Buscar este blog

sábado, 11 de junio de 2016

Villajoyosa: el clima y otras noticias


Villajoyosa en Fiestas. Casas de colores


Villajoyosa: el clima y otras noticias

Vente a La Vila, muchacha, y el frío será un recuerdo en tu cabeza.
—No me digas. ¿Y solo porque lo afirmas tú, Mar i ano?
—No, porque La Vila tiene un clima benigno.
—Benigno, afanya´t, que nos vamos a la platja de la Vila.
—¿A quina?
—No, la quina no te la lleves que cogerás una cogorza monumental.
—Ya, y què més?
—Noviembre, diciembre, què més dona?
Dona, no... No em digues que es lo mismo enero que Julio.
—Julio no Verne hasta el verano.
—Hola, verano. ¿Vas a hacer el agost?
—No, a Agost iré cuando llegue Septiembre, ahora estoy haciendo
el tonto en Villajoyosa.
—El tonto se puede hacer en todas partes.
—Tal vez, pero yo las partes las tengo delicadas y el clima de
la Vila es curativo y conveniente, porque es benigno.
—Benigno, afanya´t, home
—¿A qué tanta prisa, Cari? Si el cielo pudo esperar a Warren
Beatty, ¿no va a esperarnos a nosotros Villajoyosa?
—No, porque se enfría el chocolate.
—Luego hace frío en La Vila.
—Bueno, digamos que un poquet, una miqueta.
Millor, el frío es excelente para tomar un chocolate a la taza.
—Claro.
—¿Claro? Yo lo quiero espeso.
—Claro, claro… Espeso.
—Después del Desembarc.
—Naturalmente, cariño, lo que tú digas.
—Y caliente, casi quemante, casi burbujeante.
—Sí, Buana, buanita, buaneta. No faltaba més.
—Y unos buenos xurros con azúcar, que Hungría es Hungría y
la diabetes también tiene lagunas en el orgasmo.
—En el organismo, Benigno.
—Benigno es el clímax, yo solo soy el que pone el anuncio.
—¿El anuncio? ¿Luego no es liebre y es gato y me la has dado
con guay?
—Con guay no, con Clavileño, que es un caballo que vuela.
—Yo prefiero el Valor, que vuela más alto y más lejos. Y sale
por la tele y no es de palo…
—¿Y si lo dejamos en tabletas?
—Eso, pelillos a la mar y cuerpos a la playa. Benigno es el climax
y el agua es sencillamente acariciadora.
—¿Dora o Mora?
—Mora y cristiana. Con esa dualidad. Con ese espíritu. Con
esa ambivalencia.
—Valencia es otra cosa. Mejor la dejamos para otro día.
—Eso, que la grandeza del reino no tape finalmente las maravillas
de esta hermosa ciudad.
—Hermosa y cálida. La Vila es una delicia del tiempo y del espacio,
con doce kilómetros de costa y de chocolate y una buena diócesis
de hospitalidad.

Posdata
—Oye, que no has hablado del nardo.
—El nardo está de Luton in London desde el día en que desapareció el Mercantil, que estaba en el cantó de la esquina. Colón y Canalejas. Vaya par.
—Sí, a la absenta también se le rebajaron los humos. Y los grados.
Ahora solo tiene 45, todos del Serpis.
—Coño, si hasta el café ha perdido la gracia para contrarrestar
el spleen.
—Es cierto, es cierto… Fue morirse Jurado y hasta la hierba ha
perdido el Rocío.
—¿Y eso qué tiene que ver con Villajoyosa?
—Nada, nada, era para extender el abanico a los andaluces. En 
Andalucía hace un calor asfixiante y en Villajoyosa estamos tan
A gustito…

04-11-2010
Playa del Paraíso. Foto Patricia Estrada
Del libro Los territorios de la inocencia (2014)
Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

No hay comentarios:

Publicar un comentario