a repetir. ¡FELICIDADES A LOS CINCO!

    Respecto a aquellas batallitas, yo las añoro, aunque sé perfectamente, que cada época tiene su momento. ¡Fíjate que con los ratos buenos que pasé con los rifirrafes con Agustín! hoy, sólo te puedo decir que ha dejado Cullera y ahora vive en su pueblo, Sueca, pero hace mucho tiempo que no lo veo, cosa que si lo piensas bien es normal , porque que vamos a hablar dos personas una de 30 años (Aunque sé que el cumplía año sí, año ,no) y otro que tiene más del doble, contándolos de esta manera, la que dice él, pero no la del paréntesis.

    Te agradeceré que cuando veas a Fernando le des un abrazo, y también a Consuelo, para que veas que no soy un desconsiderado.

    Y ya termino, podría hablar de un tema que estos días está muy candente, los catalanes, pero no, ya termino aquí, es un tema que me importa, aunque a veces diga que no . Aquí, y hoy lo importante es Martina, y me alegro de que te caiga la baba. ¡A ver si alguna vez me cae a mi y me gusta!

    Un abrazo

    JMP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo, José Miguel: cuando vea a Fernando y a Consuelo les diré que no eres un desconsiderado, pero eso ellos ya lo saben. De mommento están por algún lugar de Europa, con la caravana.
      En cuanto a Agustín, si le ves le das un abrazo.
      Un abrazo también para ti.

      Eliminar