Buscar este blog

domingo, 4 de diciembre de 2011

La semilla



Foto tomada de internet sin ánimo de lucro

La semilla

Deja el fragor de esa  batalla
de cadáveres mercantilizados,
difuntos con colesterol o muertos
convenientemente retribuidos.

A ti te atañe el viento de la vida,
donde los mansos con certificado
de corporativismo
sólo aportan el peso
de la animalidad, o sea,
la inercia de la carne
con los empujes del clembuterol.

A ti te corresponden
los espacios de luz,
donde los pensamientos
ignoran el nivel de las audiencias,
la púrpura codificada
de las televisiones,
los laureles efímeros, los fuegos
fatuos de noche corrompida
o luna sin misterio ni alborozo...

También te incumbe el limbo de los justos
donde el tamaño de los hombres
no guarda relación con los imperios
obscenos de las multinacionales
o los registros de la propiedad.

Te atañe, sobre todo,
dejar en el espacio la palabra y,
tal vez, con la palabra, la semilla.

Del libro A este lado del Paraíso (2001)

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

2 comentarios:

  1. Hola, Irune: hy poemas que se saben humildes y agradecen humildemente los elogios. Gracias y un abrazo

    ResponderEliminar