Buscar este blog

miércoles, 4 de abril de 2012

Desde la flor del almendro



Almendro y limonero, del jardín de casa. Villajoyosa. Foto M. Estrada


Visita en Facebook la página “Propósitos adversos”


Desde la flor del almendro

Te puedo dar la flor de mi patricia sangre
en cálices abiertos a la vida.
Pero sé que los posos son amargos,
que las penas emergen
de muy profundas lunas
y la savia discurre
hacia endocarpios últimos y viejos.

¿Lo ves, albor, perfume o pajarillo?
Atiéndeme y…responde:

¿Podemos eludir el desengaño
y la derrota,
guardarnos de la muerte en desahuciados troncos,
hidrópicas ráices, clorofilas
tal vez desalentadas, drupas hueras
y sépalos de varia hemiplejía?

¿Podremos recobrar la juventud
bajo este cortezón de dudas,
cantar desde el ahora
(hermoso aún y ya reminiscente),
la prímula perenne de los pinos,
la espiga del espliego,
la tersura del valle
que se ofrece a la mar en letanías?

¿Podemos endulzar
el aguijón de los insectos,
regar la lontananza de apacible armiño,
polinizar los
tamujos, las aliagas, las cabuyas,
las glorias del laurel, la bendición
sobrevenida de la higuera,
los tréboles de azares tributarios,
las lenguas del dolor o de la ortiga?

¿Podemos ser el ampo de la ausente nieve,
el iris de la cal o del albero,
el vidrio más hiriente de una blanca vista?

¿Podremos ser el beso del amor,
alzar los aludeles de la savia y
brindar por la futura descendencia?

¿Podremos ser retoños impelentes,
renovados almíbares
o néctares profusos,
serenos argumentos de belleza,
pasionales estambres,
espléndidas corolas
aromáticas flores sobre
ramas de dulce horcajadura?

¿Podremos ser, en fin, la propia estima,
la huella de la luz, las trochas
del mar o el litoral que anega?

Un patio litoral

...¡Oh!, sombras, espirales, dudas.
Si todo mi dolor se vuelve gozo,
¿por qué teñir la luz de almendra amarga
o ahogarse en la acidez de un limonero?

Del libro “Desde la flor del almendro”

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

4 comentarios:

  1. Te puedo dar la flor de mi patricia sangre.......Ayyyy ( se me erizo la piel , lo que es igual a se me enchino la piel con sus respectivos acentos) porque patricia es tu hija verdad Mariano?

    ResponderEliminar
  2. Cierto, Sillercita, Patricia es mi hija...y Patricios eran los descendientes de los primeros senadores romanos y el patriciado era una dignidad más antigua que la nobleza y San Patricio es el patrono de Irlanda... Pero no fue por nada de eso por lo que se me enchinó la piel, sino por deshojar una margarita debajo de un almendro florecido...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaba por allá tan lejos, qué también lejos estuve de entender esta poesía.

      Ahora? ya con su concepto claro, se me enchina la piel en cada estrofa, Bellísima poesía, inspirada por el almendro!!!

      Y la margarita? Obvia la respuesta!

      Un abrazo con miel de almendro!

      Eliminar
  3. No solo inspirado en el almendro, sino escrito desde su flor... Un abrazo

    ResponderEliminar