Buscar este blog

sábado, 8 de septiembre de 2012

Ha nacido Martina


Martina, 10-09-2012


Martina Climent Estrada, 7-9-2012, foto tomada el día 8



Visita en Facebook la página “Propósitos adversos”

Ha nacido Martina

Es público y notorio que, de los muchos poemas que he escrito a lo largo de mi vida, algunos se los he dedicado a mis hijos, Patricia y Daniel.
Lo que no es ni público ni notorio es el poema que Patricia me escribió a mí cuando solo tenía 6 años.  Es éste:

“Papá: te quiero tanto que, cuando miro a las estrellas, pienso en ti.
En realidad pienso en ti todas las horas del día”.

¿Tendré que decir que a mí se me caía la baba? Pues sí, se me caía. Pero no se notaba demasiado, porque la baba la tenía acumulada en los labios desde el momento en que nació, incluso antes, cuando daba pataditas en el vientre de Rosa.
Pues bien, hoy es Patricia la que ha tenido una niña. Se llama Martina. Y ahora es a Pablo y a ella a los que se les acumula la miel en las comisuras de los labios, la alegría en el corazón y los sueños en el fondo de los ojos.
Y Rosa y yo, babeantes de segunda categoría,  le hemos escrito este pequeño poema:

Martina

Para un alma de abuelo
que cree en el amor,
como verdad profunda
y humilde de la vida,
Martina es un asomo de esperanza,
una aurora que viene
a iluminar el mundo.

Rosa y Mariano. Abuelos.
Villajoyosa, 07-09-2012

Blog http://paisajes.blogcindario.com

 Patricia y Pablo, padres felices de Martina

12 comentarios:

  1. Enhorabuena a esos papis y a estos nuevos y felices abuelos , sobre todo enhorabuena a Martina por ser parte de ellos y poder tenerles cerca , es seguro que no le faltará lo esencial ,el amor ,besos

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Maria Luisa: será una delicia verla crecer y correar por la playa, de la que vivirá a muy escaros metros. Le contaremos historias, como hacían antiguamente los abuelos. Si nos deja, a lo mejor somos en parte su televisión...
    Gracias y un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena a los papas y a los abuelos!! Que maravilla un bebe en la familia, yo estoy disfrutando de mi sobrina y te entiendo perfectamente.. Un poema precioso
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Ceditas: en estos momentos difíciles por los que estamos pasando, hay que ser valientes para tener un niño, en este caso una niña. Patricia y Pablo lo son.
    Y es absolutamente necesario tener niños. Que se animen los jóvenes.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Todo lo que rezuman tus poemas, tus decires, seguro que dará felicidad a esa nieta, Martina.
    Felicidades

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Helena: sí, las cosas de los abuelos pueden ser importantes para los nietos. De momento, yo creo que será ella la que me dé felicidad y me inspire...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Enhorabuena!!!
    Lo de la baba lo entiendo..., a mí se me cae siempre ante un bebé...qué haría yo si fuera "canne de mi canne"!
    Falta nos hace un poco de Luz, bienvenida al mundo Martina!
    Un abrazote, de esos de palmada sonora en la espalda!

    ResponderEliminar
  8. Gracias, Transi: como vienes bastante por La Vila, tal vez un día tengas ocasión de conocerla. Va a vivir en la Playa del Paraíso.
    Es cierto que nos hace falta un poco de luz. Y una savia nueva.
    Te mando un fuerte abrazo. Creo que te lo debo.
    Mariano

    ResponderEliminar
  9. Rosa/Rosina, Mariano/Marianín:
    Ahora que hablamos en el mismo código de abuelos, entiendo las emociones que os invaden. Comparto vuestra alegría y el gozo inefable de Patricia y Pablo ¡La nena ye más guapina que una xana! ¡Disfrutaila to la familia! Y los amigos también lo compartimos.
    Manolo

    ResponderEliminar
  10. Sí, Xuanucu, o sea Manolo: ahora hablamos el mismo código y éste no es de barras, sino de estrellas, jaja.
    Hay que ver cómo nos desarma un niño recién nacido. Y qué te voy a decir si es una niña...Espero que podáis conocerla muy pronto.
    Gracias por la felicitación y por los buenos deseos.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  11. Qué maravilla, Mariano, esta feliz noticia.
    Martina es una niña preciosa, guapísima (no podía ser de otra manera con esos papás y abuelos tan guapos).

    Me alegro muchísimo por todos vosotros y os felicito de todo corazón. Martina va a ser una niña felicísima rodeada de tanto cariño y amor.
    Preciosos los versos que le dedicas nada más nacer: un niño siempre viene a traer esperanza y luz a nuestro mundo.

    Y no se quedan atrás los versos que te dedicó Patricia a ti con todo su cariño e inocencia: no me extaña que te cayera la babilla...

    Un abrazo muy fuerte para todos, besos para la chiquitina y muchísimas felicidades!

    Lidia

    ResponderEliminar
  12. Querida Lidia: siempre tan atenta, tan cordial, tan generosa...

    A menudo te he dicho que tus comentarios son racionales, comedidos y certeros. ¿Qué voy a decirte en este caso? Que son cariñosos y dulces. Gracias por ponerte del lado de la sensibilidad, de la felicidad, de la babilla...

    Martina no te lo puede agradecer aún, pero te lo agradecemos nosotros en su nombre.

    Creo que has entendido muy bien el poema, y me refiero a la parte en la que habla del mundo.

    En cuanto al poema de Patricia, ya te puedes imaginar, lo conservo en el corazón como el mayor de los tesoros.

    Gracias, Lidieta. Te mando un fuerte abrazo

    ResponderEliminar