Buscar este blog

domingo, 1 de julio de 2012

Un día cualquiera



Foto tomada de internet sin ánimo de lucro


Visita en Facebook la página “Propósitos adversos”


Un día cualquiera
Poe-canción

Era un día cualquiera
en la vida de un hombre como yo
que ha visto siempre en el amor
una quimera.

Era un día de tantos,
sin sonrisas ni llantos,
sin ninguna ilusión que mereciera
arrojar el reloj por la escalera.

Pero llegaste tú, mujer,
y todo pudo ser,
porque lo hiciste de manera
que en mi piel se encendió la primavera.

Primero un burbujeo, unas cosquillas,
después me flaquearon las rodillas
y ya, sin remisión, la vida entera
se me fue por tus ojos a la hoguera.

Esta hoguera de amor, en la que quiero
confesarme creyente, ser brasero
y gastarme hasta el fin, como la cera.

Era un día de tantos,
sin hechizos ni encantos.
Era un día cualquiera.

La noche, sin embargo,
fue una lluvia de estrellas.

Te amo, amor, te amo
 –me gritaste- Y la luna era llena.

De la serie “Poecanciones”

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios


4 comentarios:

  1. .
    Muy linda :)

    Un abrazoTe de las 5 PM

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Mariángel, una hora más tarde

    ResponderEliminar
  3. Que Bello poema, a la hora que llegue el amor es bien venido y si te sientes renovado,es mucho mejor.
    Diana León

    ResponderEliminar
  4. Cierto, Diana Lucía: te mando un abrazo

    ResponderEliminar