Buscar este blog

martes, 6 de diciembre de 2011

Reflexiones en medio de la crisis



Foto tomada de internet sin ánimo de lucro


Visita en Facebook la página “Propósitos adversos”


A todo aquel que, manifiesta y groseramente, desprecie la poesía, suéltale un verso a la cara y déjalo tumbado. Y si es político, apéalo de la poltrona. Y si es especulador, destrúyele el chiringuito.

Reflexiones en medio de la crisis

01.- La poesía y el pensamiento no tienen por qué arredrarse ante aquellos que, haciendo un mal uso del poder, viven como reyes a nuestra costa. Al contrario, hay que untarles la teta de la que maman con ungüentos de hiel y de amargura y pócimas de justicia. Y si hace falta, con acíbares de cárcel.
02.- Actualidad del silogismo: Todos los hombres son corruptibles. Los políticos son hombres, luego hay que atarles corto.
03.- Desde que a Bertolt Brecht se le ocurrió decir que corrían malos tiempos para la lírica, parece que éstos no han hecho otra cosa que empeorar. Pero yo no estoy seguro de que esto sea cierto, creo que la lírica ha sido ayer, es hoy y seguirá siendo mañana una declarada superviviente. En ese sentido, la lírica va bien, lo que no va bien es el mundo, que tiene un nuevo orden para que campen a su antojo las multinacionales, con sus bancos, sus especulaciones, sus armas, sus petróleos, sus transgénicos...
04.- Se dice que nos hemos empobrecido con la crisis, pero esto es solo parte de una verdad que, desgraciadamente, es mucho más dramática y mucho más sangrante: los ricos se han hecho mega-ricos y los pobres opositan a la miseria. Sacar un burdo promedio es desvirtuar alevosamente la realidad. Hay que decirlo bien claro: los ricos y los pobres nunca han tenido las rentas tan divorciadas.

05.- Lamentablemente, los políticos han perdido gran parte del poder en beneficio de los mercados, pero mantienen los privilegios y sus bolsillos no han sido atacados por la sanguijuela de la crisis.

06.- Los políticos han despilfarrado irresponsablemente un dinero que no teníamos. Ahora nos piden sacrificios a los ciudadanos, pero ni han pedido perdón ni predican con el ejemplo.

07.-El perdón es inmensamente reparador: el que lo pide se quita un peso de encima y el que lo otorga se ve moral y espiritualmente recompensado. A partir se ahí se produce un cambio en las actitudes de unos y otros y hasta puede repercutir positivamente en la economía y en la salud, aunque ese no sea su principal objetivo.

08.- Si los políticos suprimieran de un plumazo los privilegios y las prebendas, se bajaran el sueldo de forma perceptible y se quitaran de encima a todos aquellos que les bailan el agua y comen en sus manos, tal vez  los que se echan a la calle no lo hicieran  para manifestar su indignación, sino para arrimar el hombro.

09.- Los políticos que sean amigos de empresarios en activo, deberían estar sometidos a una vigilancia exhaustiva y a un control férreo, de manera que fueran imposibles los tratos de favor económico en sus relaciones amistosas.

10.- En el “Prólogo para franceses” de “La rebelión de las masas”, dice Ortega y Gasset que “Ser de la izquierda es, como ser de la derecha, una de las infinitas maneras que el hombre puede elegir para ser un imbécil. Ambas, en efecto, son formas de la hemiplejía moral“. Ser del centro -añado yo-, es uno de los modos que el hombre puede elegir para comer al tiempo de dos platos.

11.- Políticos y corrupción. Los políticos no solo no persiguen la corrupción, sino que se la pasan por el forro y se van con ella de juerga. Lo que sí  hacen es guardar determinados expedientes comprometedores bajo llave, a la espera de poder utilizarlos contra el adversario para restarle votos, quitárselo de encima o arrebatarle el poder. Mientras la Sociedad Civil no tome conciencia de ello y la denuncie con absoluta seriedad, la corrupción gozará de muy buena salud. Y los políticos, detrás de una cara engañosamente consternada, dramática y circunspecta, se mearán llanamente de risa.

12.- Los políticos esconden sus corrupciones detrás de las corrupciones de sus adversarios. Además, saben muy bien que los órganos judiciales competentes no pueden hacer otra cosa que ponerse dignos y montar el paripé, ya que sus jueces y magistrados tienen las manos atadas por la obediencia debida: el fiscal general del Estado es nombrado por el Gobierno y los órganos judiciales tienen el color de los partidos políticos. Debemos ser nosotros los que los pongamos a todos en la picota.

13.- Hay muchas personas que, debido a una insostenible situación económica, no pueden disfrutar del ofrecimiento que nos hacen cada día la naturaleza y la vida. Pero hay muchas otras que, teniendo todos los bienes materiales que desean, no los disfrutan por falta de sensibilidad o de tiempo. El objetivo de la humanidad debería ser el de quitar de aquí y poner allá para conseguir un justo equilibrio, de modo que nadie tuviera más de lo suficiente ni menos de lo necesario.


Epílogo

Diálogo sobre la crisis

-Papá: ¿cuándo podré tener un trabajo, como tú?
-¿Como yo? Mira, hijo, ¿sabes lo que es un concurso de acreedores? ¿Y un ERE? Pues bien,  mamá es una víctima del primero y yo soy un afectado por el segundo. Y el paro es lo que es y dura lo que dura…
-Bueno, yo estoy bien aquí, en vuestro piso
-¿Nuestro piso? Veremos quién paga la hipoteca en los próximos meses
-No te preocupes, hombre, me ha dicho mamá que el diálogo social está rompiendo aguas
-Ya, y yo estoy a punto de nadar en ellas. A ver si pillo un trozo de puente, aunque sea el de la Constitución, donde empezar un futuro sin sobresaltos…

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

8 comentarios:

  1. ¡Hola Mariano! Está genial tu artículo.
    Es evidente que la situación actual es fruto de la enorme torpeza de nuestros políticos, sean del color que sean, y de la falta de valentía y de reacción ante la crisis que se avecinaba.
    Aquí nadie va a mover un dedo por llevar ante los tribunales a los banqueros implicados, a los políticos corruptos, ni tan siquiera redactar una nueva constitución. Al contrario, el miedo a ser castigado por el dúo Merkezy nos tiene paralizados y cada vez más esclavizados. Me da vergüenza ver al PP pavonearse ante su supuesta ganancia electoral (sólo le votaron el 30% de los ciudadanos con derecho a voto), y su pasional entrega al recorte más injusto e impopular conocido en los últimos años. Esto no hay quien lo frene, al menos que el pueblo se desentienda de la política convencional dictada por cuatro inútiles y se lance a la calle en manifestación única clamando por sus derechos y negándose a ser esclavo de las decisiones caprichosas de tanto mangante. Lo pasaremos mal, muy mal, pero más punzadas da el hambre, parafraseando al torero Cordobés.
    Un fuerte abrazo.
    Ascensión

    ResponderEliminar
  2. "El objetivo de la humanidad debería ser el de quitar de aquí y poner allá para conseguir un justo equilibrio, de modo que nadie tuviera más de lo suficiente ni menos de lo necesario."

    Insisto, esto antiguamente se llamaba comunismo. Puede que ahora tenga otro nombre, pero creo que la idea es la misma.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Ascención:
    El problema que tenemos es que la mayoría de los votantes solo entienden la crítica cuando ésta recae sobre los adversarios políticos. En ningún caso aceptan la que otros les hacen a los partidos que ellos votan. Digamos que son fieles reflejos de sus dirigentes y tragarán las corrupciones y los delitos que éstos cometan. En ese sentido, la sociedad tiene mucha culpa de lo que pasa, puesto que lo apoya o lo tolera. Y va a ser difícil mover a una sociedad que está cautiva en una gran parte.
    Por otro lado, el poder establecido es bastante grande como para sofocar o absorber a los rebeldes e inconformistas. El 15M sembró mucha esperanza en mucha gente, pero creo que la fuerza con la que nació no se ha sabido canalizar y de alguna manera se va diluyendo... Sería necesario que se mantuviera viva, a la espera de un nuevo empujón...
    Gracias y un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hola, Pepe:
    Es verdad, ese es el comunismo teórico, que tiene cien por cien de pureza y una notable aceptación en la sociedad. El problema, y ahora soy yo el que insiste, es que en los lugares en los que se ha llevado a la práctica no ha salido muy bien que digamos. Al contrario, en general ha sido un desastre.
    Aristóteles decía que en el término medio estaba la virtud, y, políticamente, ese término medio podía estar representado por la socialdemocracia. Sin embargo, ésta también se ha corrompido...
    Habría que hacer una enorme limpieza, pero creo que lo tenemos difícil. El cáncer está profundamente instalado.
    Gracias y un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Hay veces, Mariano, que pìenso que he nacido antes de tiempo.
    No me gusta tener que decir "hace veinticinco años advertía", y me decía envidioso, "son otros tiempos"...
    Pero no me pesa el "haberme decepcionado" por aquello; ahora pienso también: Hemos sido todos los que hemos generado esta situación.
    Tendremos que tomar un café de muchas horas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola, Andrés: nosotros nacimos cuando nacimos y nuestro tiempo es este, ese y aquel, cosa que no puede decir todo el mundo. Y ya sabes que la experiencia es un grado.
    Dices que esta situación la hemos generado entre todos. Eso es solo en parte verdad. En los tiempos del boom ya había una bolsa de pobreza muy grande. Los que estaban en ella no participaron en absoluto en la generación de este desastre. Había otra gran bolsa en la que podíamos meter a todos aquellos que ganaban lo justo para vivir y tenían muy pocas posibilidades de incrementar sus ingresos. Esos tampoco participaron...Es cierto que de ahí hacia arriba, todos tenemos una cuota de responsabilidad.
    Pero no hay duda ninguna de que los más responsables de todos son los que, además del dinero, tenían la capacidad de influir en el desarrollo de las actividades inmobiliarias, financieras y económicas. Y esos, en términos generales, son los políticos por un lado y los empresarios por otro: banca, multinacionales…
    Ese café ya está tardando mucho… Hay que hacer algo al respecto.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  7. He disfrutado de tus tan bien expresadas reclamaciones ,hasta de los razonamientos de los comentarios y es que mejor dicho es imposible ,ojalá les llegase esa claridad mental también a quien deba llegarle, es un placer leerte,besos

    ResponderEliminar
  8. Hola, María Luisa: esos a los que deba llegarle, yo les he oído hacer muy buenas reflexiones. El problema es que no las ponen en práctica. O lo que es peor, las utilizan de tapadera de sus fechorías. Sí saben, lo que pasa es que no están por la labor. Les va muy bien llenando el bolsillo. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar