Buscar este blog

sábado, 28 de abril de 2012

Mi corazón



Aldaba puerta calle en la casa de Muelas de los Caballeros. Foto M. Estrada


Visita en Facebook la página “Propósitos adversos”


Mi corazón

Mi corazón está atado
al aldabón de la puerta;
paciente como una mula,
callado como una piedra

¿A quién espera?

A nadie.
Tan sólo sueña.

Los fríos no lo entumecen,
los vientos no lo cimbrean.
Está montado en sus años
y no le duelen las piernas.

¿De qué se nutre?

Del aire.
De la más pura inclemencia.
De los templados calores
de la inocencia.

Mi corazón es el sueño
de una verdad de las buenas:
la juventud sin dinero,
la cuna, la adolescencia,
el hombre con la palabra
y no tan sólo la lengua.

Por eso tengo amarrado
mi corazón a la puerta.
Aquí viví con los hombres
una verdad sin caretas.

¿Y qué hay más cierto que el sueño
de una verdad que es eterna?

Del libro “Trozos de cazuela compartida”

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

8 comentarios:

  1. Y ¿qué decir de este poema tan bello? Tan sentido de vivencias?
    Por eso eres hombre sin caretas por tú niñez, por tus sueños!!!

    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Hola, Sillercita:
    Sí, yo también creo que somos un poco lo que fuimos de niños.
    Gracias por tu opinión sobre el poema.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Bellísimo Mariano, un abrazo. tienes una forma de escribir tan transparente que se hace imposible no sentir.

    ResponderEliminar
  4. Quizás hoy me duela más que otros dias.
    Fantástico.
    Gracias por el hombre con la palabra, y no tan sólo la lengua....

    ResponderEliminar
  5. Hola, Marganuel:
    Tal vez sea porque el poema está escrito con el sentimiento. Gracias y un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Hola, Bandolera:
    Como bien sabemos tú y yo, el corazón tiene sus ritmos, sus días, sus zozobras y sus vaivenes. Lo importante es que, al final de sus múltiples ajetreos, florezca en su cara una sonrisa.
    Te mando un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  7. Poeta, yo siento qué "somos un mucho de lo qué fuimos de niños"... Es más estoy convencida de eso!
    ¿Sabes? ya me lo había cuestionado antes!

    Qué estés soñando con el mar y sus ronquidos! y qué te despiertes con muchos abrazos!

    ResponderEliminar
  8. Me alegra esa coincidencia, Sillercita., que no será la única.
    Gracias por tus buenos deseos
    Un abrazo de media mañana

    ResponderEliminar