Buscar este blog

lunes, 10 de octubre de 2011

Amor y vida


Almendros en Relleu, Alicante. Al fondo el Puig Campana


Amor y vida

Apacentar la luz
en los inciensos del almendro
o en la mirra salobre que rezuma
el mar.

Mirar la lontananza como un
pacto de fe, un haz de lirios,
y ser con el paisaje la unidad,
no el centro.

Vivir, cortar la rosa, atar
el corazón a la querencia.

Y amar...
Amar con la espesura del dolor
que transfigura el barro,
lo afirma, lo bendice
y asume el compromiso
                             y los errores.

Y luego oscuridad y luego
aurora. Y luego repetirse
eternamente, amar, vivir...
Llenar el corazón de amor y vida.

Del libro "Desde la flor del almendro"

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

10 comentarios:

  1. Hola, Mariano:

    Excelente paisaje, me gusta; hermoso poema ya qué el almendro como el cerezo en flor son dos de mis árboles favoritos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Cristi: el almendro también es uno de mis dos árboles favoritos, el otro es el roble. Sin embargo, tengo que decir que a mí me gustan todos los árboles. Gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Mariano, una pregunta mandas por correo tus libros de poemas?.entrare de nuevo y ya me lo dirás, y precioso poema De Amor y Vida Un abrazo Chabela.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Chabela:
    Me alegra saber que te gusta el poema. Gracias. En cuanto a los libros, puedo mandarte algunos, de los que tengo ejemplares. Mándame un email y te informo. Este es el correo: maritos@telefonica.net
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Hay poemas cuyas palabras dejan a uno sin ellas.
    Aquí el color es buena compañía además.
    Pero sobran las palabras
    Casi todas
    Una, no
    ¿amor?

    ResponderEliminar
  6. Hola, Amado mío: tal vez sean dos las palabras: Amor y vida. Al menos en este poema. Yo creo que las palabras nunca están de más. Es cierto que a veces nos parece que sobran, pero también es verdad que otras nos parece que no llegan para explicar lo que queremos decir.
    Aristóteles dijo bien claro que en el término medio está la virtud.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Muy bello poema, Mariano. Cierto que sin "amor" la humanidad no es más que barro. Es lo opuesto al desorden y a las guerras. También es cierto que nadie es capaz de evitar el amor o que el amor se derrita como cera al fuego, pero mientras dura hace menos amarga la lucha por vivir. Así que cultivemos con esmero su jardín todos los que tenemos en él sembradas nuestras esperanzas e ilusiones.
    Un abrazo.
    Ascensión

    ResponderEliminar
  8. Estoy contigo, Ascensión: el amor es inevitable. Es verdad que muere muchas veces, pero también lo es que nace otras tantas. "El amor es una savia que se renueva y, mezclada en el barro, siempre habrá una gota que resista los embates de los tiempos secos".
    Como siempre, tu comentario es muy enjundioso. Gracias. Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Me ganaron lo que quería decir del poema... Es precioso!

    La palabra enjundioso es maravillosa!

    Te mandó un abrazo con enjundia poeta!

    ResponderEliminar
  10. Hola, Ángela:
    Pues a mí me gusta el adjetivo que, te lo ganaran o no, has utilizado para referirte al poema: "precioso".
    Tiene mucha enjundia.
    Te mando un fuerte abrazo desde el lugar en el que tiene su aposento la luz.

    ResponderEliminar